Printfriendly

Huevos de choco en su salsa


Lo mejor de vivir en la tierra que vivo es poder encontrar pequeñas joyas como esta. Los huevos de choco son ahora un manjar muy valorado en la gastronomía, pero hasta hace unos años los chocos se vendían con todos sus interiores. Es ilógico lo se. 

Es como si compras un lenguado y el pescadero te retira las huevas. O como si compras un pollo y el carnicero te quita una pechuga.

Lo dicho, los huevos de choco se venden por separado a un precio más elevado que los mismos chocos. Y como tampoco es que me cause mayor molestia, yo los compro porque me encantan. Mi puesto de chocos preferido del mercado me los guarda. Un telefonazo a primera hora de la mañana y a las dos de la tarde tengo una buena terrina de huevos de choco bien frescos fruto de la venta del día.




Normalmente se consumen a la plancha. Un buen asado, aceite de oliva por encima y unos granos de sal. Nada más hace falta para potenciar todo su sabor.

En estas ocasión hemos querido darle un cocción diferente cocinándolos en salsa. Una salsa sencilla con mucho ajo y un toque picante de guindilla.

INGREDIENTES (para 4 personas):

- 8 huevos de choco frescos
- 4 dientes de ajo
- 100 ml de vino blanco (D.O. Condado de Huelva por ejemplo)
- 2 guindillas (pequeñas tipo thai)
- perejil
- aceite de oliva virgen extra
- sal

ELABORACIÓN:

Comenzaremos picando los dientes de ajo y sofriéndolos en una ollita con aceite de oliva y las guindillas. Antes de que comience a tomar color el ajo añadiremos el vino y dejaremos que evapore al alcohol.



Una vez evaporado añadiremos los huevos de choco y dejaremos que se cocine todo junto durante unos 10 minutos aproximadamente. Podemos añadir un poco de agua para ayudar  a la cocción de los huevos y una pizca de sal.

El coral poco a poco irá espesando una salsa aportando un sabor fantástico a la salsa.Transcurrido dicho tiempo, añadiremos un poco de perejil fresco picado por encima y presentaremos bien caliente acompañado de mucho pan crujiente.



Trucos y consejos:

- Probablemente encontraras los huevos de chocos congelados, pero el resultado no va a ser el mismo ya que ese coral del choco solo se puede disfrutar si están frescos. De hecho, los congelados suelen venir sin él. 
No obstante esta receta se puede hacer con el producto congelado, a lo cual yo añadiría pimentón para suplir el color rojizo que aporta el coral. No lo hemos querido añadir aquí ya que cuanto menos aderezo se le añada a un producto fresco mejor. Ya sabéis que nuestra máxima es : menos es más.

- Cada choco tiene un par de huevos unidos por su parte central, te aconsejamos separalos con mucho cuidado y con la ayuda de un cuchillo afilado.

- No le hagas cocciones muy largas, respeta esos 10 minutos que te indicamos. Cuanto menos cocinados más sabrosos quedarán. También dependerá del tamaño de los chocos, estos podemos deciros que eran grandes y con 10 minutos fue suficiente.

- Añade poca sal. La casquería marina es de sabores potentes, no corras el riesgo de que te quede salado.


Muy poco más que añadir, los grandes productos te facilitan mucho la labor de un buen plato. Así que...¡¡No dejéis de probarlos!!




Quien comparte su comida, no pasa solo la vida




2 comentarios

  1. Nunca lo había visto así que, probado menos. Pinta muy rico con esa salsa!

    Besos

    ResponderEliminar
  2. que pinta tan buena tienen.. saludos y bonito dia

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por dejarnos un comentario!!

Nos hace mucha ilusión ver tu versión de esta receta, queremos ver el resultado.
Si te animas, cuéntanos si te ha gustado y envíanos una foto a azafranesycanelas@gmail.com.

¡Veras publicada la foto de tu plato!

Síguenos en Instagram

© Azafranes y Canelas. Design by FCD.