Opciones de impresión:

Risotto de guisantes, un plato con extra de cremosidad

risotto

A mi es que me ponen un plato de arroz por delante y soy la persona más feliz del mundo mundial. Además, el arroz es muy agradecido a la hora de cocinarlo ya que permite muchas combinaciones diferentes. Como este risotto de guisantes, un plato con extra de cremosidad por ese huevo que corona el plato.

risotto de guisantes

Hoy vamos a hablar del risotto italiano, un plato icónico que ha conquistado paladares sin ningún esfuerzo, porque este plato es toda una maravilla.

El risotto es un imprescindible de la cocina italiana, y su fama no es en vano. Su origen se sitúa en la región de Lombardía, al norte de Italia. Desde entonces es un referente de la cocina mediterránea. La base de este plato es el arroz, que, cocinado de forma adecuada, adquiere una textura cremosa y suave, siendo el complemento perfecto en tu menú. Más aun cuando en esta ocasión le hemos añadido un huevo poché.

Más recetas increíbles con arroz y fideuá

Arroz con pollo, un clásico que nunca falla

Arroz con zamburiñas

Arroz con rape

Ensalada de arroz con mejillones

Fideuá de marisco, o como sorprender a tus invitados

El risotto Italiano y su importancia en la dieta Mediterránea

Pero, ¿Por qué el risotto italiano es tan especial? Su magia se oculta en la paciencia y dedicación que requiere su preparación. Al agregar poco a poco el caldo y remover con cariño, el almidón del arroz se libera, creando esa textura cremosa que tanto adoramos. Además, su versatilidad permite combinarlo con una amplia gama de ingredientes, desde verduras frescas hasta mariscos y setas de temporada.

risotto de guisantes

No solo es un placer para el paladar, sino que también tiene beneficios nutricionales. Y es que todos sabemos que la cocina natural es de las mejores opciones para cuidarnos tanto por dentro como por fuera.

Hablemos sobre el risotto de guisantes

El risotto de guisantes es una variante del clásico risotto italiano que incorpora guisantes verdes frescos para darle un toque de color y sabor primaveral. Aunque es una opción perfecta para disfrutar en cualquier época del año. Pero sobre todo en la época en la que los guisantes están en todo su esplendor.

Yo suelo aprovechar la temporada de guisantes para comprarlos, pelarlos y congelarlos en bolsitas. De esta forma puedo disfrutar de unos guisantes frescos todo el año.

El resultado es un risotto de guisantes con una combinación equilibrada de texturas, entre la cremosidad del arroz y la frescura de los guisantes. Además, este plato es una excelente manera de incorporar vegetales a tu dieta de forma deliciosa y nutritiva. En esta receta hemos incorporado un huevo poché que añade un extra de sabor y cremosidad al plato. Un autentico must en tus platos.

Os explico cómo hacer risotto de guisantes y su receta paso a paso para que no tengáis problemas en la elaboración. El éxito está garantizado.

Si tienes alguna duda, puedes preguntar lo que necesites dejando un comentario al final de la receta. También puedes contactar conmigo a través de Instagram, en mi perfil Zafranelas publico cada día cosas nuevas.

Dificultad Intermedio
Tiempo
Tiempo de preparación: 15 mins Tiempo de cocción: 18 mins Tiempo de descanso: 5 mins Tiempo total: 38 mins
Porciones 4
Mejor temporada Invierno
Ingredientes para hacer risotto de guisantes
  • 3 gramos Arroz bomba (O especial para risottos)
  • 100 mililitros Vino Blanco (Medio vaso)
  • 2 dientes Ajo
  • 2 Chalotas (O cebolletas)
  • 4 Huevos (1 por persona)
  • Guisantes frescos (tambien puedes usarlos congelados)
  • 1 Hoja de laurel
  • Pimienta molida
  • Queso parmesano
  • Perejil picado
  • 1 litros caldo de pescado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
Cómo hacer risotto de guisantes
  1.  Las chalotas pertenecen a la familia de la cebolla, el ajo o el puerro. Tienen un aspecto diferente a las cebollas, son alargadas y de un color rosáceo muy característico. Son muy aromáticas y su sabor recuerda a la cebolla y el ajo juntos. En nuestra sección de trucos y consejos al final de la receta te decimos la forma de sustituir las chalotas por otros ingredientes más fáciles de encontrar (aunque hoy día en casi cualquier supermercado puedes encontrarlas).Comenzaremos picando el ajo y sofriendolo en una olla amplia con un poco de aceite de oliva, de esta forma se impregnará de todo su sabor. A continuación añadiremos la chalota picada y continuaremos haciendo el sofrito. 
     
  2. Seguidamente añadiremos el arroz, le daremos unas vueltas en la olla para sofreírlo mínimamente con la verdura y a continuación le incorporaremos el vino blanco. Subiremos un poco de fuego y dejaremos que se evapore el alcohol. 

  3. Una vez evaporado comenzaremos a mojar el risotto con el caldo de pescado. Es muy importante que dicho caldo lo tengamos caliente. Cuando digo caliente digo hirviendo, muy caliente. De esta forma no vamos a romper el hervor del arroz.

  4. En el punto en el que nos encontramos tenemos:
     
    - El arroz con el sofrito muy caliente en la olla. El vino se acaba de evaporar y la temperatura es elevada. 
     
    - Junto a esta olla tenemos otra con el caldo de pescado hirviendo.
     
    Comenzaremos a mojar el arroz con dos cazos de caldo vertidos de golpe. El arroz comenzará a bullir. Lo mantendremos a fuego medio. En este primer paso el arroz va a absorber un montón de sabor. Removeremos de forma constante, de esta forma facilitaremos la salida de almidón del arroz. Añadiremos los guisantes y seguiremos removiendo.

    Cuando veamos que el líquido se va evaporando volveremos a añadir más caldo. Seguiremos removiendo. Así hasta que el arroz alcance el punto deseado. Unos 16 minutos aproximadamente.(Añade un par de cazos cada vez que tengas que reponer caldo).
  5. risotto

    Cuando el arroz esté cocinado, retiraremos la olla del fuego y añadiremos un poco de queso parmesano rallado. Removeremos todo bien por última vez y presentaremos el arroz en el plato junto con un huevo escalfado.

Palabras claves: arroz, guisantes, risotto