Opciones de impresión:

Receta de mayonesa casera clásica

Dificultad Intermedio
Tiempo
Tiempo de preparación: 15 minuto(s) Tiempo total: 15 mins
Porciones 1
Descripción

La mayonesa es una de las salsa de acompañamiento más utilizadas en la cocina. Puedes utilizarla en ensaladas, bocadillos o incluso como cobertura para gratinar en el horno. Sus utilidades son muy variadas.

Puedes tildar cada ingrediente a medida que los tengas a mano, lo mejor es prepararlo todo antes de comenzar, así va a ser mucho más fácil.

Ingredientes para hacer mayonesa casera:
  • 1 Huevo (mejor si es de corral)
  • Aceite suave (Oliva de 1 grado, o de girasol)
  • Vinagre
  • Sal
Cómo hacer Mayonesa casera (y los trucos para que no se corte)
  1. Ponemos en el vaso de la batidora el huevo, una pizca de sal y un poquito de aceite suave.  No te indico cantidades porque esto es una ciencia incierta. A cambio he hecho un completo reportaje fotográfica de cada paso. Espero que visualmente sea de ayuda. Meteremos la batidora hasta que toque el fondo del vaso.

    Volviendo a la cantidad de aceite, podemos considerar que nos va a hacer falta unos 250 ml aproximadamente. No obstante va a depender del tamaño del huevo. Yo he utilizado un huevo tipo L. Yo te recomiendo que la primera vez que lo hagas te apuntes la cantidad de aceite que usas. Otro factor importante que va a determinar la cantidad de aceite es la consistencia que le queramos dar a la mayonesa y la cantidad que queramos obtener. A más aceite más cantidad de mayonesa. 

    Por este motivo os digo que es difícil saber que cantidad exacta de aceite vamos a necesitar, tan solo podemos aproximarla. Por todo lo anterior te aconsejo que tengas la botella a mano y utilices la que creas necesaria según el tipo de mayonesa que quieras obtener. Por ejemplo, más consistente si es para un bocadillo o más ligera si la vas a utilizar en una ensaladilla de gambas.

  2. Con la batidora metida en el vaso tocando el fondo, empezaremos a batir a velocidad suave sin levantarla del fondo. Esto es un apunte muy importante: No muevas la batidora.

    El no mover la batidora va a favorecer que la mezcla se realice de forma ordenada y poco a poco, este hecho asegura que la mayonesa no se corte. Es mejor no tener prisa y hacerla poco a poco, las velocidades altas no son buenas aliadas a la hora de hacer tu propia mayonesa casera.

  3. Veremos como poco a poco la mayonesa va tomando forma, empiezan a mezclarse los ingredientes y a formase la emulsión. En este punto añade poco a poco el aceite. Añádelo al vaso poco a poco en forma de hilo suave, un chorrito que caiga de forma despacio para que de tiempo a mezclarse con el huevo.

    Sobre el aceite, es mucho mejor utilizar un aceite suave como es el aceite de girasol. También puedes utilizar un aceite de oliva de 0.4 grados por ejemplo. Lo que no te recomiendo bajo ningún concepto es hacerla íntegramente con aceite de oliva virgen extra. Resultará una mayonesa con un sabor muy pronunciado y con toques muy amargos. No obstante, podemos utilizar ambos aceites para obtener una mayonesa con más personalidad. Comenzaremos con el aceite de girasol y una vez que la mayonesa haya tomado forma podemos añadir un chorrito de AOVE para aportar carácter y sabor a la salsa.

  4. Seguiremos añadiendo poco a poco el aceite y veremos como la mayonesa va tomando forma. La clave está en no mover la batidora del fondo del vaso hasta que esté bien integrados todos los ingredientes. 

  5. A medida que vayamos añadiendo el aceite vas a ver como la mayonesa va aumentando su volumen. cada vez tendremos más mayonesa. Aunque parezca que podemos poner todo el aceite que queramos, tenemos que tener en cuetna que un huevo admite una cierta cantidad de aceite, no te pases o se cortará.

Nota

Lo peor que nos puede pasar haciendo mayonesa es que se corte, no es más que el huevo y el aceite se separen resultando un líquido aceitoso. Para evitarlo es muy importante hacerla de forma muy clamada sin mover de forma brusca la batidora y dando tiempo a que se integren bien los ingredientes.