Tzatziki





Si te digo "Tzatziki" ... ¿qué es lo primero que se te viene a la mente? - Sirtaki y platos rotos-  ¡Correcto! Estamos en Grecia con una de las salsas más típicas y más exportada por los Helenos.

Hay muchas formas diferentes de hacerla y muchos ingredientes posibles, pero lo imprescindible es el yogurt (a ser posible griego) y el pepino.

A nuestro modo de ver, el principal problema de las salsas cuyo principal ingrediente es el yogurt radica en el exceso de agua, obteniendo como resultado una sopa blanquecina con hierbas. A continuación te mostramos como solucionar dicho exceso de agua, idea que tomamos de un chef de origen griego que nos dejó alucinando con la técnica que os vamos a explicar a continuación.


INGREDIENTES:


- 4 yogures griegos
- 1 diente de ajo
- 1/4 de cebolla
- ralladura de 1 limón
- pimentón picante
- 1 pepino
- eneldo
- aceite de oliva virgen extra
- sal

ELABORACIÓN:


Si quieres obtener una salsa tan compacta como la nuestra, lo cual la hace irresistible, tendrás que trabajar con ella unas 24 horas antes de consumirla. Ello no quiere decir que tenga mucho trabajo adicional, simplemente necesita un tiempo de reposo para eliminar los líquidos sobrante.

Para eliminar dicho agua del yogur vamos a necesitar un recipiente amplio, un colador y una paño fino. Pondremos el paño sobre el colador y dentro echaremos los yogures, tal como se ve en la imagen. Cerraremos el paño con un cuerda como si se tratara de una muñequilla. Pondremos el colador sobre el recipiente y lo llevaremos al frigorífico, allí lo deberemos dejar hasta el día siguiente, unas 20 horas aproximadamente. En ese tiempo el suero de la leche abandonará el yogur.




Transcurridas dichas horas podremos sacar el yogur de su atadillo y hacer la salsa. Como ves en la imagen, se ha convertido en una masa compacta con textura de queso fresco y sabor a yogur ¡una auténtica pasada!. Hemos eliminado nada más y nada menos que 50 ml de suero de leche.


El siguiente paso es preparar el pepino. Primero lo rayaremos y seguidamente lo extenderemos sobre otro paño fino, le pondremos sal por encima para eliminar agua y lo dejaremos reposar unos 5 minutos. 

Transcurrido dicho tiempo lo exprimiremos bien con la ayuda del paño eliminando otro tanto importante de agua.



Llegados a este punto ya tenemos el "trabajo sucio" hecho. Pondremos el yogur en un recipiente y le añadiremos el pepino, la cebolla finamente picada y el ajo también muy picadito. Lo mezclaremos todo bien.



A continuación incorporaremos la rayadura de limón, el pimentón picante, el eneldo picado y el aceite. Seguiremos mezclando. 

El limón y el eneldo le aportan una frescura maravillosa, el toque picante del pimentón le va genial y el aceite de oliva compacta todos los sabores. 



Esta técnica para eliminar el agua es todo un descubrimiento que pondremos en práctica en todas las salsas que utilicemos yogurt. El sabor es completamente diferente y sobre todo la textura, como ya hemos comentado antes, no queremos obtener una sopa de yogurt sino una salsa.





Sus usos son infinitos, podemos tomarla con pan de pita, con verduras asadas o sin asar, con pescados, mariscos, como aperitivo o como complemento de un gran plato principal. De cualquier forma el acierto es seguro. Así que...¡¡No dejéis de probarla!!



Quien comparte su comida, no pasa solo la vida






7 comentarios:

  1. No conocía esa salsa pero debe estar buenísima por los ingredientes que lleva. Habrá que probarla ;). Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Hola, me llamo César y soy adicto al Tzatziki.

    Lo cierto es que si que le escurro el agua al pepino, pero no al yogur, igual me animo a probar.

    Siempre cuento que mi relación con el yogur cambió por completo cuando estuve en Estambul, sí, el yogur griego está muy bien y, en general, la cocina griega, pero lo siento, he estado en Grecia y en Turkia y muchos platos griegos me parecen sucedaneos insulsos de maravillas turcas, incluido el yogur. Creo que no he comido nada más delicioso y adictivo que el yogur en turkia es brutal. Allí hacen una salsa muy sencilla que comen a todas horas, el Haydari, básicamente yogur con eneldo, menta o ambas hierbas (frescas), algo de zumo de limón, sal, aceite, etc. Que es la madre del Tzatziqui y otras salsas. En verano le añaden agua fría y lo beben y, a veces, también lo escurren como habéis hecho vosotros. Es una pasada.

    Si averiguais dónde comprar yogur turco, ¡avisadme! (lo solían vender en envases ¡de 5 litros! igualitos a los de los botes de pintura)

    ResponderEliminar
  3. nunca oí la salsa pero tiene muy buena pinta, habra que probarla

    ResponderEliminar
  4. Si ,la he comido en Grecia y Turquía pero no la he hecho nunca .
    Me quedo con tu receta y probaré a ver que tal.
    Un beso
    Lourdes

    ResponderEliminar
  5. Hola Marga. Que salsa mas Rica, no la he probado nunca, pero me encanta el yogur y si es griego mas, tengo que probarla, besos fuertes

    ResponderEliminar
  6. Desde que descubrí la técnica que contáis no paro de usarla, para el tzatziqui y para untables de queso, una pasada. Lo que sí que hago es poner a prensar la mezcla del yogur con el resto de los ingredientes del tzatziqui desde el principio. Pero se haga a vuestra manera o a la mia, lo que está claro es que esta técnica es estupenda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. nos encanta que la hayas puesto en práctica ¡y sobretodo que te guste! Es una técnica estupenda tanto para esta salsa como para otra que lleve yogurt, como tu nos comentas. muchas gracias Susana por venir a contarlo y compartir tu experiencia ;)

      Eliminar

¡¡Gracias por dejarnos un comentario!!

Nos hace mucha ilusión ver tu versión de esta receta, queremos ver el resultado.
Si te animas, cuéntanos si te ha gustado y envíanos una foto a azafranesycanelas@gmail.com.

¡Veras publicada la foto de tu plato!

Printfriendly

Síguenos la pista