Printfriendly

Codornices rellenas de foie en salsa de piña




La codorniz es un ave pequeña y de cuerpo rechoncho, aunque ello no impide que sean ágiles y rápidas en sus movimientos. Hoy día se pueden conseguir frescas todo el año gracias a las granjas de cría. Para el consumo de ejemplares salvajes habría que esperar a meses de otoño donde se levanta la veda de caza.

Posee una  carne muy delicada, suave y tierna en la que el punto de cocción diferenciará un buen plato de codorniz de un plato mediocre de algo con forma de ave. En esta receta nos hemos asegurado el punto de cocción envolviéndolas en bacon y añadiendo un punto jugoso como es el foie. Veamos que tal nos fué:

INGREDIENTES (para 4 personas):

- 4 codornices
- hígado de pato fresco
- 8 lonchas de bacon
- 1/2 cebolla
- 2 dientes de ajo
- 100 ml de coñac
- 4 rodajas de piña
- aceite de oliva virgen extra
- sal

ELABORACIÓN:


Comenzaremos deshuesando las codornices. Para ello, primero las cortaremos por la mitad longitudinalmente así nos será más fácil extraer todo los huesos. Le quitaremos la carcasa y los huesos del sobremuslo, tan solo dejaremos el hueso largo final del muslo tal como podéis ver en la imagen. Una vez deshuesadas las reservaremos. A continuación prepararemos la salsa de piña.




Cortaremos finamente la cebolla y los dientes de ajo y los refreiremos en una olla amplia con aceite de oliva virgen y una pizca de sal. Una vez que la cebolla comience a dorarse, le añadiremos los huesos de las codornices. Seguiremos refriéndolo todo junto para que los huesos aporten todo su sabor. Cuando estén bien doraditos, añadimos el coñac y los flambeamos.  Esta operación tan solo consiste en acercar con cuidado una llama a la olla mientras se está evaporando el alcohol del coñac, estas llamas (controladas) aportarán un sabor característico al plato. 

Cuando estén bien dorados y hayan comenzado a caramelizarse le añadiremos la piña cortada en trozos y continuaremos el proceso de cocinado. Finalmente añadiremos medio vaso de agua y dejaremos la olla a fuego bajo para que la cocción se desarrolle de forma suave. Una vez reducida la salsa, retiraremos los huesos de las codornices y colaremos o trituraremos la salsa, como más nos guste la textura.




Mientras la salsa se cocina, procederemos con el relleno de las codornices. Para ello extenderemos sobre una superficie plana las medias codornices, les pondremos en el centro un tozo no demasiado grande de foie y las enrollaremos sobre sí mismas. 

Finalmente envolveremos todo el conjunto con una loncha de bacon de forma que queden como podeis apreciar en la imagen.



Colocaremos las codornices rellenas en una bandeja de horno de forma que queden bien juntas para que se sostengan entre ellas durante el horneado.

Introduciremos la bandeja en el horno precalentado a 180º durante unos 20 minutos aproximadamente.  


Una vez transcurrido este tiempo, las sacaremos del horno y las presentaremos junto con la salsa de piña que habíamos preparado con anterioridad. La combinación de las codornices con el foie es totalmente recomendable, y el toque ahumado del bacon hacen que este plato sea realmente apetecible...por supuesto sin olvidar el toque ácido de la salsa de piña, la cual limpia el paladar para poder seguir comiendo foie! Así que ...¡¡No dejéis de probarlo!!



Quien comparte su comida, no pasa solo la vida



7 comentarios

  1. Madre mía! Como tiene que estar este plato! Un besooo

    ResponderEliminar
  2. Una receta 10...deliciosa. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  3. Se ve una presentación exquisita.
    Bss

    ResponderEliminar
  4. No he probado nunca las codornices, pero viendo esta entrada me entran unas ganas...

    ResponderEliminar
  5. No he hecho nunca codornices. A veces, he pensado en hacerlas, pero mira... La verdad es que vuestro plato es exquisito, muy elegante y sofisticado. Me encanta!! Si me decido con las codornices, probaré con vuestra receta.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Me parece muy interesante la combinación de sabores. Yo soy muy fan de las codornices, en general de las aves, pero muy vago para deshuesar... así que para mí suele ser comida de restaurantes y no de la que hago, pero te aseguro que si en una carta lego un plato así lo pido seguro.
    PD: yo he renunciado al flambeado, un susto y un flequillo menos tienen la culpa, ¡adoro mi flequillo!

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por dejarnos un comentario!!

Nos hace mucha ilusión ver tu versión de esta receta, queremos ver el resultado.
Si te animas, cuéntanos si te ha gustado y envíanos una foto a azafranesycanelas@gmail.com.

¡Veras publicada la foto de tu plato!

Síguenos en Instagram

© Azafranes y Canelas. Design by FCD.