Gambones con guisantes y jugo de sus vainas




Ver guisantes frescos en el mercado y no llevártelos a casa debería estar penalizado por el código de las buenas prácticas del buen gastroblogger, en el caso de que existiera. Somos antojadizos y vamos por los mercados con ojos vivarachos ávidos de llevarnos  buenos ingredientes a casa. 

Los guisantes frescos además de ser una delicatessen debido a su sabor y su delicadeza, son fotogénicos. Son bonitos, hay que reconocerlo. Con ese verde intenso, esas vainas crujientes y por supuestos estos guisantes rechonchos y prietos. No pudimos resistirnos, la temporada acaba de comenzar y no lo dudamos ni un segundo. 



Antes de ponernos el delantal...¿Te hemos dicho que tenemos en marcha una encuesta para nuestros lectores? 


Queremos mejorar los contenidos y enfocarlos a vuestras necesidades. Te invitamos a que hagas la encuesta y nos des tu opinión. Lo harás de forma anónima, no invertirás ni 2 minutos y a nosotros nos harás muy felices. ¡Pincha aquí y opina!

INGREDIENTES (para 4 personas):

- 250 gr de guisantes frescos
- 2 dientes de ajo
- 2 puerros (solo la parte verde)
- 8 gambones 
- aceite de oliva virgen extra
- sal

ELABORACIÓN:

Cómo ves los ingredientes son muy pocos y el resultado es bastante vistoso. La técnica también es muy sencilla. Y es que a veces en lo simple se encuentran cosas maravillosas.

Comenzaremos desgranando los guisantes. Para ello presionaremos las vainas con cuidado por sus uniones laterales y veremos como se despegan sin ningún tipo de dificultad. Todo es un trabajo manual, no son necesarios cuchillos ni artilugios varios.

Una vez abierta la vaina, pasaremos el dedo gordo por ejemplo,( utiliza el que quieras) por dicha vaina y veremos cómo los guisantes se van desprendiendo fácilmente. Reserva por un lado los guisantes y por otro las vainas.


Continuaremos haciendo el jugo. Para ello enjuagaremos bien las vainas para eliminar cualquier resto de tierra y las dejaremos escurrir. Seguidamente, con la ayuda de un cuchillo, eliminaremos las puntas que suelen estar algo secas y estropeadas. Una vez limpias y saneadas córtalas en 2 ó 3 trozos.

En una olla amplia pondremos a refreír los ajos picados y la parte verde de los puerros, todo muy bien picado. Cuando comience a pocharse añadiremos las vainas de los guisantes que teníamos preparadas y lo saltearemos todo junto. Cuando las vainas se hayan sofrito un poco le añadiremos un vaso de agua hasta cubrir y dejaremos cocer todo a fuego suave durante unos 15 minutos aproximadamente.



Transcurrido este tiempo, pasaremos todo el guiso al vaso de la batidora y lo trituraremos hasta conseguir una pasta homogénea. Finalmente la colaremos através de un colador textil para quedarnos solo con el jugo de este guiso de vainas.




Una vez hecho ésto blanquearemos los guisantes. Para ello pondremos agua a hervir con una pizca de sal y cuando rompa el hervor introduciremos los guisantes. Los coceremos durante un par de minutos máximo. Solo queremos eliminar el amargor de esta leguminosa conservando su textura. Pasado este tiempo los sumergiremos en agua fría para cortar la cocción.



Finalmente ya solo nos queda trabajar con los gambones. Tan sencillo como pelarlos y asarlos a la plancha.  Una vez asados le pondremos un poco de sal por encima. En el plato presentaremos un fondo con el jugo y los guisantes blanqueados y encima los gambones marcados a la plancha.


Trucos y consejos:

- Siempre que compres vegetales frescos procura que estén tersos y brillantes. Deshecha aquellos que veas arrugados y con colores apagados.

- Cuando estés desgranando los guisantes puedes aprovechar aquellos más pequeños y "feos" utilizándolos para el jugo de las vainas. Será un aporte extra de sabor.

- Solo utilizaremos la parte verde de los puerros porque así aportamos más color al jugo. En un puré de patatas o vichyssoise  utilizaríamos la parte blanca. Es cuestión de no alterar el color natural que queramos obtener. Como decimos siempre, estos pequeños detalles marcan la diferencia. En este caso queremos resaltar el color verde.

- Te recomendamos colar el caldo en un colador textil porque de esta forma vas a obtener un jugo muy ligero y limpio de impurezas. Si no tienes este tipo de colador, una paño limpio puede hacer la misma función.


- Para hacer los gambones a la plancha, primero lo untamos con aceite en un plato y cuando la plancha esté bien caliente lo tiráis rápidamente, en un minuto estarán listos. Se hacen muy rápido, no los queremos pasados y secos. Pon en la plancha solo la cantidad justa que puedas controlar, si tienes que hacer 18 gambones es recomendable que lo hagas en dos tandas de 9. Tardarás un poco más pero el resultado será perfecto, y si tus invitados se desesperan te los llevas a la cocina y os tomáis la copa de vino allí ¡¡eso siempre funciona!! 




No olvides que si a pesar de nuestras indicaciones no hemos conseguido resolver tus dudas, puedes dejarnos un comentario y te la resolveremos sobre la marcha. 

Los guisantes tienen ese toque dulce característico y que casa a la perfección con el sabor potente y salado de los gambones a la plancha. Los guisantes quedan crujientes y con un sabor potente que pone la guinda al plato...Así que...!!No dejéis de probarlo!!



Quien comparte su comida, no pasa solo la vida






3 comentarios:

  1. Madre mia pedazo pintaza tiene esto, ahora que ya se ven buenos guisantes esto lo probaré, me encantan, lo malo es el precio al menos por aquí están caritos, que bien haceis las cosas, me guardo la receta chicos....Bess

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Esther! No son baratos, pero en realidad necesitas muy poca cantidad y las vainas pesan poquísimo. Por menos de 2 euros tienes los guisantes necesarios para esta receta.

      Eliminar
  2. Jo, recetón. Me encanta la parte de los consejos y consideraciones.
    Y sí, es verdad, debería estar penalizado no llevarse los guisantes fresquitos a casa en plena temporada

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por dejarnos un comentario!!

Nos hace mucha ilusión ver tu versión de esta receta, queremos ver el resultado.
Si te animas, cuéntanos si te ha gustado y envíanos una foto a azafranesycanelas@gmail.com.

¡Veras publicada la foto de tu plato!

Printfriendly

Síguenos la pista