Printfriendly

Tortillitas de Camarones



Estas diminutas gambitas son las protagonistas de la receta que hoy nos ocupa. Le digo diminutas gambitas para que nos entendamos, por que yo no llego a entender porque a todo marisco decápodo de abdomen alargado y cabeza prominente se le llama Camarón.


A ver...están las gambas, los langostinos, los gambones, carabineros, gambas rojas, quisquillas....y tambien los camarones. Todos son de forma parecida (forma de gamba) pero son muy diferente entre ellos.

Y es que no se por qué muchas veces veo que a todo marisco decápodo con abdomen alargado y cabeza prominente se le llama camarón. Aunque si es cierto que esto ocurre sobre todo en lugares lejanos a nuestras tierras. En Brasil, todo llevaba camaroes o frutos do mar. Recuerdo un guiso de verduras y mariscos con un caldo inolvidable que comimos en una taberna típica brasileña en la playa de Copacabana que se nos ha quedado clavada en la memoria. Ains que recuerdos!

Los camarones se suelen vender vivos ya que son animales tan pequeños que rápidamente entran en un proceso de descomposición cuando mueren. Por lo que siempre los encontrarás vivitos y coleando.  Ojo, no son inmaduros, es una especie que tiene este diminutos tamaño de forma natural, son ejemplares adultos los que suelen copar los mercados.



Al llegar a casa, tomé dos ejemplares fornidos y llenos de vida. Eran saltimbanquis en busca de algo de mar donde volver a navegar. Los puse sobre el cristal de la vitro y allí se quedaron inmóviles al principio. Pasados unos segundos se erguían en tono amenazante desplegando toda su fuerza y esplendor. Subían sus cabezas y alzaban las patas delanteras a modo de amenaza plantando cara al Smartphone que estaba a punto de cegarlos con el flash.

INGREDIENTES (para 12 tortillitas):

- 300 gr de camarones vivos (no cocidos)
- 100 gr de harina de trigo
- 50 gr de harina de garbanzos
- 400 ml de agua fría
- 2 dientes de ajo
- perejil
- aceite de oliva virgen extra
- sal


ELABORACIÓN:


Esta receta no entraña ninguna complicación, quizás el momento de la fritura sea el más delicado, pero para ese momento David os dará unos consejos claves para que el resultado sea óptimo.

Con respecto a la harina de garbanzos decir que es la responsable de que las toritillas de camarones salgan como salen, así de buenas y crujientes. Aquí en el Sur (bendito Sur) podemos encontrarla en cualquier tienda o supermercado. Supongo que ésto será extensible al resto del territorio español. No obstante, si tienes dificultades para encontrarla siempre puedes moler garbanzos secos y posteriormente tamizarlos, así obtendrás una harina fina de garbanzos..eso si...por tu cuenta y riesgo corren las cuchillas de la máquinas donde los vayas a moler.  Así que yo te recomiendo que si tienes interés en probarla y no la encuentras, te la pidas por Internet en algún portal especializado, así será más rápido, barato y seguro.


Mezclaremos ambas harinas y poco a poco le iremos añadiendo el agua fría hasta obtener una masa de consistencia lechosa pero con algo de cuerpo. La cantidad de agua que te indicamos tómala como orientativa, no sabemos cómo se van a comportar las diferentes harinas que podemos encontrar en el mercado. Así que te recomendamos que vayas poco a poco añadiendo agua hasta conseguir la textura que te comentamos. 

Seguidamente, añadiremos el ajo y el perejil muy picados, una pizca de sal y los camarones. Lo mezclaremos todo bien y rápidamente podremos el aceite a calentar en una sartén.



Para una fritura ligera y crujiente nada mejor que los consejos del mago de las cocciones, David os deja unos detalles a tener en cuenta:


- El aceite debe estar limpio, no intentemos utilizar el mismo aceite para muchas frituras. Sobre todo si utilizas aceite de oliva ya que se quema con facilidad. Después de utilizarlo, cuela el aceite restante para eliminar impurezas.

- En este caso, para hacer tortillitas tan solo vamos a necesitar un dedo de aceite en el fondo de la sartén, así nos aseguramos una torta plana y crujiente. En los demás casos es recomendable freír en abundante aceite.

