Printfriendly

Babás al ron


Levar engancha y mucho.

Nosotros nos iniciamos en el mundo de las masas y los fermentos a través del pan casero. Se que va a sonar a tópico, pero es una gozada hacer pan en casa. Ya tenemos bastante dominado el proceso de amasado, aunque he de decir que amasamos con nuestras propias reglas y tiempos de reposo. No sabría como explicarlo...si os digo la masa te lo va pidiendo comprenderéis que esto es cuestión de practicar, fracasar, repetir y no decaer. (Teoría ensayo-error pura y dura)

Lo que si me ha quedado claro después de tantos domingos panarras es lo fácil hacer pan en casa, lo que es difícil es hacer buen pan.

En los libros o en la red podrás encontrar miles de consejos, trucos y técnicas muy útiles. Yo te aconsejo que las leas todas y te quedes con las que te ofrezcan mejores resultados. 

Próximamente os iremos mostrando nuestras recetas propias para hacer diferentes panes, mientras perfeccionamos los resultados hemos hecho una incursión en el levado de masas dulces. Estas molan un montón, son mantecosas y agradecidas. Ya hicimos nuestro primer roscón de reyes y salió genial, más tarde nos atrevimos con estos babás (una masa similar a la del conocido savarín)


INGREDIENTES (para 8 pasteles grandes):

*Para la masa inicial:

- 80 gr de harina de fuerza
- 15 gr de levadura fresca
- 50 gr de leche

*Para la masa principal:

- 225 gr de harina de fuerza
- 50 gr de mantequilla
- 3 huevos
- 20 gr de azúcar
- sal

*Para el sirope:

- 250 gr de azúcar
- 500 ml de agua
- 15 ml de ron
- ralladura de naranja y de limón

*Como acompañamiento:

- Unas frambuesas
- hojas de menta
- mermelada de albaricoque (o melocotón, o naranja...)


ELABORACIÓN:

Comenzaremos con la masa inicial o de arranque. Para ello calentaremos ligeramente la leche en el microondas y disolveremos en ella la levadura fresca. Una vez disuelta la mezclaremos con la harina y comenzaremos a amasar hasta que se hayan integrado bien los 3 ingredientes. Esta primera masa la dejaremos reposar 2 horas para que se active bien la levadura. La pondremos en un recipiente amplio con un poco de mantequilla para que no se pegue a las paredes, lo taparemos con film transparente de cocina y lo dejaremos reposar.




Transcurridas estas dos primeras horas del primer levado, vamos con la segunda masa y el siguiente periodo de enriquecimiento de la masa final.

En el recipiente de esta primera masa, la cual podemos considerar una masa de impulsión ya que nos va a enriquecer esta segunda masa que estamos apunto de hacer, vamos a ir añadiendo todos los ingredientes que hemos indicado al principio como masa principal.

Es muy importante añadirlos de uno en uno y en un orden  más o menos establecido. No queremos decir que si no sigues este orden no vas a conseguir un buen resultado, pero tenemos comprobado que añadiendo los ingredientes todos a la vez su integración se lleva a cabo de forma diferente y modifica ligeramente el resultado final.

Así pues, a esta primera masa que ya hemos levado le vamos a añadir la mitad de la  harina previamente tamizada (pasada por un colador por ejemplo) y un huevo. La harina tamizada se integra mejor y no suele formar grumos. Mezclaremos con ayuda de unas varillas eléctricas hasta que consigamos uniformidad en la mezcla.



Entonces añadiremos el resto de la harina y otro huevo. Seguiremos con las varillas eléctricas hasta que se integren. Finalmente incorporaremos la mantequilla, el último huevo, el azúcar y la sal

Obtendremos una masa uniforme y bastante hidratada, por ello recomendamos utilizar las varillas y no un amasado con las manos. A diferencia de otras masas, en este caso cuanto más trabajada mejor. La dejaremos reposar nuevamente durante 2 horas más.

Transcurrido este tiempo ya podemos poner la masa en los moldes para realizar el tercer periodo de enriquecimiento. ¡Vamos a por el tercer levado!



Untaremos los moldes con mantequilla, en este caso utilizamos una bandeja de magdalenas algo más profunda de lo normal y con una base recta. Las llenaremos casi al completo. Es importante que untemos con mantequilla hasta la parte exterior y que la masa va a volver a crecer y  rebosar al exterior.

