Printfriendly

Berdigones en salsa de puerros



Los Berdigones siempre son bienvenidos en esta cocina.
Berdigones o berberechos...tanto monta monta tanto. En Huelva se conocen como los primeros, quizás en el resto del universo son llamados Berberechos.

Los llames como los llames, estos peculiares bivalvos son una delicia. Su sabor es...algo asĂ­ como...¿Puro sabor a mar? Correcto

Puro sabor a Mar 🌊

Ya sabĂ©is lo amantes del mar que somos; nos apasionan los sabores marinos, el pescado fresco y todo lo relacionado con el Gran Azul.

Con lo cual, esta receta nos ha encantado porque es una forma diferente de comer esta plato más allá del tĂ­pico plato de berdigones al vapor.

INGREDIENTES (para 4 personas):

- 500 gr de berdigones
- 1 puerro (solo la parte blanca)
- vino blanco
- 1 hoja de laurel
- aceite de oliva virgen extra
- sal

ELABORACION:


Comenzaremos picando el puerro en juliana fina y sofriéndolo en una olla amplia con un poco de aceite de oliva y una hoja de laurel. Mantendremos la olla a fuego lento para que el puerro se cocine despacio y con tiempo. Añadiremos un poco de sal para ayudar en el desarrollo de sofrito.

Cuando el puerro comience a tomar color incorporaremos a la olla el vino blanco, subiremos el fuego y evaporaremos el alcohol.


Ya solo nos quedará añadir lo berdigones a la olla y taparla rápidamente. Mantendremos la olla a fuego medio hasta que veamos que los moluscos comienzan a abrirse. Unos 5 minutos aproximadamente será suficiente; no obstante el tiempo dependerá del tamaño de los berdigones y de la intensidad del fuego que utilices.


Trucos y consejos:

- Para obtener una salsa bien ligada y agradable al paladar, es mejor picar muy finamente el puerro. De esta forma se integrará perfectamente en la salsa resultando meloso y suave.


- Es muy importante evaporar bien el alcohol de vino. Para ello subiremos el fuego cuando lo añadamos a la olla. Veremos que empieza a subir mucho humo desde la olla, tendrá un fuero olor a alcohol que penetrará en nuestra nariz...iremos bajando progresivamente el fuego a medida que vayamos notando que dicho vino se ha reducido mucho en la olla y ya no apreciamos este olor punzante del vapor que salga de  la olla.

- Como hemos comentado, el tiempo que tarden los berdigones en abrirse dependerá de muchos factores, por lo que te aconsejamos que los vayas vigilando para ver cuando están todos abiertos procurando que o estén demasiado tiempo para que no se consuman.



Ya solo nos quedará presentarlos bien calientes y acompañados de unos buenos trozos de pan. Como resultado: el sabor de siempre con toques diferentes que realzan el resultado final. AsĂ­ que...¡¡No dejĂ©is de probarlos!!



Quien comparte su comida, no pasa solo la vida


2 comentarios

  1. Simplemente maravillosos. Nunca habĂ­a oĂ­do lo de berdigones, me lo apunto. Un besote

    ResponderEliminar

Gracias por dejarnos un comentario, tu opiniĂłn nos importa.


SĂ­guenos en Instagram

© Azafranes y Canelas. Design by FCD.