Printfriendly

magdalenas de limon y merengue


Hornear dulces me resulta reconfortante. Me reconcilia con el mundo en general. Hace que sea capaz de olvidar todo lo negativo que me rodea en el día a día y me centre en lo importante y en los míos.

Motivo suficiente por el que hornear una vez a la semana debería estar recetado por el médico de familia: 1 horneado a la semana y todo cambiará.

Siguiendo esta linea, hoy os traemos estas magdalenas de limón con un toque de merengue a modo de topping que además de divertida es riquísima. Veamos que tal nos fue:

INGREDIENTES:

Para las magdalenas:
- 80 gr de mantequilla
- 110 gr de azúcar
- 1 huevo
- 135 gr de harina
- 1 cucharadita de levadura en polvo
- 80 ml de leche
- 1 cucharadita de ralladura de limón

Para el merengue:
- 4 claras de huevo
- 300 gr de azúcar glas
- sal

ELABORACIÓN:

Comenzaremos batiendo el azúcar con la mantequilla hasta que consigamos una crema bien integrada. Seguidamente añadiremos el huevo y seguiremos batiendo. Podemos hacerlo tanto con unas varillas eléctricas como con la varilla manual. En esta ocasión hemos utilizado unas varillas eléctricas convencionales, el resultado ha sido muy bueno.


Una vez que el huevo, la mantequilla y el azúcar se hayan integrado perfectamente, añadiremos la harina y la levadura tamizadas. De esta forma quedará más suelta aportando mayor esponjosidad a la mezcla final.




Finalmente, poco a poco añadiremos la leche de forma que obtengamos una masa ligera y consistente a la vez. En este punto añadiremos la ralladura de un limón para potenciar el sabor.

Rellenamos los moldes elegidos  y los metemos en el horno precalentado a una temperatura de 180º durante unos 18 minutos aproximadamente.


Transcurrido dicho tiempo de horneado, los sacaremos y los dejaremos enfriar completamente antes de poner la decoración final.

El merengue es muy sencillo de elaborar, puedes ver pinchando aquí como lo hacemos nosotros. Es básico y sin complicaciones.



Una vez que las magdalenas se hayan enfriado completamente, le pondremos por encima un toque de merengue con ayuda de una manga pastelera de boquilla redonda. Terminaremos con unos granillos de azúcar de colores por encima.

Trucos y consejos

- Siempre es importante tener los ingredientes a temperatura ambiente, eso facilitará la integración de los mismos.

- El hecho de que tamicemos la harina y la levadura antes de añadirlas al resto de ingredientes, nos va a facilitar el proceso, evitará que salgan grumos en la masa y sobretodo nos garantiza una esponjosidad en el resultado final muy buena. Podemos tamizarlas con ayuda de un tamiz de repostería, pero si no tienes, puedes hacerlo con ayuda de un colador de cocina. Pon en él la harina y la levadura y haz que pase toda a través de la maya, verás como cae en forma de nevada sobre la mezcla de mantequilla, huevo y azúcar.


El resultado es muy atractivo y simpático. La magdalena queda esponjosa y delicada, ideal para meriendas y tardes de celebraciones junto a los tuyos. Así que ...¡¡No dejéis de probarlas!!


Quien comparte su comida, no pasa solo la vida




Publicar un comentario

Gracias por dejarnos un comentario, tu opinión nos importa.


Síguenos en Instagram

© Azafranes y Canelas. Design by FCD.