Printfriendly

Bizcocho de piña y caramelo



Los bizcochos de toda la vida son los que siguen marcando las tardes de sobremesa en familia. Por mucho que nos quieran vender bollería industrial, donde se ponga un bizcocho tradicional que se quiten las grandes firmas de dulces ultra-azucarados. 

Si también estás en guerra con tanta bollería, esta es tu receta: Un bizcocho de piña de toda la vida, hecho con la medida de un yogurt. ¿No sabes de qué te hablo? Sigue la receta y descubre lo sencillo que es preparar los ingredientes.


INGREDIENTES:

- 1 lata de piña en su jugo
- 1 yogurt natural
- 3 vasitos del yogur lleno de harina
- 2 vasitos del yogur lleno de azucar
- 1 vasito del yogur lleno de aceite de oliva
- 3 huevos
- 1 sobre de levadura
- unas 3 cucharadas de azúcar -para el caramelo-

ELABORACIÓN:


Comenzaremos haciendo un caramelo rubio - no debe estar demasiado oscuro-. Para ello pondremos en un cacito unas 3 cucharadas de azúcar, lo calentaremos a fuego muy suave de forma que el azúcar se vaya derritiendo poco a poco. Veremos como se va derritiendo y volviéndose líquida, una vez que se haya diluido por completo se irá tostando y adquiriendo un color dorado. 

Tendremos previamente preparado un molde para bizcochos, untado con mantequilla y con un poco de harina, de forma que todas las paredes queden cubiertas.

Una vez que el caramelo torne a un dorado brillante los verteremos en el molde. Seguidamente pondremos las rodajas de piña en el fondo; lo reservaremos.




A continuación, batiremos en un recipiente amplio los huevos, el aceite y el yogurt y el azúcar. Una vez que quede todo bien mezclado, añadiremos la harina y la levadura previamente tamizado. 

¿No sabes cómo tamizar la harina? Te lo explico rápidamente:

Solo necesitas un colador grande, pon la harina dentro y cierne la harina. Tamízala de forma que quede bien aireada, si tienes cualquier duda puedes dejarme un comentario al final de la receta explicando tus dudas. Ya solo te quedará añadir la mezcla al molde que teníamos reservado.


Finalmente lo meteremos al horno precalentado a 160ºC durante unos 45 minutos. Trascurrido este tiempo ya solo nos quedará desmoldar el bizcocho y dejarlo enfriar sobre una rejilla.


Las rodajas de piña quedarán en la parte superior del bizcocho aportando una jugosidad y sabor increíbles.



Un bizcocho de toda la vida, sencillo de hacer y con unos resultados tradicionales y caseros. ¿te animas a fomentar las buenas tradiciones? 


Quien comparte su comida, no pasa solo la vida


Te recordamos nuestros perfiles en las redes sociales por si queréis un contacto instantáneo con nosotros: FacebookTwiterInstagramPinterestGoogle +



3 comentarios

  1. Disculpe Ud.pero no menciona para nada el aceite (1)vasito...q c hace con el,gracias...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes de nada mucha gracias por su comentario, estamos encantados de resolver todas vuestras dudas. EL aceite se bate con los huevos y el yogur.
      Si tiene cualquier otra duda estoy aquí para lo que necesite, solo tiene que volver a preguntarme. Un afectuoso saludo.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Gracias por dejarnos un comentario, tu opinión nos importa.


Síguenos en Instagram

© Azafranes y Canelas. Design by FCD.