Printfriendly

Torrijas de vino y miel



No hay semana santa sin torrijas y no hay torrijas sin su vino y su miel. Aunque hemos de decir que también hacemos otra versión de azúcar y leche que no están nada mal, podéis verlas en este enlace

El "ritual de la torrija", por llamarlo de alguna forma, se vienen haciendo año tras año en las casas españolas. ¿Hay un dulce más tradicional que éste? Es posible, pero las torrijas además de ser tradicionales son cotidianamente conocidas por todos, los que las adoran y los que ni las prueban.


INGREDIENTES (24 torrijas):

- 24 rebanadas de pan o panecillos de torrijas

- 500 ml de vino blanco
- 250 ml de agua
- 4 cucharadas de azúcar
- 2 huevos de campo
- canela molida
- aceite de oliva virgen extra
- miel


ELABORACIÓN:


Para comenzar, mezclaremos en un recipiente amplio el vino, el agua, el azúcar y la canela molida. Con esta mezcla empaparemos los panecillos. Cuantos más los mojemos más jugosas quedarán, aunque hay que tener cuidado por que se dificulta su manipulación.



Nosotros las hemos ido haciendo de cuatro en cuatro para que no se nos acumulen las torrijas en esta mezcla que hemos elaborado. Así podemos controlar perfectamente cada paso.



Cuando estén bien jugosas las pasaremos por el huevo batido y a continuación las freiremos en abundante aceite de oliva virgen extra.



El aceite es un ingrediente muy importante en esta receta. Debe ser un buen aceite y siempre tiene que estar limpio. En nuestro caso, cuando llevábamos la mitad de las torrijas hechas, tuvimos que cambiar el aceite ya que el poco que quedaba se había oscurecido por la canela.


Una vez que estén doradas, las sacaremos del aceite y las pondremos sobre papel absorvente de cocina para eliminar en la medida de lo posible todo el aceite sobrante.



Antes de pasarlas por miel, deberemos esperar que se enfríen un poco y así se pongan más tersas.

Transcurrido ese tiempo, pondremos en un cazo amplio la miel con un chorrito de vino para que esté un poco más líquida. 




Pondremos el cazo a fuego lento y cuando veamos que la miel está suave y manejable, iremos sumergiendo las torrijas. Cuanto más tiempo las dejemos,  más jugosas estarán. Nosotros las hemos dejado como un minuto aproximadamente evitando en todo momento que la miel empiece a hervir.



Una receta tan tradicional como exquisita y rica.Así que...¡¡No dejéis de probarlas!!



Quien comparte su comida, no pasa solo la vida

4 comentarios

  1. Que ricas se ven, me encantan estas torrijas!!! Feliz semana Santa!

    ResponderEliminar
  2. uhmmmm Marga !!! que delicia
    yo también tengo torrijas en mi blog pero mas tradicionales aunque con hilos de miel
    te han quedado divinas...esto es un pecado para todos los sentidos
    e irresistibles al paladar
    un besazo y buen fin de semana e inicio a la Semana Santa

    ResponderEliminar
  3. que buenas están las torrijas.... yo las hago de otra forma, pero la próxima tandada de torrijas serán las tuyas porque tienen una pinta, hace poquito que tengo un blog pero ahora ya me veras mas veces por aquí, tienes una nueva seguidora.
    http://recetasdulcesweet.blogspot.com por si quieres pasarte a darle un vistazo.
    Muchos besosss

    ResponderEliminar

Gracias por dejarnos un comentario, tu opinión nos importa.


Síguenos en Instagram

© Azafranes y Canelas. Design by FCD.