Opciones de impresión:

Como hacer conserva de caballas

conserva de caballas

La conserva de caballa es una forma práctica y sabrosa de disfrutar de este pescado en cualquier momento del año. En esta receta te explico como hacer conserva de caballas de una forma sencilla.

conserva de caballas

Las caballas en conserva son una opción popular y deliciosa para disfrutar de los beneficios del pescado en cualquier momento. Hoy exploraremos los numerosos beneficios que las caballas en conserva ofrecen, tanto para nuestra salud como para nuestra dieta diaria.

Beneficios de las conservas de caballas

Uno de los principales beneficios de las caballas en conserva es su valor nutricional. Son una excelente fuente de proteínas de alta calidad, que son esenciales para el crecimiento, la reparación y el mantenimiento de los tejidos del cuerpo. Las proteínas también juegan un papel clave en la producción de enzimas y hormonas, y son fundamentales para un sistema inmunológico saludable.

caballas frescas

Las caballas en conserva son ricas en ácidos grasos omega-3, especialmente el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA). Estos ácidos grasos poliinsaturados tienen una amplia gama de beneficios para la salud. Ayudan a reducir la inflamación en el cuerpo, lo que puede ser beneficioso para las personas con enfermedades inflamatorias como la artritis. Los omega-3 también tienen efectos positivos en la salud cardiovascular, al ayudar a reducir los niveles de triglicéridos y mejorar la función arterial.

La ingesta regular de caballas en conserva puede tener un impacto positivo en la salud del cerebro. Los ácidos grasos omega-3 son componentes clave de las membranas celulares del cerebro y desempeñan un papel crucial en su funcionamiento. Estudios han sugerido que los omega-3 pueden ayudar a mejorar la función cognitiva, el rendimiento mental y reducir el riesgo de enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer.

Otro beneficio importante de las caballas en conserva es su aporte de vitamina D. La vitamina D es esencial para la absorción y utilización adecuada del calcio, lo que contribuye a la salud ósea. También tiene un papel en el sistema inmunológico y se ha relacionado con la prevención de enfermedades autoinmunes y ciertos tipos de cáncer.

La conserva de caballa es una forma práctica y sabrosa de disfrutar de este pescado en cualquier momento del año.

Versatilidad y equilibrio nutricional de la conserva de caballas

Además de sus beneficios nutricionales, las caballas en conserva son una opción muy versátil para incluir pescado en nuestra dieta. Pueden formar parte de una variedad de platos, desde ensaladas y sándwiches hasta pastas y guisos. Esto nos brinda la oportunidad de experimentar con diferentes sabores y texturas, al tiempo que obtenemos los beneficios para la salud que las caballas en conserva ofrecen.

Por otro lado está el hecho de que las conservas en aceite de oliva son una forma popular de preservar alimentos y mejorar su sabor y durabilidad. Esta técnica se ha utilizado durante siglos como una forma efectiva de mantener los alimentos en buen estado por períodos más largos.

El aceite de oliva se utiliza comúnmente en las conservas debido a sus propiedades antioxidantes, su alta acidez y su capacidad para evitar el crecimiento de bacterias. Además, el aceite de oliva añade un sabor distintivo y mejora la textura de los alimentos enlatados.

Otras recetas con pescado realmente interesantes

Os explico cómo hacer conserva de caballas y su receta paso a paso para que no tengáis problemas en la elaboración. El éxito está garantizado.

Si tienes alguna duda, puedes preguntar lo que necesites dejando un comentario al final de la receta. También puedes contactar conmigo a través de Instagram, en mi perfil Zafranelas publico cada día cosas nuevas.

Dificultad Intermedio
Tiempo
Tiempo de preparación: 15 mins Tiempo de cocción: 15 mins Tiempo de descanso: 1 hrs Tiempo total: 1 h 30 mins
Porciones 8
Mejor temporada Verano
Ingredientes para hacer conserva de caballas
  • 8 Caballas frescas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
Cómo hacer conserva de caballas
  1. No hay nada mejor que poder conservar los alimentos cuando están en plena temporada y poder así disfrutar de ellos el resto del año. Por este motivo hoy os vamos a mostrar la forma de conservar este especial pescado que es la caballa.

  2. Lo primero que vamos a hacer es limpiar el pescado quitándoles las tripas y la cabeza. Enjuagaremos muy bien bajo el grifo las caballas para eliminar todo resto de sangre. A continuación coceremos las caballas, para ello las meteremos en una olla amplia cubiertas de agua y un buen puñadito de sal. Las pondremos a fuego medio-alto, y las mantendremos hirviendo de forma suave durante unos 15 minutos aproximadamente, dependerá del tamaño de la caballa. Éstas que hemos hecho nosotros son caballas pequeñitas características de la costa de Huelva. 

  3. Un signo claro de que la caballa ya está cocida es que los lomos se van a separar de la espina central empezando por la cola. En ese momento ya podremos sacarlas de la olla con mucho cuidado de que no se nos rompan, y las dejaremos enfriar en una bandeja.

  4. Una vez que las caballas se hayan enfriado, procederemos a separarles los lomos y a quitarles todas las espinas. Es un trabajo minucioso y delicado por lo que hay que hacerlo con el mayor cuidado posible.
    Una vez que tengamos los lomos limpios de espinas, los pondremos en un recipiente de cierre hermético y los cubriremos con aceite de oliva virgen. 
  5. Si no lo vamos a consumir en los próximos días, se pueden cerrar los botes al vacío poniéndolos  al baño maría durante unos 20 minutos aproximadamente, así podremos conservar nuestros exquisitos filetes de caballa durante mucho más tiempo.

    Es una receta bastante entretenida pero su resultado es espectacular, todo el tiempo de elaboración se ve recompensado al poder disfrutar de este delicioso pescado en cualquier momento del año. Nada mejor que una buena conserva casera.

Palabras claves: pescados, conservas, caballas