Printfriendly

arroz con ortiguillas


¿Estas preparado para un arroz con auténtico sabor a mar? 

Tal como comentábamos en nuestra receta de pastel de ortiguillas  (ver receta en este enlace) éstas ofrecen un sabor yodado, marino y a marisco muy potente y especial. La forma más característica de cocinarlas es en frituras, aunque nosotros en esta receta le hemos dado un uso muy diferente potenciando el sabor final del plato.

Puede parecer un vegetal pero se trata de una anémona marina que se fija a rocas mediante una masa carnosa al final de la cual tiene una serie tentáculos capaces de atrapar pequeños peces y crustáceos.



Son animales realmente bonitos con colores llamativos y vistosos tal como podéis ver en la imagen. Como comentamos antes, su cocinado no es sencillo ya que no ofrece muchas posibilidades. Nosotros las hemos utilizado como protagonistas de una pastel marino ideal como aperitivo en las grandes celebraciones.

INGREDIENTES (para 4 personas):

- 12 ortiguillas de tamaño medio
- 2 chalotas
- 2 dientes de ajo
- 300gr de arroz redondo
- aceite de oliva virgen extra
- sal

ELABORACIÓN:

Comenzaremos picando las chalotas y el ajo. Pondremos una olla amplia al fuego con un poco de aceite de oliva para seguidamente añadir el ajo picado. Antes de que comience a tomar color añadiremos la chalota picada. Sofreiremos todo bien.



A continuación añadiremos las ortiguillas y lo cocinaremos todo junto. Una vez que veamos que las ortiguillas cambian de color añadiremos un poco de caldo de pescado caliente.

Para obtener un arroz suave y un acabado super llamativo, vamos a batir con ayuda de una batidora todo el sofrito anterior. De esta forma obtendremos una crema contundente y cargada de sabor perfecta para comenzar a cocinar el arroz. 


El siguiente paso será añadir la medida de arroz y el caldo de pescado. Ya solo nos quedará dejar cocinar el arroz unos 18 minutos aproximadamente. Transcurrido ese tiempo, lo dejaremos reposar unos minutos. EL suficiente para que los sabores se terminen de integrar, 2 ó 3 minutos será suficientes.



Trucos y consejos:

- Al principio de la receta, primero añadiremos el ajo para que el aceite se impregne de todo el maravilloso sabor a ajo. Si añadimos el ajo y la chalota a la misma vez, el agua expulsada por dicha chalota hará que el ajo acabe cociéndose. Si el ajo se cuece no deja ese estupendo sabor a ajo frito pasando desapercibido todo su sabor.

- Puedes terminar el plato con un toque de cebollino fresco picado por encima, aportará un toque de frescor genial.




Poco más que añadir a este plato clásico de arroz con ese toque especial de las ortiguillas. Así que...¡¡No dejéis de probarlo!!

Y recuerda que si tienes alguna duda en cómo hacer esta receta puedes dejarnos un comentario con tus dudas.

Quien comparte su comida, no pasa solo la vida



Te recordamos nuestros perfiles en las redes sociales por si queréis un contacto instantáneo con nosotros: FacebookTwiterInstagramPinterestGoogle +

Publicar un comentario

Gracias por dejarnos un comentario, tu opinión nos importa.


Síguenos en Instagram

© Azafranes y Canelas. Design by FCD.