Printfriendly

Risotto de setas y langostinos


Nos hemos atrevido con el risotto. Era un espina clavada que aun no nos habíamos sacado. Solemos lanzarnos a hacer casi cualquier cosa ya que no nos asustamos fácilmente, pero si es cierto que este tipo de elaboración nos generaba algunas dudas. 

La primera era sobre la mezcla de queso y arroz. No se, no nos terminaba de convencer y ante la duda siempre acabamos haciendo cualquier otra receta. Una vez que lo hemos probado tenemos que decir que la combinación es perfecta. En este caso también le hemos añadido un poco de mantequilla, no altera ni un ápice el sabor del risotto añadiendo una untuosidad perfecta, aunque es perfectamente prescindible.

La segunda duda era alcanzar el punto de cocción justo del arroz. Pero pensándolo bien esto siempre es un dilema que no se desvela hasta que no lo haces. Veamos entonces que tal nos fue.

INGREDIENTES (para 4 personas):

- 350 gr de arroz Carnaroli
- 6 champiñones frescos
- 1 puerro
- 1,5 litros de caldo de pollo
- 12 langostinos frescos
- 100 ml de vino blanco 
- queso parmesano
- mantequilla 

ELABORACIÓN:



Comenzaremos picando el puerro muy pequeño, sólo utilizaremos la parte blanca. Lo debemos picar muy pequeñitos de forma que no supere en tamaño al grano de arroz, de esta forma casi se deshace durante la cocción.

Una vez picado lo pondremos en una olla amplia con aceite de oliva y lo refreiremos a fuego suave. Debemos evitar que el puerro se dore en exceso, vamos a dejarlo transparente para conseguir lo que antes os comentábamos, que se deshaga durante la cocción de arroz.

Seguidamente añadiremos los champiñones cortados en láminas y continuaremos refriendo todo.



Una vez sofrito el puerro con el champiñón añadiremos el arroz, le daremos unas vueltas y a continuación le incorporaremos el vino blanco. Subiremos un poco de fuego y dejaremos que se evapore el alcohol. 


Una vez evaporado comenzaremos a mojar el risotto con el caldo de pollo. Es muy importante que dicho caldo lo tengamos caliente. Cuando digo caliente digo hirviendo, muy caliente. De esta forma no vamos a romper el hervor.

En el punto en el que nos encontramos tenemos:

- El arroz con el sofrito muy caliente en la olla. El vino se acaba de evaporar y la temperatura es elevada. 

- Junto a esta olla tenemos otra con el caldo de pollo hirviendo.

Comenzaremos a mojar el arroz con dos cazos de caldo vertidos de golpe. El arroz comenzará a bullir. Lo mantendremos a fuego medio. En este primer paso el arroz va a absorber un montón de sabor. Removeremos de forma constante, de esta forma facilitaremos la salida de almidón del arroz. 





Cuando veamos que el líquido se va evaporando volveremos a añadir más caldo. Seguiremos removiendo. Así hasta que el arroz alcance el punto deseado. Unos 16 minutos aproximadamente.(Añade un par de cazos cada vez que tengas que reponer caldo). Una vez hecho el arroz añade los langostinos, 2 enteros y pelados por persona y el resto picados en trozos, se cocinarán con el calor del arroz.




Finalmente, añade queso parmesano rallado y mezcla todo bien. Puedes añadir una nuez de mantequilla justo al final para aportar mas brillo y untuosidad al arroz.




Trucos y consejos:


- Elige unos champiñones frescos grandes y tersos, de esos blancos y bonitos. En esta receta no hemos utilizado los pies (los tallos), puedes reservarlos para otra elaboración. Por ejemplo salteados un poco de ajo están riquísimos. Limpia bien los "sombreros" con un paño húmedo para eliminar la tierra. Evita utilizar agua en exceso, el champiñón es muy poroso y tiende a absorber mucha agua, la soltará en la y acabará cocido en vez de salteado. 

- Si no encuentras arroz especial para risotto, puedes utilizar un arroz bomba. El resultado es parecido-

- Si quieres utilizar un caldo casero te dejamos en este enlace nuestra receta.

- Con respecto a los langostinos, pélalos y tenlos preparados para añadirlos al final de la receta. Puedes utilizar el contenido de las cabezas en el sofrito, potenciaras el sabor. 



Este plato es para servir y comer sobre la marcha ya que puede convertirse algo pesado si lo dejamos enfriar demasiado. Así que...¡¡No dejéis de probarlo!!



Quien comparte su comida, no pasa solo la vida


1 comentario

  1. Fíjate, me sorprende que no le diérais antes al risotto. A mi particularmente no me atrae demasiado porque se me hace pesado, pero si me gusta la forma de preparar el arroz añadiendo el caldo poco a poco y a demanda

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por dejarnos un comentario!!

Nos hace mucha ilusión ver tu versión de esta receta, queremos ver el resultado.
Si te animas, cuéntanos si te ha gustado y envíanos una foto a azafranesycanelas@gmail.com.

¡Veras publicada la foto de tu plato!

Síguenos en Instagram

© Azafranes y Canelas. Design by FCD.