Printfriendly

Muffins de arándanos




Hoy los culpables del pecado son los arándanos, esas bolitas azules tan escandalosamente tiznantes. Son pura energía transformada en color. 



De esta sencilla receta resultan unos muffins de masa muy dulce y ligera. El arándano se deshace en el horno y lo impregna todo. Sin duda, no tienen desperdicio. Te animo efusivamente a que lo intentes en casa ;)



INGREDIENTES (para 6 muffins o 12 mini-muffins):


- 125 gr de mantequilla
- 100 gr de azúcar
- 1 huevo de corral batido
- 2 cucharadas de leche
- 1 cucharadita de levadura
- 100 gr de harina
- 75 gr de arándanos


ELABORACIÓN:


Aunque existen muchas recetas diferentes para muffins, esta es una de las que más nos gustan por su suavidad y por lo esponjosa que queda.


Vamos a comenzar nuestra recetas de muffins de arándanos poniendo en un recipiente amplio la mantequilla y el azúcar. Lo batiremos todo hasta conseguir una mezcla ligera y esponjosa. Este paso es muy importante para que queden ligeros.

Aconsejamos batir con un varilla eléctrica, así la mezcla incorporará más fácilmente aire en su interior y nos quedará más esponjoso de una forma más sencilla y rápida.


A continuación incorporaremos poco a poco el huevo batido y la leche, no pararemos de batir con las varillas para que se nos vaya mezclando todo bien consiguiendo una masa homogénea.





Una vez que el huevo y la leche se hayan integrado perfectamente, añadiremos la harina y la levadura tamizadas. Seguiremos batiendo hasta que se nos forme la masa final de nuestros exquisitos muffins.


Para finalizar, añadiremos los arándanos y los integraremos en la masa con ayuda de una espátula realizando movimientos envolventes. 



Pondremos los papelitos de los muffins en un molde para evitar que se nos deformen durante el horneado y los llenaremos hasta arriba ya que al poner tantos arándanos no vamos a dejar subir bien la masa. 

Los llevaremos al horno precalentado a 180ºC y los mantendremos allí entre 15 y 20 minutos aproximadamente, dependerá de la potencia del horno.






Cuando veamos que los muffins han adquirido un color dorado, los pondremos sacar del horno, los pondremos sobre una rejilla para que se enfríen más fácilmente por todos los lados por igual, y ya podremos disfrutar de estos exquisitos y delicados pastelitos. ¡¡¡Así que...no dejéis de probarlos!!!


Quien comparte su comida, no pasa solo la vida







2 comentarios

  1. Que buena pinta tiene!!! te sigo.. me ha gustado tu blog
    http://lasgangasdeunberubyano.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Tienen una pinta deliciosa, deben de estar de muerte.

    ResponderEliminar

Gracias por dejarnos un comentario, tu opinión nos importa.


Síguenos en Instagram

© Azafranes y Canelas. Design by FCD.