Ceviche de langostinos [#Asaltablogs]




¿Quieres pertenecer a esta banda de ladrones?
¿Quieres ser Asaltablogs?

Ya podemos adelantarte que en la primera quincena de Junio se realizarán las nuevas incorporaciones. Muy atento si quieres formar parte del reto más divertido de toda la red.

¡¡Muy atentos y mucha suerte!!


Noveno asalto de la tercera temporada de #Asaltablogs.

Este mes le ha tocado al Restaurante Imaginario.  Este asalto ha sido diferente al de meses anteriores ya que le hemos tenido que robar a un profesional de la cocina. Iván un blogger con su propio restaurante ... o un chef con un blog. Sea como fuere, la decisión ha sido difícil ya que el listón estaba bastante alto.

Nos decantamos por este ceviche de langostinos. Encantados quedamos con el resultado. Veamos como nos quedó pero antes os dejamos un resumen de las dos temporadas anteriores:

Chipirones rellenos de migas con sobrasada del blog CuuKing!
Wraps de pollo y verduras del blog La cocina de Rebeca
Montadito de Calabacín y Chorizo ¡¡Asalto doble!!


INGREDIENTES (para 4 personas):

Para el ceviche:

- 8 langostinos frescos

- 1 cucharada de cebolla blanca picada
- 1 pizca de jengibre fresco picado
- zumo de 1 lima
- 1 cucharada de tomate picado
- cebolla morada
- hojas tiernas de cilantro
- sal

Para el salmorejo:

- 4 tomates de pera
- una pizca de ajo
- 1 rebanada de pan
- aceite de oliva virgen extra
- vinagre 
- sal

ELABORACIÓN:


Vamos a comenzar con el salmorejo. Tenemos pendiente una publicación concreta sobre esta sopa fría tan exquisita, seguramente la veréis muy pronto por aquí. Para esta receta hemos hecho un salmorejo más ligero que el que solemos hacer siempre ya que el protagonista es el ceviche.

La receta original lleva gazpacho, pero nosotros hemos preferido hacerlo con salmorejo. Cuestión de gustos. 

Cuando decimos que es un salmorejo más ligero es porque lleva muy poco pan (un mendrugo pequeño) y solo un pizca de ajo para no tapar los sabores del ceviche. 

Es muy sencillo vereis. Aunque normalmente lo hacemos en la batidora de vaso americano, en esta ocasión lo hemos hecho en la manual ya que era muy poca cantidad la que necesitábamos, solo la suficiente para cubrir la base del plato.

En cualquier caso ponemos en el fondo del baso batidor los tomates pelados, el trocito de ajo y una buena cantidad de aceite. Metemos la batidora hasta el fondo y empezamos a batir sin levantarla del fondo.  Veremos que poco a poco se va emulsionando el aceite con el tomate. No dista mucho del procedimiento de una mayonesa.


Veremos que se va ligando poco a poco. A continuación añadiremos el pan ligeramente humedecido. Seguiremos batiendo hasta que todo se mezcle bien. Finalmente añadiremos un poco de vinagre y el punto de sal. Lo reservaremos en frío.

Mientras el salmorejo reposa prepararemos el ceviche. Para ello comenzaremos pelando el tomate y cortándolo en cuadrados pequeños, todos del mismo tamaño. Utiliza solo la parte carnosa, no uses las semillas.

Picaremos también la cebolla blanca y el jengibre, ambos muy finos. Sacaremos unas tiras bonitas de cebolla morada y exprimiremos el zumo de la lima.





Con respecto a los langostinos deciros que para este tipo de elaboración es muy importante la frescura de los mismos. Nos lo vamos a comer crudos, sólo algo encurtidos por la lima, con lo cual la frescura marcará la diferencia. Los tendremos en frío antes de empezar a manipularlos.



Pelaremos los langostinos y le eliminaremos la tripa longitudinal ya que nos resultaría terrosa en boca.

