Printfriendly

zamburiñas al horno con jamón


Al igual que la vieira, la Zamburiña es un molusco bivalvo muy parecido morfológicamente. Pueden vivir tanto de forma autónoma moviéndose a sus anchas por el amplio mar o pegadas a rocas y demás mobiliario marino. 

A mi parecer, la zamburiña es más sabrosa que la vieira y con un punto de dulzor que la hace muy sugerente. La vieiras tiene una carne más recia y un sabor más acentuado, no por ello despreciables. Particularmente me chiflan las dos, es un producto que siempre me inspira nuevas recetas y combinaciones con nuevos ingredientes.

Tienen un precio razonable y aunque no la encuentres en tu mercado habitual, hoy en día podemos comprarla en el vasto marcado online.

Otro de sus puntos fuertes es la poca manipulación que necesita a la hora de cocinarlas, un golpe de calor fuerte y rápido es suficiente. En esta receta las hemos acompañado de jamón.

INGREDIENTES (para 4 personas):

- 12 zamburiñas
- Jamón (si es ibérico pata negra mejor 😋)
- 1 diente de ajo
- pan rallado
- aceite de oliva virgen extra
- perejil

ELABORACIÓN:

Como casi todos los moluscos necesita de una limpieza a fondo ya que hay que quitar la arena que suelen tener interiormente. Esta labor de depuración se realiza en los puertos de origen por lo que a nosotros, el consumidor final, nos llega limpias y bien depuradas listas para cocinar.

Primero pondremos las zamburiñas en una bandeja especial para horno y le añadiremos el jamón picado por encima. Lo reservaremos.




A continuación, pondremos a sofreír el ajo picado en un poco de aceite de oliva, cuando comience a dorarse añadiremos el perejil picado (te aconsejamos cómo hacerlo sin riesgo a salpicaduras en las sección de trucos y consejos al final de la receta).


Pondremos el sofrito sobre las zamburiñas para finalizarlas con un poco de pan rallado por encima. Seguidamente las meteremos en el horno en modo gratinado, unos pocos minutos serán suficientes para cocinarlas. Debes vigilarlas constantemente para evitar que se cocinen demasiado quedando secas y correosas.



El resultado es un bocado lleno de sabor y matices que combinan a la perfección. El toque salado de jamón potencia de una forma ideal el dulzor de la zamburiña, sin hablar del maravilloso toque de ajo.

Trucos y consejos:

- Cuando estemos sofriendo el ajo y vayamos a añadir el perejil, te aconsejamos que antes retires la sartén de la olla y dejes enfriar un poco el aceite. Así evitaremos que el agua del perejil fresco haga saltar el aceite por los aires con el riesgo de quemaduras con conlleva.

- Si al poner el sofrito sobre la zamburiña cae un poco de aceite no pasa nada, ayudará a la cocción del conjunto. Pero ten en cuenta no añadir demasiado aceite, busca tu equilibrio perfecto. Nosotros preferimos no añadir demasiado.



El pan rallado aporta textura y cuerpo al conjunto, sin duda un gran punto a favor. Como podéis haber visto, no hemos añadido sal ya que el jamón aporta la suficiente salinidad que equilibra el plato.


Sigue nuestros consejos y el éxito está asegurado. Así que...¡¡No dejéis de probarlas!!

Quien comparte su comida, no pasa sola la vida


Te recordamos nuestros perfiles en las redes sociales por si queréis tener un contacto instantáneo con nosotros: 





1 comentario

Gracias por dejarnos un comentario, tu opinión nos importa.


Síguenos en Instagram

© Azafranes y Canelas. Design by FCD.