Printfriendly

Bacalao confitado con espinacas, piñones y crema de idiazabal


¿A quien no se le ha escapado alguna vez un:  bacalado?
Todos hemos sido victimas alguna vez de la ultracorrección liguistica en un afán de parecer cultos y bien hablados, modificando palabras que creemos incorrectas y creando nuevas formas con errores garrafales.

Bacalado vs Bacalao o incluso Bilbado vs Bilbao


Existen otras que pasan más desapercibidas y que no estamos tan acostumbrados a detectar en el mismo momento en el que la decimos. Ya que ese Bacalado siempre va acompañado de un atropellado Bacalao y una leve risilla nerviosa.

Sin entrar en detalles de ultracorrecciones, nosotros nos quedamos con este bacalado que hemos confitado y acompañado de una guarnición bien sabrosa.


INGREDIENTES (para 4 personas):

- 4 trozos de lomo de bacalao desalado
- 100 gr de queso Idiazabal
- 100 gr de nata
- 6 ciruelas pasas
- 2 guindillas secas
- 20 gr de piñones
- 400 gr de espinacas frescas
- aceite de oliva virgen extra
- sal

ELABORACIÓN:


Para llevar a cabo esta receta tendremos que prever su elaboración con algún tiempo ya que deberemos desalar el bacalao. Podríamos hacerlo con bacalao fresco, pero nosotros os recomendamos que utilicéis bacalao desalado para confitar. Es mucho más consistente y el resultado es mucho mejor. Hablamos desde la experiencia ya que en distintas ocasiones lo hemos hecho de las dos formas.

Para desalarlo, os recomendamos mantenerlo en agua durante 48 horas realizandole un total de 12 cambios de agua. Al principio deben ser más frecuentes ya que la concentración en sal será mayor. No olvidéis eliminar toda la sal inicial que tenga el bacalao antes de comenzar con el proceso de desalado.

Todo esto dependerá mucho del tamaño del bacalao, así que toma estas indicaciones como algo orientativo, ve probando el pescado a medida que avanzas en el proceso.

Escaldaremos las espinacas frescas en una olla con la tapadera puesta y un poco de agua en el fondo de la misma. La pondremos a fuego medio y veremos que cuando empiece a calentarse el agua, las espinacas comenzaran a perder volumen. Las escurriremos y las reservaremos.

A continuación, saltearemos en una sartén los piñones y las ciruelas picadas en un poco de aceite de oliva. Seguidamente añadiremos las espinacas y una pizca de sal. Saltearemos todo junto y reservaremos.


Para hacer la salsa de queso Idiazabal tan solo tendremos que poner la nata en un cazo al fuego y añadir el queso cortado en trozos para que se disuelva fácilmente, removeremos constantemente hasta que se haga una crema homogénea. Reservaremos. 


El siguiente paso será confitar el bacalao. Para ello lo secaremos bien y lo introduciremos en un cazo pequeño con abundante aceite de oliva y la guindilla seca. Lo pondremos a fuego suave y lo mantendremos a una temperatura constante de forma que no llegue a hervir durante unos 20 minutos. Trascurrido el tiempo de confitado, sacaremos el bacalao del aceite y lo pondremos en un plato a escurrir un poco el exceso.



Finalizaremos el plato presentando el bacalao sobre un fondo de las espinacas salteadas y un poco de crema de queso. Realmente una combinación muy especial para ocasiones también muy especiales. Así que..¡¡No dejéis de probarlo!!