Cortaremos trozos generosos. El langostino debe predominar en tamaño frente a los demás ingredientes. Finalmente lo mezclaremos todo y lo dejaremos macerar unos escasos minutos (los langostinos, la cebolla blanca y la morada, el jengibre, el zumo de lima, el tomate y una pizca de sal). La receta original recomienda 5 minutos, nosotros vimos que el langostino se estaba cociendo demasiado para nuestro gusto, así que tan solo lo tuvimos unos rápidos 2 minutos aproximadamente. El tiempo justo de emplatar el salmorejo en el fondo del plato.





Para presentarlo, cuela todo el ceviche para eliminar el líquido de maceración (la denominada leche de tigre) y presenta con unas hojas tiernas de cilantro.


Trucos y consejos:


- No eches mucho pan al salmorejo. Queremos que salga bien ligero y fluido. Para esta cantidad de tomate con un poco de pan del tamaño de un limón será suficiente. Elige un pan con mucha miga, evita las cortezas duras y tostadas. No te pases con el vinagre y el ajo, los sabores del ceviche deben ser los predominantes.

- Pelar el tomate puede llegar a ser un rollo. Sobretodo si utilizas la técnica el escaldado. Ya sabes...escaldas el tomate en agua hirviendo unos segundos y luego lo pasas a un baño de agua con hielo. ¡¡Toda la cacharreria a fregar te frena en seco!! 

Nosotros lo pelamos a cuchillo de forma muy sencilla. Apoyas el tomate en la tabla boca abajo (el nudo del tallo hacia abajo) y con ayuda de un cuchillo mediano bien afilado vamos cortando la piel desde el punto más alto del tomate hacia abajo, con movimientos cortos y de vaivén. Poco a poco iras pelando el tomate sacando tiras de piel. 

Como ya hemos dicho, utiliza sólo la parte carnosa. Una vez pelado corta rodajas de tomate y selecciona esta parte.

- Para eliminar la tripa de los langostinos. Siempre he visto (videos, TV o explicado en libros) que hay que abrir longitudinalmente el langostino y sacarla. Nosotros simplemente abrimos un poco en la parte cercana a la cabeza, sólo con tirar con cuidado nos sale la tripa completa. Al principio notarás una resistencia y el langostino se curvará (momento crítico) sigue tirando en el sentido que te pida el cuerpo del langostino y de repente se libera la tensión y la tripa. ¡Hurra!

No obstante, hay veces que se rompe....en tal caso tendrás que seguir abriéndolo hasta eliminarla entera.

- Pasa por un colador el zumo de lima, a no ser que te guste encontrar trocillos de lima que exploten en tu boca.

- El jengibre puedes tambien rallarlo, pero personalmente nos gusta encontrarnos con trozos de jengibre. Así aparecen sabores nuevos a medida que vas comiendo.

- Para el emplatado. En el fondo irá un poco de salmorejo. Remuévelo bien antes de ponerlo, con el reposo tiende a separarse el agua. Coloca de forma armoniosa el ceviche y termina con el cilantro.

- Y por ultimo y más importante: Sirve todo muy frío. Mantén todos los ingredientes en la nevera hasta el momento de montar el plato. 



Como decía Ivan en su receta, la combinación de un marinado ácido con gazpacho (o salmorejo) resulta algo extraña hasta que la pruebas. Es un plato donde todos los sabores aportan algo, una montaña rusa donde el plato va subiendo y bajando constantemente sin parar de sorprenderte. Sin duda...¡¡No dejéis de probarlo!!

Quien comparte su comida, no pasa solo la vida


25 comentarios:

  1. Marga que elegancia tienes siempre emplatando. Este plato me ha vuelto a conquistar.Me lo llevo!!

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Qué rico Marga!! Me encanta tu receta asaltada, la probaré seguro. Y las fotos son preciosas. Gran asalto!

    ResponderEliminar
  3. Dios mío, esto es un manjar de ángeles (como el anuncio del fildelfia)... Salmorejo y langostinos, cosa rica por necesidad. En cuanto haga calorcito a ver sí lo probamos, que a la costilla le encantan ambas cosas.
    Un recetón, Marga.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  4. Nos tenemos que declarar muy fans de esta receta, menudo genero y vaya pinta que tiene todo...enhorabuena!!

