Printfriendly

pan crujiente con huevo y queso




Hoy traemos otra receta más gracias a Quesería la antigua. Ya os contaba que nos han enviado tres variedades de queso para que demos buena cuenta de ellos. En este post... 👉 aquí ... te cuento algo más sobre estos quesos. 

No puedo ocultar que me encanta el queso, es que no lo puedo remediar, lo adoro! Con lo cual cocinar con estos quesos ha sido toda una gozada. Ansiosa estoy de que vuelvan a enviarme más material para seguir disfrutando de ellos.

Como buena #Quesococinera no dudé en que el queso fuera el principal protagonista del plato. Para esta ocasión elegí a la estrella de los 3 quesos que Quesería la Antigua me han enviado, un maravilloso queso de anís y chía.

Los platos sencillos son una buena forma de ahorrar tiempo en la cocina para poder dedicarte a tus aficiones favoritas. El pan crujiente da mucho juego en casi todos los platos; un bocadillo crujiente mejora un par de puntos...un tartar acompañado de unas rebanadas de pan tostado le aportan el toque perfecto. En ensaladas también juega un papel importante.

La propuesta que os hacemos con pan crujiente tiene como ingrediente final algo tan sencillo como el huevo.

El queso con el toque de chía y anís actúa como hilo conductor de todos los sabores. Es pan es tan sencillo que lo incorporarás a tus imprescindibles de cenas rápidas.


INGREDIENTES (para 4 personas):

- 4 rebanadas de pan
- 20 huevos de codorniz
- Un poco de tomate frito
- 100 gr de queso de anís y chía de Quesería La Antigua
- 2 dientes de ajo
- hojas de orégano
- perejil rizado
- aceite de oliva virgen extra
- sal 

ELABORACIÓN:


Comenzaremos añadiendo un sabor extra al pan, para ello le frotaremos un diente de ajo y lo meteremos al horno durante unos 30 minutos para que se pongan bien crujientes.

Seguidamente le pondremos un poco de aceite de oliva por encima y lo cubriremos con el tomate frito y el queso rallado.

Sacaremos del horno cada rebanada y le pondremos los huevos por encima. Para ello, primero haremos unos huecos con ayuda de una cucharilla sobre el queso. En esos huecos que vayamos haciendo en el queso fundido iremos poniendo los huevos de codorniz. Cinco huevos por cada rebanada. Añadimos un poco de orégano por encima.

La cantidad de huevos dependerá del tamaño de las rebanadas elegidas, en este caso eran cuadradas tipo chapata y cabían 5 por cada una de ellas.

Volveremos a meter el pan en el horno para que se cocinen los huevos, en modo gratinador durante escasos minutos, el tiempo justo para que se cuajen las claras.

Presentaremos con un poco de sal por encima y unas hojas de perejil rizado.



Trucos y consejos:

- Nosotros hemos utilizado huevos de codorniz para poner más de uno en la rebanada. También podría hacerse con un huevo de gallina justo en el centro del pan. Recuerda que en ese caso el tiempo de horneado será algo mayor.

- Bajo el queso puedes añadir algún embutido para que el plato sea aun más completo. Por ejemplo unas lonchas de jamón cocido o unas de salami pueden dar un toque diferenciador al conjunto.

- ¡Cuidado que el queso quema mucho al salir del horno! Sin embargo estará fundido y sabroso...con un toque de anís maravilloso!




Color y sabor en un mismo plato. Te lo recomendamos, sin lugar a dudas quedarás impresionado con el resultado. Así que...¡¡No dejéis de probarlo!!


Quien comparte su comida, no pasa solo la vida

Publicar un comentario

Gracias por dejarnos un comentario, tu opinión nos importa.


Síguenos en Instagram

© Azafranes y Canelas. Design by FCD.