Quien comparte su comida, no pasa solo la vida




11 comentarios

  1. Me encanta el bacalao, y ese cogote que has preparado esta que se sale de la pantalla, sois genio y figura chicos,para mi esta receta esta de 10 vamos que os haria la ola un mes seguido, por dios que belleza...Bess

    ResponderEliminar
  2. Como se ven esas lascas apunto de abrirse, ¡que buen punto le habéis dado!. Yo soy un enamorado del bacalao y me ha gustado mucho esta receta, si señor, ¡queda apuntada!.
    Siempre que veo bacalao tan blanquito lo asocio a una receta portuguesa en la que simplemente lo confitan en nata, ¡como suena!, despacito y en nata, nada más. No verás un bacalao más blanco.
    PD, yo digo mucho exclavo Vs esclavo... aunque no sé que hago yo hablando de esclavos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no conociamos esa receta portuguesa, habrá que investigar

      Eliminar
  3. Vaya plato de restaurante!! Está de diez con esa presentación tan elegante. Y que rico tiene que estar ese bacalado ay perdón, bacalao :)

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Alucinante!! Esa lascas agrietándose, buff!! Me chifla el bacalao, siempre lo digo. Y te ha quedado perfecto. Me apunto la receta.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Una delicia de bacalao,combinación perfecta para mi gusto ;) y es que te dejaba el plato vacío, además de pensar en el Idiazábal ya tardo., jejeje, un beso!

    ResponderEliminar
  6. Tengo ganas de probar esta receta, pero tengo una duda con el confitado.... Pongo el bacalao con el aceite ta caliente? No se me freirá el bacalao?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que hayas elegido esta receta, que sepas que te vas a llevar una de las joyas de la corona jejeje.

      Lo primero decirte que debes elegir un buen lomo de balacao, en el mercado hay un puesto con unos lomos impresionantes. La chica te vende el trozo que tu quieras.

      Para confitar debes meter el bacalao desalado en el aceite en frío y deberás subirle la temperatura poco a poco, pero que nunca llegue a freir...cuando veas que empiezan a subir pompitas de aceite (muy pocas) deberás mantener esa temperatura. Un confitado es un proceso donde cocinas a baja temperatura, no dejes de vigilarlo ya que es posible que aumente la temperatura del aceite y comience a freir, debes ir tanteando todo el rato el calor que le aportes al aceite.

      Te recomiendo utilizar una olla pequeña y alta, de esta forma podrás sumergir todo el pescado utilizando la cantidad justa de aceite (por supuesto debe ser oliva virgen extra)

      Ya me cuentas!! Si tienes más dudas me preguntas, y ademas...quiero fotooooo!!
      Abrazos!

      Eliminar
  7. Bueno, por fin puedo contar mi experiencia. Estuvimos hace poco en Lisboa y probamos un bacalao confitado con grelos y batatas que nos gustó mucho y tenía mucha similitud con éste por las fotos, así que nos animamos a hacer éste.
    Lo primero que me ha sorprendido es que es muy fácil de hacer, y se tarda muy poco. Pensé que el confitado me iba a resultar más difícil pero, como aconsejaste, el éxito está en controlar la temperatura del aceite. No tenía guindilla y la sustituí por cayena, que será parecido pero le aportó poco sabor. La próxima vez le echo más. Lo demás está tirado.
    La crema es deliciosa, aunque he de confesar que escuece un poco disolver en nata un queso de 22€ el kilo :-( Mi esposa que no le gusta ningún queso se lo perdió.
    Solo el bacalao dice poco (imagino que por la poca cayena), pero mezclado con el salteado y la crema resulta exquisito. El salteado aporta un contraste perfecto.
    Un plato para repetir sin duda y para quedar como un rey con los amigos, jeje.
    Saludos!
    P.D. Tengo fotos pero no sé si se pueden colgar.

    ResponderEliminar
  8. Que alegría me acaba de dar!Estamos muy felices de que hayáis disfrutado mucho tanto con la elaboración como de la degustación del plato. Es cierto que disolver ese quesazo en nata de un poco de dolor de bolsillo...pero es una buena excusa para comprarlo, utilizar un poquito en la receta y el resto comerlo con un buen vino. Nosotros es que somos muy ratones, nos encanta el queso.

    Las fotos claro que que las puedes subir! Utiliza la mejor forma, tienes todas las redes sociales en la parte baja del blog.

    Muchísimas gracias por volver a contar tu experiencia.

    ResponderEliminar

Gracias por dejarnos un comentario, tu opinión nos importa.


Síguenos en Instagram

© Azafranes y Canelas. Design by FCD.