Printfriendly

pastel de ortiguillas



Las ortiguillas de mar ofrecen un sabor yodado, marino y a marisco muy potente y especial. La forma más característica de cocinarlas es en frituras, aunque nosotros en esta receta le hemos dado un uso muy diferente potenciando el sabor final del plato.


Puede parecer un vegetal pero se trata de una anémona marina que se fija a rocas mediante una masa carnosa al final de la cual tiene una serie tentáculos capaces de atrapar pequeños peces y crustáceos.

Son animales realmente bonitos con colores llamativos y vistosos tal como podéis ver en la imagen. Como comentamos antes, su cocinado no es sencillo ya que no ofrece muchas posibilidades. Nosotros las hemos utilizado como protagonistas de una pastel marino ideal como aperitivo en las grandes celebraciones.



INGREDIENTES:

- 1 lomo de merluza
- 2 huevas frescas de merluza
- 6 ortiguillas de mar
- 3 chalotas
- 3 dientes de ajo
- 2 huevos
- 100ml de vino blanco
- pimienta blanca recién molida
- 1 pizca de curry
- 1 pizca de jengibre en polvo
- unas hojas de salvia
- hojas frescas de canónigos
- vinagre
- aceite de oliva virgen extra
- sal

ELABORACIÓN:


Comenzaremos la receta haciendo un sofrito con las chalotas y el ajo picados. Para ello los pondremos en una olla con un poco de aceite de oliva y una pizca de sal. 


Aunque la base principal del sabor son las ortiguillas, vamos a añadir otros productos marinos que nos van a aportar textura al pastel. Las huevas de merluza va a ser una base perfecta por su consistencia; y la merluza va a aportar matices y textura especial.

Las huevas las vamos a cortar en trozos generosos. No importa demasiado cómo las cortes, en el sofrito se van a integrar perfectamente llegando a deshacerse.

El lomo de merluza también lo vamos a cortar en trozos, los cuales se van a integrar bien con el resto de componentes. Debemos tener especial cuidado en eliminar todas las espinas.


Cuando el sofrito de chalotas y ajo haya comenzado a tomar color añadiremos el vino blanco. Subiremos un poco el fuego para que se evapore el alcohol.

Seguidamente añadiremos a la olla las huevas y la merluza. Ahora será el momento de especiar el pastel. Añadiremos un toque de curry, una pizca será suficiente; añadiremos también un poco de jengibre en polvo y unas hojas de salvia. Terminaremos con un poco de pimienta blanca recién molida y sal.

Cocinaremos durante unos 15 minutos aproximadamente y antes de que veamos que se ha cocinado del todo añadamos las ortiguillas


Mezclaremos todo bien y cocinaremos 5 minutos más. Cuando veamos que todo se ha cocinado lo retiraremos del fuego y dejaremos que se enfríe completamente.



Una vez que la base haya alcanzado la temperatura ambiente, le añadiremos los huevos batidos y un poco de sal. Lo mezclaremos todo bien y lo pondremos en un molde alargado para terrinas y patés, previamente untado en aceite de oliva para evitar que se nos pegue a las paredes.



Pondremos el molde dentro de una bandeja grande con agua de forma que se cubra las paredes del molde (un baño maría) y meteremos en el horno precalentado a 180ºC durante unos 45 minutos aproximadamente con calor arriba y abajo.



Una vez hecha, la sacaremos del horno y del baño maría; y la dejaremos enfriar durante unos 15 minutos aproximadamente para que se asienten los jugos. 

Una vez desmoldado lo presentaremos cortado en porciones acompañadas por unas hojas de canónigos aderezadas con un poco de aceite de oliva, vinagre y sal.


Trucos y consejos:

- Puedes utilizar un pescado con otra personalidad, por ejemplo el rape también es una buena opción.

- Cuando tengamos la base del pastel hecha, podemos agilizar el enfriado de la misma poniéndola en un recipiente. Al sacarlo de la olla se va a enfriar mucho antes.  Es necesario enfriarla ya que si le añadimos los huevos aun estando caliente se va a cuajar el huevo, resultando un revuelto o tortilla más que un pastel.

- Retira las hojas de salvia antes de añadir los huevos, de esta forma no te las encontrarás en el pastel.

Hay que tener en cuenta que todos los hornos no funcionan de igual forma, por lo que no ofrecerán los mismos resultados aunque les pongamos las mismas condiciones. Deberás ir vigilando el pastel hasta que alcance un color dorado en la superficie y se vea perfectamente cuajado.

- Se puede presentar en la mesa templado o frío. 

- Una salsa con base de mayonesa combina a la perfección a este pastel. Tostadas crujientes son imprescindibles como acompañamiento.


Poco más que añadir a tremendísimo manjar...Así que ¡¡No dejéis de probarlo!!

Quien comparte su comida, no pasa solo al vida

Publicar un comentario

Gracias por dejarnos un comentario, tu opinión nos importa.


Síguenos en Instagram

© Azafranes y Canelas. Design by FCD.