Printfriendly

La Ruta de las Especias: La Pimienta Rosa




Comúnmente es llamada pimienta rosa, pero no tiene nada que ver con las pimientas de las que hablábamos en este artículo donde os presentábamos la pimienta negra que todos conocemos, y sus diferentes estados de recolección y tratamientos (¡No te lo pierdas si no lo leíste!).

La pimienta rosa, son bayas de un pequeño árbol conocido como Pimentero Brasileño, originario de las áreas tropicales de Sudamérica. Existen diferentes variedades de arbusto dando frutos con sutiles diferencias en el color de las bayas siendo unas más rojizas y otras con un color rosado menos intenso.

Su uso originario es meramente ornamental, comenzó a comercializarse a efectos decorativos y a exportarse su cultivo a otras zonas del mundo desde estos países sudamericanos. Lo que no se sospechaba es que esta especie vegetal era una perfecta invasora que destrozó biotopos locales allá donde fue cultivada.

Y es que, aunque parezca imposible, el árbol de la pimienta rosa se encuentra entre una de las 100 especies exóticas más dañinas e invasoras del planeta, junto con el microorganismo de la peste bovina y las algas wakame... - Algas wakame? woow!




¿Como una especie tan dañina puede dar como fruto unas bayas tan llamativas y aromáticas? Su cultivo extensivo debe estar muy controlado y tratado de forma sostenible. Está considerado como maleza, ahogando a todas las plantas que se encuentren a su alrededor.

Veamos ahora las bayas:

El fruto de estos arbustos también denominados falsa pimienta, son algo similares a la pimienta común a simple vista. Pero si los vemos con detenimientos podremos observar que no tienen nada que ver.

La pimienta rosa es una baya redondeada, hueca por dentro, muy frágil y de un color intenso entre el rosado y el rojo.  Es quebradiza en nuestras manos y si las partimos con los dedos, éstos se impregnarán de una olor fuertemente aromático y dulzón.

Su sabor es muy suave por lo que no es recomendable utilizarla como sustitutivo de la pimienta negra, verde o blanca.

Nosotros la recomendamos sobre todo para platos con sabor sutiles donde la pimienta rosa pueda ser protagonista. Por ejemplo en platos de pescado o verduras. 



Sobre unas brochetas de salmón es una buena forma de utilizar por primera vez esta especia si aun no lo has hecho.

Y si lo que quieres es ser un poco más atrevido, puedes utilizar esta pimientas bien machacadas junto con pan rallado para un empanado sofisticado...por ejemplo-

En vinagretas, adobos, ensaladas o como mejor te apetezca...los límites los pones tu. Es un condimento totalmente recomendable y de gran versatilidad que debes tener en cuenta a la hora de idear recetas nuevas. Y para finalizar...al chocolate le va genial! 



Quien comparte su comida, no pasa solo la vida




2 comentarios

  1. Increible, me has dejado boquiabierta y con lo bonita que me parece y la puñetera es una invasora que se cree ella la duña de los bosques jaja, no tenia ni idea, la tengo utilizado pero no me la imaguinaba yo tan dañina, me ha encantado, y me voy a la cama sabiendo una cosa más... Bess

    ResponderEliminar
  2. A mí me encanta para los postres. Como bien nos recomiendas al final de tu artículo con chocolate va de lujo, aunque no hay que olvidar que sigue siendo una pimienta

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar

Gracias por dejarnos un comentario, tu opinión nos importa.


Síguenos en Instagram

© Azafranes y Canelas. Design by FCD.