Printfriendly

Mejillones en escabeche con ajoblanco






Hemos tenido la inmensa suerte de recibir un magnifico lote de productos de USISA en casa, y como no podía ser de otra forma vamos a cocinar sus conservas.

De entre todos los productos recibidos en los que se encontraban boquerones, huevas de bacalao, melva o filetes de caballa; nos hemos decantado en primer lugar por los mejillones en escabeche. Veamos cómo terminaron:

INGREDIENTES (para 4 personas):

- 1 lata de mejillones en escabeche de USISA
- germinados de rábano picante

Para el ajoblanco:

- 150 gr de almendra cruda
- 50 gr de miga de pan
- 750 ml de agua fría
- 3 dientes de ajo
- 250 ml aceite de oliva virgen extra
- vinagre
- sal


ELABORACIÓN:

Cocinar con conservas está en alza. Y ya no digo la cocina convencional con los productos enlatados que todos conocemos. Hablamos del uso de la conserva desde un punto de vista culinario y con interés gastronómico. Huimos de las cenas rápidas con latas, hablamos de platos elaborados donde las conservas son las principales protagonistas.

Como os hemos comentado, nos abalanzamos sobre los mejillones. Ya os hemos dicho en alguna ocasión que somos muy mejilloneros. Donde se ponga un bocata de mejillones en escabeche que se quite todo lo demás.

No obstante, en esta ocasión tocaba vestirlos de gala e intentar realzarlos más si eso fuera posible. El ajoblanco podría ser una buena opción.


Pondremos las almendras junto con el ajo y la miga de pan en un vaso batidor y añadiremos 250 ml del agua fría. Lo batiremos todo a máxima potencia hasta que se unifiquen las texturas.


Seguidamente, añadiremos el resto del agua fría (500 ml), un buen chorretón de aceite de oliva, un poco de vinagre y la sal.

Volveremos a batir hasta que consigamos un ajoblanco untuoso y de textura suave. Rectificaremos de sal.

Una vez hecho lo conservaremos en frío. Los reservaremos hasta el momento justo de presentarlo.

Finalmente, ya solo quedará abrir la lata de mejillones y disponerlos en una plato con un papel absorbente de cocina. Queremos eliminar un poco del escabeche, pero no todo ya que la mezcla con el ajoblanco queda genial.



Terminaremos el plato añadiendo un poco de color y sabor con unos germinados de rábano picante


Trucos y consejos:

- Te recomendamos utilizar una batidora de vaso americano ya que es bastante más cómoda que la de brazo. Nosotros tenemos las dos y las usamos bastante. Una no sustituye a la otra, les damos diferentes usos ya que cada elaboración nos resulta más efectiva con alguna de ellas. 

- Intenta mantener el ajoblanco muy frío antes de presentarlo, siempre es más agradable consumirlo así.

Los mejillones también puedes darle un toque de frío en la nevera unos minutos antes de presentarlos. Así no reducirá la temperatura del ajoblanco.

- Con respecto a los germinados, éstos los hacemos en casa. Sólo tienes que comprar semillas de tu verdura preferida y ponerlas en un recipiente con algo de algodón. Mantenlo húmedo y en cuestión de varios días las semillas comenzarán a brotar. Ni que decir tiene que estos germinados tienen el mismo sabor que la verdura a la que pertenecen pero con el triple aporte nutritivo. 




Esas gotitas de escabeche coloreando el ajoblanco quedan genial dando un toque de sabor y presencia realmente llamativa. Ya solo nos queda recomendarte este plato en el que con poco trabajo obtendrás unos resultados sorprendentes. Así que...¡¡No dejéis de probarlos!!



Quien comparte su comida, no pasa solo la vida



2 comentarios

Gracias por dejarnos un comentario, tu opinión nos importa.


Síguenos en Instagram

© Azafranes y Canelas. Design by FCD.