Printfriendly

langostinos en su jugo con toque de guindilla.



Ya sabéis que cuando se avecina el fin de semana nos gusta compartir una receta sencilla y que sirva de aperitivo con el que amenizar las reuniones con amigos o familiares; o por qué no, para disfrutar nosotros solos con una copa de vino.

Partimos de un marisco fresco como son estos langostinos, lo demás son ingredientes sencillos que seguro tenemos en casa. Veamos como nos quedaron.

INGREDIENTES (para 4 personas):

- 16 langostinos frescos
- 4 dientes de ajo
- guindilla fresca
- pimentón dulce
- perejil
- aceite de oliva virgen extra
- sal

ELABORACIÓN:

Vamos a comenzar picando el ajo en trozos pequeños y poniéndolos en una olla amplia. Lo sofreiremos con aceite de oliva a fuego muy suave para que no se nos queme, le añadiremos también unos aros de guindilla fresca para darle un poco de chispa al plato. Una vez que se hayan sofrito un poco sin llegar a tomar color le añadiremos el pimentón dulce.

Removeremos bien y retiraremos la olla del fuego para que no se nos queme el pimientón.



Seguidamente y para terminar de cortar el cocinado del pimentón añadiremos los langostinos. Como se puede ver en la imagen los langostinos están pelados pero conservándoles la cabeza y la cola.

De esta forma quedan más vistosos y además conservamos toda la esencia de la cabeza, la cual sería un imperdonable desechar.



Taparemos la olla para que se cocinen con el vapor de la cocción manteniéndola a fuego suave para que tampoco se nos quemen los demás ingredientes.

El vapor generado en la olla hace que poco a poco los langostinos vayan soltando los jugos de las cabezas por lo que la salsa adquiere un sabor espectacular.



Trucos y consejos:

- El toque de picante se lo damos con la guindilla fresca, pero si nos dispones de ella o no es fácilmente accesible, puedes dar este toque picantón añadiendo unas gotas de salsa Tabasco; o incluso en vez de utilizar pimentón dulce puedes cambiarlo por pimentón picante.

La intensidad de picante la dejamos a vuestro gusto. Siempre teniendo en cuenta que subidito de picante está bien ... demasiado picante desmerece el producto principal no dejando apreciar lo matices del plato.

- Terminamos el plato añadiendo un poco de perejil fresco recién picado por encima,a si añadimos frescor al conjunto. Cilantro picado también le iría genial dándole un toque diferenciador y original a los langostinos.


Como siempre, poco más que añadir. Un plato sencillo veraniego y que os aconsejo comer con las manos. Así que...¡¡¡No dejéis de probarlo!!!


Quien comparte su comida, no pasa solo la vida




Publicar un comentario

Gracias por dejarnos un comentario, tu opinión nos importa.


Síguenos en Instagram

© Azafranes y Canelas. Design by FCD.