Taparemos el molde con un papel film de cocina también pintado con mantequilla para que no se peguen cuando crezca y dejaremos levar durante 1 hora más (y ya llevamos 5 horas).

Como veis en la imagen superior en este tercer reposo crecen un montón y se vuelven esponjosos y aromáticos. El olor a mantequilla se apodera de la cocina.

Una vez finalizado todo este proceso meteremos el molde en el horno precalentado a 180ºC durante unos 18 minutos aproximadamente. Una vez hechos los dejaremos enfriar sobre una rejilla para que circule el aire por todas la superficie del pastelito. 



Mientras se enfrían los babás prepararemos el sirope de ron. Para ello echaremos todos los ingredientes en un cazo de pequeño diámetro y profundo. que el cazo sea de esta forma nos va a facilitar el "emborrachado" de los babás ya que los vamos a poder sumergir con facilidad sin que llegues a tocar el fondo. Lo dejaremos a fuego suave durante unos 20 minutos para que tome consistencia y se integren los sabores.

Varias notas respecto al sirope:

-Sobre el ron deciros que los 15 ml que os indicamos son totalmente orientativos, nosotros echamos bastantes más (como para tumbar a un aizkolari la verdad...se nos fué la mano). Puedes ir probando hasta ponerlo a vuestro gusto. Puedes usar ron blanco o envejecido, nosotros utilizamos el segundo.

-Los cítricos son una opción, también puedes utilizar vainilla o canela. Si utilizaras una vaina de vainilla te recomendaría que colaras el sirope para eliminar las semillas.

Una vez que terminado de hacerse el sirope de ron y que hayamos esperado a que su temperatura baje un poco, iremos sumergiendo los babás de forma que absorban bastante líquido. Cuando veamos que están bien jugosos los iremos sacando y volviendo a poner sobre la rejilla para que suelten el exceso de sirope.



Para finalizar los pintaremos con un poco de mermelada de tu sabor favorito diluida con un poco del sirope. Así tomarán un brillo bastante llamativo y será un aporte extra de sabor. Los acompañaremos con unas frutas ácidas como la frambuesa y unas refrescantes hojas de menta.

Os aseguro que el sabor a mantequilla es brutal. Quedamos gratamente sorprendido por el resultado. Aparentemente parece algo complicado por todo el engorroso proceso de levado que conlleva, pero si sigues al dedillo la receta el éxito está garantizado. Así que...¡¡No dejéis de probarlos!! 



Quien comparte su comida, no pasa solo la vida





12 comentarios

  1. Guauuuu y dos veces guauuu.
    Sabes que los borrachitos son mis pastelillos preferidos, me encantan y llevo tiempo buscando una receta para hacerlos en casa.
    Perfectos,me guardo la receta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. te confieso que los mios tambien, entre otros muchos la verdad. Pero los borrachitos me flipan

      Eliminar
  2. Te he conocido a través de «entre fogones». Me gusta mucho como escribes y las explicaciones para hacer las babas muy claras. Lo voy a intentar. Suerte y gracias.
    Mercedes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro, espero que te sirvan todas las indicaciones. Gracias a ti

      Eliminar
  3. He encontrado ahora mismo tu blog y tengo que decirte que es un espacio encantador, me ha entusiasmado todo, asi que para no perderme ninguna entrada me hago seguidora ahora mismo!!
    Te invito a dar una vuelta por mi rinconcito, espero que tambien te guste!!
    Un Saludo

    ResponderEliminar
  4. que gozada de receta, me la quedo¡¡¡ e intentare hacerlos y que me queden tan geniales como a ti.
    besos crisylaura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias chicas, seguro que te quedan mejores ;)

      Eliminar
  5. Los tengo visto por la red pero jamás los he probado, soy muy dulcera y todo se andará, a vosotros os han quedado maravillosos...Bess

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no pierdas la oportunidad esther. Quedan genial y el sabor a mantequilla es brutal

      Eliminar
  6. Wuauuu que delicia! Se me hace la boca agua espectacular yo me comía ahora mismo uno que bueno, ademas la masa se ummm de maravilla...
    Mil besos!!!

    ResponderEliminar
  7. Mooolan los champis borrachuzos y dulzones. Estoy deseando leer vuestras recetas panarras. Seguro que contáis cosas muy interesantes.

    ResponderEliminar

Gracias por dejarnos un comentario, tu opinión nos importa.


Síguenos en Instagram

© Azafranes y Canelas. Design by FCD.