Printfriendly

Pan fácil sin amasado [con tomates secos y orégano]



"Volvemos con la búsqueda del pan perfecto. Este mes les propuse a mis panarras preferidos 💖 que hiciéramos un pan sin amasado. Es un pan sencillo a la altura de novatos como nosotros, así que era la mejor opción, tras el pan de soda, para continuar en nuestro aprendizaje..."

Así comenzaba hace unos días el primer post sobre pan este pan fácil sin amasado. Como podréis deducir, este es el segundo experimento que hemos llevado a cabo en nuestras cocinas. 

Hemos partido de la misma receta base que el anterior pan, aquí puedes verlo. Una mezcla infalible de harina de trigo y espelta que aportará matices deliciosos a la hogaza de pan.


INGREDIENTES para 2 hogazas:

- 400 gr harina de trigo panificable
- 100 gr harina de espelta
- 330 gr de agua
- 10 gr levadura fresca
- 7 gr de sal
- varios tomates secos (unos 5 aproximadamente)
- orégano seco
- un poco de harina de maíz para el horneado

ELABORACIÓN:

Comenzando con la receta: Pondremos los dos tipos de harina en un recipiente amplio; la de espelta y la panificable de trigo. En otro recipiente más pequeño calentaremos ligeramente los 330 ml de agua, en ellos desleiremos la levadura fresca de panadero. Podremos calentarlo en el microondas, solo unos segundos.

Una vez disuelta, la verteremos en la harina y lo mezclaremos todo bien hasta que se forme una masa ligera que se nos pegue en las manos. Añadiremos finalmente la sal terminaremos de mezclarlo todo.



Taparemos el recipiente con un papel de film transparente de cocina y lo meteremos en la nevera durante toda la noche (entre 12-15 horas).


Transcurrido dicho tiempo, lo sacaremos de la nevera con el aspecto de la imagen superior. Habrá levado muchisimo y muy despacito ya que la levadura ve ralentizada su labor si la mantenemos fresquitas. Esta lentitud en el fermentado del pan hace posible sabores más intensos y con matices especiales.




Una vez sacado de la nevera lo dejamos a temperatura ambiente unos 10 minutos para que se atempere antes de manipularlo. Mientras, pondremos harina sobre una superficie plana y amplia y echaremos la masa sobre dicha harina. Solo tendremos que darle forma con las manos y realizar un par de plegados sobre si misma.

Extiéndela en la encimera y lleva los extremos al centro. Espera unos minutos y vuelve a plegarla. Finalmente divídela en dos para obtener un par de hogazas alargadas.


Una vez divididas pondremos los tomates secos por encima. El siguiente paso será girarlas sobre si misma por ambos extremos. Este doblado como si fuera un twist hace posible que los tomates secos picados se repartan por todo el pan y que la textura de la miga sea la ideal.

Pasaremos la hogaza a una bandeja de horno en la que habremos puesto harina de maíz para que no se pegue a dicha bandeja. No olvidemos en este punto poner el orégano seco por encima.


Las taparemos con con trapo limpio y las dejaremos levar un par de horas más alejadas de corrientes de aire. 




Entre estas dos imágenes -la de arriba ↑↑ y la de abajo ↓↓- podemos una gran diferencia en el tamaño. En la imagen inferior podemos ver como están más infladas, han ganado mucho volumen y este segundo levado las ha preparado a la perfección para meterlas en el horno.


Ya solo nos quedará hornearlas en el horno precalentado a 180ºC durante unos 25 minutos aproximadamente. Un vez horneadas las dejaremos enfriar sobre una rejilla para que circule el aire por todo el pan.

Para finalizar, os recuerdo un poco de qué va este movimiento #elpanperfecto y que ya os cantábamos en en nuestra primera publicación:  Hacía algún tiempo que me rondaba la cabeza  hacer pan en casa. Casi cualquiera puede hacer pan casero con más o menos dificultad, pero ante la oleada de panarras que nos han bombardeado últimamente nos podríamos preguntar: ¿Es realmente fácil hacer pan en casa?

Cómo os decía en el post anterior, llevo haciendo pan algún tiempo y los resultados no han sido tan exitosos cómo esperaba, por lo que me dí cuenta de que hacer pan en casa es fácil, lo realmente difícil era hacer buen pan.

Es por ello que cada mes voy a proponer un pan y quien quiera que lo intente en casa y me cuente el resultado ¡Juntos lo conseguiremos! 🍞🍞🍞




Tal como os comentábamos en la receta anterior, si quieres conseguir una corteza crujiente puedes crear un poco de vapor en el interior del horno. Para ello, pon una bandeja metálica en el fondo del horno mientras se caliente, justo antes de meter el pan vierte un vaso de agua a dicha bandeja y cierra rápido el horno.

Verás cómo se forma un montón de vapor, mete entonces el pan y espera que se hornee. El tiempo que os indicamos es aproximado, dependerá del tamaño de tus hogazas y del tipo de horno. Solo tienes que vigilar muy de cerca el pan la primera vez que lo hagas, ajusta tus tiempos y listo! Así que...¡¡No dejéis de probarlo!!

Quien comparte su comida, no pasa sola la vida




Te recordamos nuestros perfiles en las redes sociales por si queréis un contacto instantáneo con nosotros: FacebookTwiterInstagramPinterestGoogle +




2 comentarios

  1. Me gusta mucho la mezcla de tomates secos y orégano, le da un toque muy italiano que debe quedar maravilloso. ¿Es realmente tan fácil?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es tan fácil como os explico en la receta. No tiene ningún misterio, si sigues todos los pasos tal como los indico el éxito es seguro. No obstante, si tienes cualquier duda puedes preguntarme sin problema, estaré encantada de ayudaros.

      Eliminar

Gracias por dejarnos un comentario, tu opinión nos importa.


Síguenos en Instagram

© Azafranes y Canelas. Design by FCD.