- Si usas aceite de oliva, debes controlar con sumo cuidado la temperatura ya que pierde todas sus propiedades cuando se descompone por efecto de calor. Caliéntalo lentamente y nunca dejes que humee, eso significará que ha alcanzado su temperatura crítica y está empezando a romper su estructura molecular desnaturalizándose (este apunte es mio jeje)

- Fríe en el último momento antes de servir.

- Escurre el exceso de grasa tras la fritura en papel de cocina absorbente o en un colador amplio.

- Jamás de los jamases tapes un alimento frito, el vapor condensará en la tapa y mojará la fritura crujiente, se volverá correosa perdiendo todo el encanto.

- ¡Yo añado que te lo comas bien caliente si puedes soportar el calor en la boca!

Pues bien, una vez que el aceite esté caliente añade una cucharada de masa de forma que resulte una torta extendida en el fondo de la sartén, permanece atento al cambio de color de la tortilla y gírala rápidamente para que no se queme. Es cuestión de segundos. No intentes freír muchas a la vez, asegúrate que puedes controlar perfectamente las que se estén friendo para que no se chamusquen.

Una vez fritas, ponlas sobre papel absorbente de cocina para eliminar el exceso de grasa.



Como habéis visto es sencillo de hacer en casa, tan solo ten muy en cuenta los consejos a la hora de freírlas y disfruta del resultado. Nosotros hemos comido esta tortillitas de camarones en muchos lugares diferentes y con matices muy característicos de cada lugar, pero si tenemos que quedarnos con algunas nos decantamos por las que hemos comido en varias ocasiones en el restaurante Aponiente de Ángel León, en El Puerto de Santa María. 


Son sorprendentes, especiales y no se parecen a nada que hayas probado antes. Ligeras y crujientes, los camarones son los auténticos protagonistas, sin duda una maravilla que llevarse a la boca. 

Como ves no tiene nada que ver con las nuestras...jejeje...pero también están muy ricas, son algo más rústicas si me permitís la expresión, así que..¡¡No dejéis de probarlas!!


Quien comparte su comida, no pasa solo la vida



9 comentarios

  1. Se le llame como se le llamen, estas tortitas están de "muerte". Las he comido mucho en Andalucia cuando voy por ahí, y me encantan. Te han quedado de rechupete!!

    Feliz finde!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y que lo digas, si las pruebas es un no parar!!

      Eliminar
  2. Qué ricas, generan adicción y son como las pipas, empiezas y no acabas... Yo soy un poco rara y las prefiero no tan finas y crujientes, pero así (finas y crujientes) es como le gustan a todo el mundo y como se hacen en Cádiz. Sea como sea, están buenísimas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a mi sobretodo me gustan finas y crujientes, que se note el camarón

      Eliminar
  3. Ay que cosa más buena, y pensar que solo lo he comido una vez en mi vida, y me encantó! muchas gracias por comparirlo, beset!

    ResponderEliminar
  4. Tengo pendiente, de verdad de la buena, un viajecito por Cádiz y Huelva y ponerme hasta las patillas de estas tortillas, que, la verdad, no siempre son un placer, a mi me cuesta encontrar unas buenas, en Madrid, las hay muy buenas y, la mayoría, muuuuy malas. Por poner nombres, en Madrid recomiendo las del restaurante Surtopía (crónica pendiente de publicar).
    Muy buenos los consejos para freir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por aquí también las hay muy malas no te creas, aunque la mayoría están perfectas. Pues nada, cuando bajes avisa! ;)

      Eliminar
  5. Desde que estuve en Cádiz y las probé, me quedé con la boca abierta. Y todavía no las he hecho en casa. Qué horror! Me apunto tu receta que me encanta y te han quedado muy bonitas y seguro que riquísimas.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes como hacerlas! no las dejes pasar!

      Eliminar

¡¡Gracias por dejarnos un comentario!!

Nos hace mucha ilusión ver tu versión de esta receta, queremos ver el resultado.
Si te animas, cuéntanos si te ha gustado y envíanos una foto a azafranesycanelas@gmail.com.

¡Veras publicada la foto de tu plato!

Síguenos en Instagram

© Azafranes y Canelas. Design by FCD.