Arroz con zamburiñas

Esta es una receta muy popular de la gastronomía gallega, un delicioso arroz con zamburiñas de sabor intenso a mar, un arroz caldoso que tienes que probar. Los arroces marineros son los grandes triunfadores, y esta receta es una buena prueba de ello.

Una reflexión:

Confucio, ¿Os suena? Un pensador chino muy influyente por sus pensamientos, valga de redundancia, y que pensaba cosas como… “Una cocina sin arroz es como una hermosa mujer a la que le faltase un ojo”. Y se quedó tan a gusto el mozo.  Lo que está claro es que al padre de las Analectas le encantaba el arroz y era un misógino. Yo comparto su fervor por el arroz. Adoro cocinarlo y más aun comerlo. Esta receta es muy nuestra, muy marina y de un color espectacular 👀

Reflexiones aparte:

Existe un gran debate sobre como debe cocinarse el arroz. Para conseguir un arroz caldoso perfecto existen ciertas consideraciones previas antes de empezar a cocinarlo. En este tipo de platos, el grano de arroz absorbe el líquido de cocción resultando una textura untuosa.

arroz con zamburiñas
Las zamburiñas son el toque final de este plato

Si hablamos de tipos de arroz, los mejores arroces para este plato son el bomba, ya que tiene un gran poder de absorción del líquido, al igual que todos los arroces de grano redondo. Este es el principal motivo por el que es muy importante la calidad del fumet que utilicemos, ya que todo ese sabor lo va a absorber el arroz.

El grano de arroz absorbe el líquido de cocción resultando una textura untuosa.

El fumet donde cocinemos el arroz es fundamental ya que el grano va a absórbelo adquiriendo todo su sabor

La cantidad de agua recomendable para este plato debe ser de 4 partes de agua por 1 parte de arroz. Es decir, si va a usar una taza de arroz por persona, deberás añadir 4 tazas de agua por persona grano de arroz absorbe el líquido de cocción resultando una textura untuosa.

Aunque el tiempo de cocción puede variar, unos 18 minutos puede ser suficiente, solo debes vigilarlo un poco y remover de vez en cuando para que el arroz suelte un poco de almidón y haga una ligazón ideal con el caldo. Así nos resulta un arroz caldoso bien ligado y meloso, aunque recuerda que no es un risotto, por lo que no debe quedar tan meloso como ese tipo de platos.

Si tienes alguna duda, puedes preguntar lo que necesites dejando un comentario al final de la receta. También puedes contactar conmigo a través de Instagram, en mi perfil Zafranelas publico cada día cosas nuevas.

Dificultad: Intermedio Tiempo de preparación 20 minuto(s) Tiempo de cocción 25 minuto(s) Tiempo de descanso 5 minuto(s) Tiempo total 50 mins Porciones: 4 Mejor temporada: Adecuado durante todo el año

Ingredientes para hacer arroz con zamburiñas

Como hacer arroz con zamburiñas

  1. Pondremos a sofreir en aceite de oliva los pimientos y la cebolla bien picada. Añadiremos un poco de sal y mantendremos la olla a fuego suave de forma que se haga lentamente.

  2. Una vez que las verduras se haya pochado añadiremos la pasta ñoras que habíamos reservado. Sofreiremos todo hasta que se integren los ingredientes y a continuación añadiremos medio vaso de caldo de pescado. Ésto nos facilitará el poder triturar el sofrito. 

  3. Mantendremos todo a fuego suave durante unos minutos para que todos los ingredientes aporten su sabor. A continuación trituraremos todo con ayuda de una batidora. De esta forma no encontraremos ningún resto del sofrito en el arroz, por lo que quedará un arroz tan vistoso como el de la imagen.

  4. Pondremos la olla a fuego medio y añadiremos la medida de arroz indicada. Sofreiremos el arroz ligeramente y añadiremos un vaso de caldo; no más.
     
    Al principio todo será muy explosivo cuando añadas el poco de caldo, pero rápidamente se estabilizará la temperatura y podrás añadir el resto del caldo. Seguiremos cocinando con el resto del caldo durante unos 17 minutos más. Añadir un poco de sal si fuera necesario.

  5. A partir de este punto el arroz de hace prácticamente solo; aunque es cierto que necesita un poco de mimo y vigilarlo de vez en cuando. El calor residual del arroz cocinará el marisco dejándolo en su punto justo.

  6. Termina el plato con unas ramitas de perejil rizado. El punto del arroz es bastante discutible, a nosotros nos gusta con el centro en su punto para que no pierda toda su personalidad y esencia.

  7. Espero que te haya gustado, que la disfrutes y no olvides valorar esta receta! Aquí abajo tienes las estrellas, me sería de gran ayuda saber tu opinión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.