Printfriendly

Mermelada de pimientos rojos





Existen pimientos rojos, pimientos verdes, amarillos. También hay pimientos alargados, pimientos gorditos y achatados. Los hay pequeños, existen pimientos naranjas e incluso dicen que podemos encontrar pimientos morados.

Su fisionomía dependerá de una variedad de mata determinada. Pero su color solo dependerá del grado de maduración de los pimientos. Los verdes son los más inmaduros, son ácidos y con matices amargos. Una vez madurado, se transforma en un pimiento rojo dulce y más vitaminado que el anterior. Algo parecido ocurre con los granos de pimienta, puedes recordar todo lo que os contábamos sobre ello en este artículo.

En cualquiera de los casos a mi me encantan, así crudos con vinagre y sal me parecen perfectos. Recuerdo desde siempre cortar la puntita del pimiento, llenarla de vinagre y  sal y zampármelo de un bocado (solo apto para amantes del vinagre).



Antes de ir con la mermelada... 

¿Te hemos dicho que tenemos en marcha una encuesta para nuestros lectores?
Como nuestro objetivo es la mejora continua de los contenidos te invitamos a que hagas la encuesta y nos des tu opinión. Lo harás de forma anónima, no invertirás ni 2 minutos y a nosotros nos harás muy felices. ¡Pincha aquí y opina!


INGREDIENTES:

- 2 pimientos rojos
- 4 cucharadas de azúcar
- zumo de limón
- aceite de oliva virgen extra
- sal

ELABORACIÓN:


Los imprescindibles son siempre una cierto. Si controlas varias de estas recetas básicas, puedes combinarlas con productos frescos creando platos realmente sorprendentes. 

Es el caso de esta mermelada de pimientos rojos. Está a medio camino entre una elaboración dulce y salada. Ya los pimientos rojos suelen tener un carácter dulce que no tienen los pimientos verdes como ya hemos comentado Si encima los elaboras de esta forma obtienes una mermelada que en cualquier plato dulce puede encajar de maravilla.

No obstante nosotros siempre la hemos utilizado para complementar platos salados, ya sabéis que no somos muy dulzones.




Para comenzar, cortaremos los pimientos en cuadraditos pequeños y del mismo tamaño. Los pondremos en una olla a pochar con aceite de oliva virgen extra y un poco de sal. Cuando veamos que el pimiento se está ablandando le añadiremos el azúcar y unas gotas de zumo de limón recién exprimido.

Este zumo de limón provocará una inversión del azúcar (recordad todo lo que os contamos en nuestra sección de GastroQuimia sobre el azúcar invertido para la elaboración de helados y masas). Con lo cual, obtendremos un almíbar donde el pimiento terminará de cocinarse formándose la mermelada buscada.

Unos 25 minutos a fuego suave tendrán la culpa de obtener esta mermelada de pimientos tan apetecible. Podéis pasarla por la batidora y pasará a ser una crema, pero nosotros preferimos encontrarnos los trozos de pimientos en el plato.


Trucos y Consejos:


-Al cortar los pimientos intenta que su tamaño sea regular, así aseguras una cocción uniforme. Si vas a dejar la mermelada sin triturar el hecho de que los trozos sean similares ayuda bastante estéticamente. Queda mucho más cuidada.

- Controlar el fuego es muy importante. No realices ninguna de las fases de la receta a fuego fuerte. Cuando refrias el pimiento en aceite no dejes que se fría, hazlo a fuego suave de forma que suelte todo su jugo en la olla y se poche lentamente. Ni que decir tiene que cuando adiciones el azúcar también tienes que mantener el fuego muy suave para que no se queme.

-No olvides que si a pesar de nuestras indicaciones no hemos conseguido resolver tus dudas, puedes dejarnos un comentario y te la resolveremos sobre la marcha. 


Como nota final indicaros que podéis añadir las especias que más os gusten...semillas de cilantro, algo de chile, un poco de laurel, jengibre fresco...El resultado tomará matices enfocados a un chutney, pero igualmente sabroso. Así que...¡¡No dejéis de probarla!!


Quien comparte su comida, no pasa solo al vida




5 comentarios

  1. Estupenda receta, la mía varía en los ácidos, vinagre en lugar de limón. Probaré con limón la próxima vez que haga mermelada de pimientos.

    ResponderEliminar
  2. Voy a tener que animarme a hacer mermeladas en casa, os las veo a vosotras y me llevan muchísimo la vida. Deliciosa tiene que estar la de pimientos, que textura y que brillo tiene, para comérsela a cucharadas, hija.

    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. son tan fáciles de hacer que cuando la hagas por primera vez ya no vas a parar. Merece la pena!

      Eliminar
  3. Entáis espectacularmente docentes, en serio, muy didáctico. Lo de hacer la mermelada sin triturar y con los "cachitos" bien a la vista me encanta.
    Lo de los 25 minutos supongo que tendrá que ver con vuestra cocina y el hecho de hacerlo a nivel del mar, porque a mi me tarda bastante más.

    ResponderEliminar

Gracias por dejarnos un comentario, tu opinión nos importa.


Síguenos en Instagram

© Azafranes y Canelas. Design by FCD.