Printfriendly

Vieiras con provenzal de ajo





Una provenzal no es más que ajo, perejil y pan rallado. Si me apuras le podemos meter alguna otra hierba o algo de pimentón. Pero lo que no debe faltar es el pan que lo aglutine todo. Un simple filete de pescado blanco (triste, aburrido, solitario...de eso de la dieta) se convierte en la fiesta del siglo si le metes esta provenzal por encima y le das un golpe de gratinado en el horno. ¡No me digáis que no!  Aunque la dieta se va al traste por esos 4 gramos de pan rallado...que lo sepas, todo no se puede tener.

Nuestra provenzal es con toques rústicos pero muy agradecidos en boca, veamos:

INGREDIENTES (para 4 personas):

- 4 vieiras frescas
- 1 puerro
- 1/2 cebolla
- 1 cucharadita de salsa de pescado
- migas de pan
- 1 diente de ajo
- perejil
- aceite de oliva virgen extra
- sal

ELABORACIÓN:

Comenzaremos preparando la provenzal de ajo. Es cierto que en la mayoría de los casos os vais a encontrar la provenzal hecha con pan rallado (de bolsa). Nosotros hemos optado por hacerla con migas de pan salteándolas hasta que queden crujientes.  No nos interesaba obtener una masa pesada de pan con sabor a ajo. 

Como decíamos, comenzaremos con la provenzal y para ello cortaremos la miga de pan en trozos pequeñitos, ya sea con un rallador, a cuchillo o a mano. El objetivos es conseguir migas pequeñas para que se pongan crujientes.

En una sartén doraremos ligeramente el diente de ajo triturado y le añadiremos el pan. Removeremos constantemente hasta que se ponga crujiente y solo en el último momento le añadiremos el perejil picado para que no pierda ese verde tan intenso.



Seguidamente cortaremos el puerro y la cebolla en juliana y lo saltearemos en aceite de oliva. Cuando esté bien dorado añadiremos una cucharada de salsa de pescado como sustitutivo de la sal. De esta forma potenciaremos mucho el sabor de las vieiras.




Una vez realizados todos estos pasos previos ya podremos asar las vieiras. Como veis en la imagen, le hemos separado el coral para trabajar mejor con ellas. Recuerda que las vieiras deben quedar muy doradas por fuera y muy jugosas por dentro. No te pases de cocción, menos de un minuto por cada lado será suficiente. 




Para finalizar, pondremos en el fondo del plato una base de puerro y cebolla salteados. Encima pondremos la vieira completa y terminaremos todo con la provenzal de ajo por encima y un poco de sal. Resulta bastante agradable ir encontrando trozos crujientes de pan a medida que avanzamos con el plato. Curiosa combinación sin duda con el toque especial de la salsa de pescado. Así que...¡¡No dejéis de probarlo!!


Quien comparte su comida, no pasa solo la vida



3 comentarios

  1. Con que sencillez se consigue un plato de 10. Me ha gustado mucho la receta y me la apunto.

    ResponderEliminar
  2. No seáis malos!!!!! Un pelín de pan no da al traste con ninguna dieta!!!! Es verdad que no se debe abusar de los hidratos de carbono (ni, en general, de los hidratos con harina blanca -pan, pasta, arroz...- pero si son integrales la cosa cambia). Pero cada vez están saliendo más estudios serios que indican que lo que verdaderamente hay que evitar (y no ya por dieta, sino por salud) es el azúcar blanco (si no se puede pasar sin dulce, mejor usar azúcar de caña integral pero de la de verdad), las grasas chungas (viva el AOVE) y los E**** (me refiero a los conservantes-colorantes-guarreriantes de la comida procesada y precocinada). Una receta natural y casera como la que nos contáis es mucho más que recomendable; un poco de pan rallado por encima no es ningún inconveniente. Y como además tiene un pintón pues.... :)

    ResponderEliminar

Gracias por dejarnos un comentario, tu opinión nos importa.


Síguenos en Instagram

© Azafranes y Canelas. Design by FCD.