Printfriendly

Espaguetis con camarones y ajo



Estáis en lo cierto, esta receta reúne todas las características para proclamarse receta de... "no se que comer a ver que me invento" del día.

Era un sábado cualquiera en el que la soledad conyugal me daba los buenos días. Para paliarla nada mejor que irse un rato al mercado y comprar algo fresco para la cena que se las prometía más agradable. Entre algún que otro pescado con destino aun incierto y algunas almejas de carril me agencié unos camarones. Así, cocidos rápidamente en agua y con unos granos de sal por encima podrían ser un buen picoteo previo a la cena.

Ya en casa con todo recogido me planteo la típica pregunta
 ¿Y que cómo yo ahora?

En estos casos la pasta resulta la opción más evidente ya que mientras se cuece aun tienes tiempo de pensar qué echarle por encima. Me apetecían espaguetis, ligeramente picantes y salteados en aceite; sin salsas lácteas, entomatadas  ni queso.

Ya tenía la pasta, las guindillas y el ajo...me faltaba la proteína. Vistazo rápido en despensa y nevera sin éxito. Sonido crepitante proveniente de una bolsa cuidadosamente puesta en un cuenco: Los Camarones. Adjudicado.


INGREDIENTES (para 4 personas):

- 300 gr de espaguetis
- 200 gr de camarones frescos
- 4 dientes de ajo
- 2 guindilla
- 1/2 pimiento rojo
- perejil fresco
- aceite de oliva virgen extra
- sal


ELABORACIÓN:

Lo de cocer los espaguetis tiene poco que contar, ya sabrás que con ponerlos a cocer en una olla amplia con agua hirviendo y sal es suficiente. Añadir la pasta cuando el agua esta burbujeando ayuda a que no se pegue entre sí, tenlo en cuenta. Y cuécelos el tiempo que te recomiende el fabricante. A mi me gustan cocidos lo justo, que aun conserven una textura firme.



Mientras se cuece la pasta suelo preparar los condimentos, así cuando tenga el refrito preparado paso la pasta directamente de la olla de cocción a la sartén y lo mezclo todo, un poco de agua tampoco le viene mal ya que ayuda a ligar una salsa con todos los jugos. No me gusta dejar enfriar la pasta ni que se seque triste y sola en un escurridor.

Lo dicho, mientras se cuecen los espaguetis pico finamente el ajo, el pimiento rojo y la guindilla. Es importante el toque rojo en este plato para añadir alegría visual al mismo.  Con el pimiento rojo ayudamos a la guindilla en su función cromática. Aunque si eres un intrépido del picante añade solo guindilla.

Una vez todo refrito con aceite de oliva y una pizca de sal, añadiremos los camarones. Saltearemos todo hasta que se frían bien estas diminutas gambitas.





Ya solo quedará añadir la pasta y saltearlo todo junto durante unos minutos. Para finalizar añadiremos un poco de perejil fresco picado por encima. Los camarones aportan una textura crujiente bastante diferente y poco común verla en un plato de pasta. A mi me gustaron mucho y me ayudaron a ser un poco más feliz ante la tristeza de comer sola. Así que...¡¡No dejéis de probarlos!!



Quien comparte su comida, no pasa solo la vida





2 comentarios

  1. Jajaja Marga, es que eres la reina de la cocina!! Mira que improvisar en un pli-plas un plato de esta categoría?? Te hago un monumento chica. Qué delicia de espaguetis!!

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Oye, que cosa más rica te preparas cuando estás solita, en mi caso suele ser "el dia del huevo frito". Esto es mucho más bonito, ¡dónde va a parar!
    Espaguetis y marisco con ajo, aceite y guindilla funciona sí o sí. Ahora bien, lo de los camarones encima le da carácter e indicación geográfica ;)

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por dejarnos un comentario!!

Nos hace mucha ilusión ver tu versión de esta receta, queremos ver el resultado.
Si te animas, cuéntanos si te ha gustado y envíanos una foto a azafranesycanelas@gmail.com.

¡Veras publicada la foto de tu plato!

Síguenos en Instagram

© Azafranes y Canelas. Design by FCD.