Alitas de pollo barbacoa

Descubre las clásicas alitas de pollo al horno maceradas en salsa barbacoa.
Alitas de pollo barbacoa. Bandeja de horno con alitas de pollo doradas en una salsa cremosa.
Alitas de pollo al horno sabor barbacoa

No hay mesa de comida rápida donde no ocupen un lugar privilegiado las alitas de pollo barbacoa. Son un complemento que nadie duda en pedir junto con una buena bandeja de nuggets. Con esta receta, no renunciaras al sabor de unas buenas alitas de pollo al horno de una forma sana y saludable.

El origen dudoso de las alitas de pollo de los locales de comida rápida me hicieron investigar al respecto. No podía ser posible que no pudiésemos hacerlas en casa de una forma saludable. Pues se puede, vaya si se puede. Y solo necesitas tres ingredientes.

Debes partir de la base de una buenas litas de pollo. Pollo fresco y de origen conocido, de la carnicería de toda la vida. En la sección de elaboración te cuento como debes prepararlas, este trabajo lo puede hacer perfectamente tu carnicero. No dudes en pedírselo.

He querido ponerles un toque final de pimienta negra molida antes de meterlas al horno, eso siempre potencia sabes y activa el paladar. Pero aquí lo dejo a tu elección, este plato admite cualquier especia.

Y por último la salsa barbacoa, el otro ingrediente fundamental de la receta. Aquí tienes dos opciones. Puedes optar por tu salsa barbacoa comercial preferida, la que suelas comprar para consumir en casa. O puedes hacer tu propia salsa casera.

Antes de hacer mi propia salsa barbacoa en casa era un alma errante por los lineales de los supermercados en busca de una salsa que me sorprendiese.

Todas me parecían excesivamente saldas y avinagradas.

La salsa de bote siempre va a tener más ingredientes desconocidos y con alto contenido en sal y azúcares. Por lo que yo os recomiendo que os hagáis vuestra propia salsa. Es cierto que deberás invertir más tiempo de elaboración, pero a la larga es mucho más saludable.

Si te organizas bien, no te pesará el trabajo. Una mañana de Domingo, con buena música de fondo, es un buen momento para hacer una buena olla de salsa. Puedes utilizarla durante la semana y el resto congela a la perfección. Puedes congelar varios botes e ir sacándolos a medida que te hagan falta.

Alitas de pollo barbacoa. Bandeja de horno con alitas de pollo doradas cubiertas de perejil fresco picado.
El toque de la hierva fresca aporta frescura a cada bocado

Antes de cocinarla en casa pensaba que era casi imposible hacer esta salsa y que saliera buena. Es más, antes de hacer mi propia salsa barbacoa era un alma errante por los supermercados en busca de una salsa de este tipo que me sorprendiera. Todas son iguales: avinagradas y excesivamente saladas.

Es fundamental un toque de miel en las salsa barbacoas caseras.

Confieren a la salsa consistencia y el toque agridulce característico de este tipo de salsa.


Esta receta se caracteriza por dotar a la salsa de un sabor a tomate imprescindible, a mi juicio. El pimentón ahumado aporta la esencia del sabor barbacoa, y las especias picantes redondean todo el conjunto. No te asustes por los mas de 12 ingredientes que lleva, todos se encuentran fácilmente. Entre ellos, tomate concentrado, orégano, tomillo o miel. Esta última imprescindible para aportar dulzor y consistencia a la salsa.

Si las quieres ver en movimiento, recuerda que en Instagram os subo un pequeño video del resultado final. Puedes visitarlos en mi perfil @zafranelas, en la sección de REELS.

Dificultad: Principiante Tiempo de preparación 45 minuto(s) Tiempo de cocción 45 minuto(s) Tiempo total 1 h 30 mins Porciones: 4

Ingredientes para hacer alitas de pollo barbacoa

Cómo hacer alitas de pollo barbacoa

  1. Comenzaremos preparando las alitas de pollo. Para ello primero les quitaremos las puntas de las alas y posteriormente las dividiremos a la mitad por la articulación. De esta forma vamos a conseguir dos piezas de cada alita.  Las puntas de las alas que hemos retirado las podemos guardar para utilizarlas en un caldo de pollo.

  2. Una vez preparadas las alitas, las pondremos en un recipiente amplio y les añadiremos por encima nuestra salsa barbacoa preferida. Si lo prefieres puedes hacer tu propia salsa. Te dejo  mi receta personal, nunca falla y queda de rechupete. Mucho más sana y sabrosa.

  3. Dejaremos macerar las alitas en la nevera durante unos 30 minutos aproximadamente. Tiempo suficiente para que se impregnen bien todos los sabores en la carne.

  4. Por último, ya solo quedará poner las alitas y toda la salsa en una bandeja apta para horno y añadir un poco de pimienta negra molida. De esta forma vamos a acentuar mucho más los sabores.

  5. Hornearemos durante unos 45 minutos a 180ºC. Pero recuerda que los tiempos de horno varían de uno a otro. Yo te recomiendo que vigiles las alitas. Cuando las veas doraditas y que se ha formado una salsa en el fondo de la bandeja ya estarán listas.

  6. Terminaremos las receta sacándolas del horno y poniendo por encima un poco de hierbas frescas picadas. En esta caso perejil. Va a aportar frescura a cada bocado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *