Alcachofas con jamón





Si tuviera que hacer una lista con las verduras que más me gustan la alcachofa estaría sin lugar a dudas en el top 5. Son fáciles de incluir en cualquier plato aunque no por ello son tan populares como se merecen. Creo que pasan algo desapercibidas en plena temporada y por supuesto fuera de ella que su precio casi se triplica. 

Las alcachofas con jamón, en mi tierra llamadas alcauciles, son un clásico de la cocina tradicional. Nosotros le hemos dado una vuelta a este plato inspirados en una idea del chef Francis Paniego. A ver que os parece.

INGREDIENTES (para 4 personas):

- 6 alcachofas
- jamón ibérico
- mayonesa con ajo
- 500 ml de fondo de jamón
- aceite de oliva virgen extra
- sal

ELABORACIÓN:


Comenzaremos cociendo ligeramente las alcachofas. Para ahorrar tiempo, nosotros las hemos cocido en una olla a presión cubiertas de agua con un poco de sal, unos 4 minutos aproximadamente será suficiente. No queremos cocerlas del todo ya que posteriormente deberemos manipularlas y realizar una segunda cocción diferente. Han de quedar bastante enterasComo veis las hemos cocido sin limpiar, de esta forma evitamos que se oscurezcan y podremos manipularlas más facilmente en el siguiente paso.

Una vez cocidas, las limpiaremos bien quitandoles todas las hojas exteriores para quedarnos con el corazón. No olvides dejar el tronco (el cabo, el rabito) ya que en la presentación del plato juega un papel fundamental.




Una vez sacados los corazones de las alcachofas, los partiremos por la mitad de forma longitudinal y lo doraremos ligeramente en una sartén con un poco de aceite de oliva. De esta forma se caramelizará y se potenciaran los sabores de la alcachofa.

Con antelación deberás preparar nuestro fondo de jamón, en este enlace puedes ver como lo hacemos. Es un caldo a base de jamón que le aporta todo el sabor, unas manitas de cerdo que potencia la melosidad y unos garbanzos y verduras que te sirven luego para cualquier otra elaboración.

Una vez realizados estos pasos previos podemos proceder con el montaje del plato. En el fondo le vamos a poner una mayonesa con ajo (potente de ajo) que aunque os parezca extraño va a quedar genial. Podéis ver la receta aqui.


Seguidamente pondremos las alcachofas apoyadas unas contra otras de forma que queden los cabitos hacia arriba. Añadiremos el caldo de jamón bien caliente en el fondo y finalmente unas láminas de jamón sobre las alcachofas. El vapor que suba del caldo derretirá la grasa del jamón quedando transparente e impregnando a las alcachofas de todo su aroma...sublime!




Un concepto de alcachofas con jamón muy clásico pero enfocado desde un punto de vista algo más sofisticado. El toque de la mayonesa de ajo queda genial, así que...¡¡No dejéis de probarlas!


Quien comparte su comida, no pasa solo la vida




6 comentarios:

  1. ¡Qué bueno!, es una receta perfecta de principio a fin!!! y no hay nada más que añadir. Bueno sí.
    plas,plas,plas...
    Qué ganas tengo de probar Echaurren o Tondeluna. Lo he intentado un par de veces cada uno y siempre se me ha fastidiado a última hora.
    PD: el otro día, en un restaurante de Madrid las probé confitadas y ahumadas... ¡necesito volver y pedirme 3 raciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias, la verdad es que esta buenisima. Y toque de la mayones con ajo el el toque perfecto. A mi es que me pilla bastante lejos y el simple hecho de ir ya me supone un gran esfuerzo, pero está en mi lista de pendientes seguro

      Eliminar
  2. Hola Narga !!!!
    que buena pinta
    y wue ricas deben de estar
    La presentacion de lujo
    me ha encantado
    un besazoooooooo !!!!!

    ResponderEliminar
  3. Qué vuelta de tuerca más chula le habéis dado a los clásicos alcauciles con jamón! Me gustavla idea :)

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por dejarnos un comentario!!

Nos hace mucha ilusión ver tu versión de esta receta, queremos ver el resultado.
Si te animas, cuéntanos si te ha gustado y envíanos una foto a azafranesycanelas@gmail.com.

¡Veras publicada la foto de tu plato!

Printfriendly

Síguenos la pista