Printfriendly

Bollos de mantequilla

 

Los bollitos dulces de mantequilla son toda una delicia que no debes dejar de probar. Puedes comprarlos o hacerlos tu mismo en casa. Yo siempre premio la segunda opción, porque puedes saber los ingredientes que llevan los bollitos y por la mera satisfacción de hacerlos en casa tu mismo; el homemade está en boga y debes unirte sin ningún tipo de duda.

Toma nota de mis bollos de mantequilla porque son sencillos y con un resultado espectacular. La masa es similar a la de los donuts caseros que os mostraba en esta receta.

INGREDIENTES:

*Para la Masa de arranque:
 - 60 g Agua tibia (20ºC)
- 10 g Levadura fresca (en cualquier Supermercado la encontrarás en los refrigerados)
- 60 g Harina de fuerza  (también en cualquier Gran Superficie la puedes comprar)
- 5gr de azúcar

*Para la Masa principal
- La masa de arranque anterior
- 200 g leche entera
- 80 g azúcar 
- 500 g harina de fuerza 
- 2 huevos 
- 5 g sal
- 1 cucharada de Aroma de Azahar 
- 50 g Mantequilla sin sal, a temperatura ambiente

ELABORACIÓN:

Primera masa:
Iniciamos la recta con una primera masa de arranque, para ello pondremos la leche en un vaso y le daremos un golpe de calor en el microondas. Una vez templada le añadiremos la levadura y dejaremos que se de deshaga lentamente removiendo con una cucharilla para ayudar a disolverla.  Mientras, en un recipiente amplio pondremos la harina de fuerza y el azúcar, le añadiremos la mezcla anterior y removeremos hasta que se integren bien todos los ingredientes.


Debe tener el aspecto que veis en la imagen superior. Taparemos el recipiente con un paño de cocina y lo dejaremos reposar en un lugar cálido a temperatura ambiente durante 1 hora aproximadamente. Lo reservaremos de corrientes de aire para que la levadura haga bien su trabajo.


Segunda masa:

Esta masa puedes realizarla con ayuda de una batidora provista de gancho de amasar, con una máquina tipo Kitchen Aid como yo, o incluso manualmente. Yo te recomiendo que te ayudes de una máquina, va a ser mucho más sencillo.

Comenzaremos poniendo en un cuenco (o el vaso de la K.A.) la masa anterior, la  leche, azúcar, y harina tamizada con ayuda de un colador. Mezcle hasta que la harina esté casi integrada. Después, incorpore los huevos uno a uno, mucho mejor que se vayan integrando poco a poco en la masa. Mientras también podremos añadir la sal y el agua de azahar. Seguiremos amasando hasta que se i forme una masa bien integrada.

Ya solo nos quedará añadir la mantequilla poco a poco sin dejar de amasar en la Kitchen Aid. Seguiremos con la máquina en marcha hasta obtener una masa lisa, elástica y ligeramente pegajosa.

Pondremos la masa sobre la mesa y formaremos una bola. Si vemos que está demasiado pegajosa puedes humedecerte las manos con agua, será mucho más fácil. Pondremos la masa en un cuenco amplio ligeramente engrasado con aceite, lo taparemos con paño de cocina y lo dejaremos levar durante un par de horas, hasta que la masa doble su volumen. Este tiempo es relativo ya que va a depender de la temperatura y la humedad de la cocina. Solo tienes que vigilarlo y ver como más o menos va subiendo la masa, unas 2 ó 3 horas de be ser suficiente. En la imagen inferior puedes ver el aspecto final.


Cuando veamos que la masa ha crecido el doble de su volumen la pondremos sobre la encimera a la que previamente le habremos espolvoreado harina. Con ayuda de un rodillo estiraremos la masa hasta obtener una plancha de un grosor  de 2 cm aproximadamente.

Cortaremos unas tiras de masa y las enrollaremos sorbe sí mismas tal como veis en la imagen de abajo. Una vez hechas las pondremos en una bandeja sobre papel de horno.

Una vez todos dispuestos sobre la bandeja los cubriremos con un paño de cocina y los dejaremos fermentar. El tiempo va a ser muy relativo dependiendo la de temperatura de tu cocina. Aproximadamente tendremos que dejarlo unas 2 horas.

Transcurrido este tiempo habrán duplicado su volumen volviéndose esponjosos y bien gorditos.

Ya solo nos quedará pintarlos con una buena capa de mantequilla derretida antes de meterlos en el horno.


Los hornearemos a 180ºC durante unos 20 minutos aproximadamente. Este tiempo es orientativo ya que va a depender de cada horno, cada uno funciona de forma diferente. Yo te recomiendo que vayas vigilando los bollitos y cuando veas que han crecido y empiezan a dorarse puedes retirarlos en el punto que más te guste.

Ya solo quedará dejarlos enfriar un poco y comerlos a dos manos! Porque están de vicio! Puedes comerlos tal cual o rellenarlos de lo que más te apetezca. Unas lonchas de york y queso siempre es una buena opción, aunque una crema de cacao no se queda atrás.


Como siempre os digo, yo no me puedo resistir a platos de este tipo tan sanos y tan llenos de sabor, así que...¡¡No dejéis de probarlo!!

Constantemente estoy actualizado el blog con nuevas recetas, no te pierdas ninguna. Puedes suscribirte de forma gratuita para obtener cada receta en tu correo electrónico,👉👉👉👉👉 SUSCRIBETE dejando tu email aquí arriba, justo a tu derecha!

Si eres un experto en Redes Sociales y quieres ver todas mis actualizaciones te dejo mis canales para que puedas tener un contacto directo y cercano conmigo. Estoy a tu disposición para lo que necesites.

Puedes encontrarme en Facebook publicando todas las nuevas recetas y mucho más. 

Me encanta Instagram donde me explayo y disfruto con todos vosotros de la vida y la cocina. Seguidme! No os perdáis nada, es una forma muy cercana de estar conectados.

En Pinterest tengo una colección repleta de imágenes suculentas de todos mis platos. Un buscador perfecto de recetas muy visual. Te espero allí 💘 

¿Te animas? Cuéntame que te ha parecido la receta dejándome un comentario aquí abajo 💓↓↓↓↓↓↓↓💓 y no olvides compartirla en las redes sociales con esa persona a la que le encantan este tipo de recetas! ¡Compártela con quien te importa!

Quien comparte su comida, no pasa solo la vida

Publicar un comentario

Gracias por dejarnos un comentario, tu opinión nos importa.


Síguenos en Instagram

© Azafranes y Canelas. Design by FCD.