Opciones de impresión:

Tarta números de hojaldre: 2K en Instagram

Porciones 8
Ingredientes
    Ingredientes para la crema de queso
  • 220 gramos Nata de reposteria (35% materia grasa)
  • 200 gramos Queso mascarpone
  • 35 gramos Azúcar glass
  • Ingredientes para la base de la tarta
  • 2 Láminas de hojaldre (Cuadradas)
  • Mantequilla
  • Para la decoración puedes utilizar
  • Fresas
  • Frambuesas
  • Flores frescas (Comestibles)
  • Perlas de azúcar (Doradas)
  • Polvo dorado comestible
  • Láminas de oro comestible
  • Figuras de azúcar (Flamencos y piñas)
  • Hierbas frescas
Cómo hacer una tarta números
    Cómo hacer la crema de queso mascarpone
  1. Esta crema de queso mascarpone es muy sencilla de hacer y queda perfecta para rellenos de tartar o pasteles. La suavidad de este tipo de queso hacen que resulte delicada y suave. Es tan simple como poner la nata bien fría, el queso mascarpone y el azúcar glass en un robot de cocina. En mi caso yo  he usado mi KitchenAid, pero cualquier batidora de mano con las varillas incorporadas es válida. 

  2. Batiremos todo hasta que la mezcla comience a montarse. Es fundamental que tanto el queso como la nata estén muy fríos para favorecer este proceso. Es fundamental utilizar azúcar glass ya que de esta forma se va a montar mucho más rápido, y por otro lado se va a integras a la perfección en la crema disolviéndose rápidamente. Si usamos azúcar granulado acabarán quedando granitos sin disolver lo que conferirá una textura menos delicada.

  3. Te recomiendo que vigiles la evolución de la crema y que empieces a batir a una velocidad media, así evitas salpicaduras.  Cuando la crema vaya tomando cuerpo puedes subir la velocidad. Verás como poco a poco la consistencia va aumentando hasta ser compacta marcándose los surcos de las varillas. En ese punto tendrás que tener especial cuidado para que no se corte, baja la velocidad de las varillas para controlarlo mejor.

  4. Cuando la tengas lista, métela en una manga pastelera con una boquilla redonda. Yo he utilizado la 2A de Wilton, pero cualquier boquilla redonda puede servirte, incluso puede servirte una boquilla rizada.

  5. Cómo preparar el hojaldre
  6. Una vez que tengas la crema hecha el siguiente paso es preparar el hojaldre. La cantidad de hojaldre que vas a necesitar dependerá del tamaño de tus figuras. Puedo decirte que yo he utilizado una lámina de hojaldre rectangular por cada pieza. 

  7. Desenrolla las masas de hojaldre y corta en cada una de ellas con la forma del número o letra que hayas decidido. Colócalas  en una bandeja de horno y pínchalas con ayuda de un tenedor. Espolvorea la superficie con una cucharada de azúcar. Cubre con otra hoja de papel de horno y pon encima una bandeja para evitar que la masa suba. 

  8. Lo meteremos en el horno precalentado a 180ºC durante unos 15 minutos aproximadamente con calor arriba y abajo. La idea es que el hojaldre quede dorado. Puedes abrir el horno a mitad de tiempo y ver como va el proceso.

  9. Transcurrido el tiempo de horneada sacaremos cada pieza de hojaldre y la dejaremos enfriar sobre una rejilla. Así evitaremos que los vapores del hojaldre lo humedezcan y se ponga blando.

  10. Cómo montar la tarta
  11. El último paso es montar la tarta. Para ello debes poner una de las láminas en forma de letra o numero sobre la bandeja donde vayas a presentarla, porque una vez montada la tarta será muy difícil moverla de sitio.

    Una vez dispuesto el hojaldre pondremos sobre él un par de hileras de crema queso en forma de bolas, tal como ves en la imagen. Debes cubrir toda la superficie con la crema para poner encima la otra lámina de hojaldre. 

  12. Sobre este nuevo piso de hojaldre pondremos de nuevo crema de queso con ayuda de la manga pastelera. Como os comentaba antes, lo ideal es utilizar una boquilla redonda, pero una rizada puede darte también un buen resultado. 

  13. Un vez hecho la anterior viene la parte divertida y más creativa de esta tarta. Puedes decorarla como más te guste, yo he utilizado fruta fresca, flores comestibles y granillos de azúcar.

    Las fresas las puedes cortar en cuartos dejando el rabito verde ya que le va a dar un toque muy vistoso. Distribuye de forma uniforme la fruta para que quede armonioso. El resto de la tarta decorala con las flores y los granillos.