    ResponderEliminar
  5. Interesante combinación de sabores. Y el emplatado queda estupendo. Besos

    ResponderEliminar
  6. Este ceviche tiene que estar delicioso, sobre todo ahora que empiezan a apetecer platos más ligeritos. Y la presentación es preciosa.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Desde luego este plato tiene que estar bueno por narices!!! y que presentación..
    enhorabuena Marga!!
    besos.

    ResponderEliminar
  8. Un plato además de riquísimo con una presentación de lujo!! me ha encantado!! Bs.

    ResponderEliminar
  9. Tiene una pinta deliciosa (a pesar de que yo no pueda probarla por mi alergia al marisco) pero las fotos dicen que tiene que estar de 10 :D

    ResponderEliminar
  10. Un emplatado magnifico , pero en mi casa el ceviche no les va , con lo cual deisití de hacerlo

    ResponderEliminar
  11. ¡¡Espectacula ceviche!!! Que buen asalto ladrona madre...jajajaj todo un lujazo y que emplatado mas rico, se come solito...besitos jefa de asaltadores...jajajajaj

    ResponderEliminar
  12. Es una gran idea, a mi no me parece una combinación extraña, de hecho hay ceviches (colombianos, creo) que llevan tomate como base, pero vamos, que la combinación salmorejo-ceviche me parece muy acertada con sabores potentes en la línea ácida. Para hacer una receta perfecta solo os han faltado... ¡un par de chiles/guindillas!, ;)

    ResponderEliminar
  13. Sólo con ver la foto, que la vi hace horas, ya te apetece probarlo. No puedo imaginar el sabor, pero la combinación, me encanta. Besos

    ResponderEliminar
  14. Querida, una manera muy sutil de conversión, una receta de ceviche combinada con un rico salmorejo español y si cambias los langostinos por la espectaculares gambas de tú tierra, ya es para morirse.
    Rico no, lo siguiente.
    Bss.

    ResponderEliminar
  15. Wau un ceviche estupendo y sobre salmorejo se lleva la palma, una delicia!
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  16. Que buena pinta tiene. Tengo pendiente un ceviche, es algo que nunca he hecho ni probado. Buen asalto!

    ResponderEliminar
  17. Pufff que fotos! Claro que el merito se lo lleva el emplatado!
    Buen asalto!
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Me encanta el ceviche y además tu presentación es impecable! Enhorabuena! Beso y hasta el próximo asalto!!

    ResponderEliminar
  19. Hola Marga,
    Muy colorido y vitoso, seguro que está exquisito.
    Da gusto leerte, que bien lo explicas todo.
    Gran asalto, enhorabuena!
    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  20. Me encantan los ceviches. No lo escogí porque voy a publicar en brevísimo otro ceviche y me parecía un poco de saturación, pero con esa base de salmorejo me ha conquistado totalmente.

    ResponderEliminar
  21. ¡Qué rico! Nunca comí ceviche, pero desde luego tiene que estar rico rico por su pintaza. Por cierto estoy de concurso en mi blog hasta finales de mayo, anímate a participar que regalo muchos premios. Un besito,
    http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/2016/03/3-concurso-el-baul-de-las-delicias-con.html

    ResponderEliminar
  22. Me gusta muchísimo el ceviche y nunca lo he hecho, te lo puedes creer????? Te ha quedado genial!!!

    ResponderEliminar
  23. Siempre es un placer venir aquí a ver las interpretaciones de los asaltos. ¡¡Pero es que este mes te has salido del pellejo Marga!! Qué delicia!!
    Yo estoy con Cesar, son sabores que me parece que sí que casan perfectamente.

    ResponderEliminar
  24. Ey Marga, buena elección, un homenaje de langostinos siempre viene bien. La receta es interesante y mola cómo has descrito los trucos para que el plato quede óptimo, que a veces da penita que los langostinos queden destripados abiertos en canal!

    ResponderEliminar
  25. Te puedes creer que nunca he probado un ceviche? Tengo que ponerle solución ya, menuda pinta tiene.

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por dejarnos un comentario!!

Nos hace mucha ilusión ver tu versión de esta receta, queremos ver el resultado.
Si te animas, cuéntanos si te ha gustado y envíanos una foto a azafranesycanelas@gmail.com.

¡Veras publicada la foto de tu plato!

Printfriendly

Síguenos la pista