Printfriendly

Alitas de pollo fritas maceradas con guindilla y estragón




Las recetas con pollo son la más versátiles y las que ofrecen más posibilidades de innovar. Es una carne muy blanca y de sabor muy neutro por lo que admiten casi todo lo que quieres añadirle.

Aquí podéis encontrar muchas recetas donde el pollo puede ser tanto el principal protagonista, como estos muslos de pollo al horno; como un acompañamiento perfecto de cualquier plato, como esta sopa reparadora de pollo

Si te gustan las especias, te recomendamos este sabroso curry indio de pollo.

Veamos cómo cocinar estas ricas alitas de pollo fritas con este aderezo tan peculiar.

INGREDIENTES (para 4 personas):

- 8 alitas de pollo
- harina especial para freír
- aceite de oliva virgen extra
- sal

Para el macerado:

- 2 cucharadas de semillas de hinojo
- 1 cucharada de pimienta molida
- 1 guindilla fresca
- 1 cucharada de 5 especias chinas
- 30 ml de salsa de soja
- 200 ml vinagre de vino
- 400 ml de agua
- unas hojas de estragón

ELABORACIÓN:

Comenzaremos limpiando las alitas de cualquier resto de grasa que pudiera tener y las separaremos en dos partes, de forma que obtengamos 16 mitades.


Una vez hecho esto, mezclamos todos los ingredientes que os hemos indicado para el macerado e introducimos las alitas de forma que queden cubiertas. Es mejor utilizar un recipiente en el que todas las alitas queden bien juntas. Primero las pondremos en el recipiente elegido y finalmente echaremos el líquido de macerado por encima.


Las dejaremos macerar unas 8 horas como mínimo metidas en la nevera.

Una vez transcurrido dicho tiempo, las sacaremos del líquido, las secaremos bien y las pasaremos por harina antes de freírlas en abundante aceite de oliva bien caliente.

Pondremos un poco de sal por encima y ya estarán listas.


Trucos y consejos:

- ¿No sueles comer alimentos fritos? ¿Te gusta mantener la línea? No renuncies a este receta, sigue los mismos pasos pero en vez de freír las alitas, introducelas en el horno precalentado a 180ºC durante unos 45 minutos aproximadamente. Este tiempo es orientativo, cada horno es diferente, vigilalas de vez en cuando y cuando la veas bien asadas y doradas estarán listas.

- Para freír cualquier cosa es fundamental que lo hagas en abundante aceite caliente. Es decir, el ingrediente se debe sumerger bien en el aceite, que quede cubierto. De esta forma nos aseguramos que la fritura sea uniforme, que quede crujiente y ligera.

- Las especias del macerado puedes cambiarlos a tu gusto, añádelos también en la medida que desees, lo que te indicamos es meramente orientativo.

- Añade sal recién sacadas del aceite, así te aseguras que los granos de sal se adhieran perfectamente al alimento.

- Importantisimo poner las alitas, una vez fritas, en un plato sobre papel obsorbente de cocina una vez sacadas del aceite. De esta forma eliminamos el exceso de grasa.


Así de sencillo es conseguir un plato ideal para cualquier ocasión. Con amigos, en familia o para ti sol@, no dudes en hacerlo, es sencillo y cargado de sabor. Así que...¡¡No dejéis de probarlas!!

Quien comparte su comida, no pasa solo la vida



Te recordamos nuestros perfiles en las redes sociales por si queréis un contacto instantáneo con nosotros: FacebookTwiterInstagramPinterestGoogle +



2 comentarios

  1. Ohhh me encanta el pollo frito, tomo nota del macerado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que el pollo frito tiene un puntito especial bien rico. Pero sobre todo el pollo frito casero, el que sabemos lo que lleva; este macerado es muy bueno, el toque del estragón es especial.

      Eliminar

Gracias por dejarnos un comentario, tu opinión nos importa.


Síguenos en Instagram

© Azafranes y Canelas. Design by FCD.