Pollo frito y Corn Flakes




Los Corn Flakes de siempre, los de Kellogs. Esos que mi madre me compraba solo en algunas ocasiones porque siempre apostó por la tostada para el desayuno. Aunque he de confesar que los que más me gustaban eran los de la ranita esa verde, cabezona y con sonrisa de oreja a oreja (si las tuviera) y con gorra de béisbol.

Hoy sigo con mi tostada, siempre salada; rehuyo de la mantequilla y la mermelada. Café caliente y humeante. Soy capaz de levantarme antes de lo necesario para desayunar en silencio, casi sin despuntar el día.  

Hoy vamos a utilizar estos copos de maíz de una forma diferente.  Veámoslo.

INGREDIENTES (para 4 personas):

- 1 pechuga de pollo
- 1 paquete de copos de maíz 
- semillas de sésamo
- 2 huevos
- harina de trigo
- pimienta negra
- aceite de oliva virgen extra
- sal

ELABORACIÓN:

Comenzaremos triturando un poco los copos para que el rebozado sea más agradable en boca. Queremos que esté crujiente pero que no parezca que nos estamos comiendo una chumbera.

Una vez triturados lea añadiremos el sésamo, con ello tendremos la cobertura final del pollo lista. La reservaremos.


Seguidamente, cortaremos las pechugas de pollo en trozos más o menos gruesos para obtener unas piezas jugosas. Las salpimentaremos.

Lo que nos queda es tan sencillo como un rápido empanado. Primero las pasaremos ligeramente por harina de trigo, posteriormente por huevo batido y finalmente por la mezcla de corn flakes y sésamo.



El último paso será freír el pollo en abundante aceite caliente. Cuando veamos que comienza a dorar los retiraremos a un plato con papel absorbente de cocina para eliminar el exceso de aceite. Le pondremos un poco de sal por encima y serviremos bien caliente.

Trucos y consejos:


- Con respecto a los Corn Flakes deciros que mejor compréis los que no están azucarados. Los hay, yo no tenia ni idea. De hecho iba buscándolos en el super sin reparar en esa distinción. Pero de casualidad los vi y decidí que mejor evitar un exceso de sabores  dulces en la fritura. Para triturarlos nada mejor que meterlos en una bolsa y darle varios golpecitos con la palma de la mano. Utiliza una bolsa resistente y se comedido en la fuerza vaya a ser que acabes barriendo Kellogs por toda la cocina.

- El sésamo aporta mucho aunque lo veamos tan insignificante en el rebozado. El sésamo siempre suma. Te recomendamos que lo utilices sin tostar.

- Con respecto al pollo recomendaros que lo cortéis en trozos gruesos, este rebozado es bastante rudo y crujiente. Agradecerás morder pollo jugoso a la misma vez.

- Y para finalizar la fritura.  Siempre con aceite muy caliente, extractor a toda potencia y una tapadera para usar a modo de escudo en caso de salpicaduras inesperadas. Nosotros freímos en el perol de toda la vida, para este tipo de frituras no usamos la típica freidora de resistencia.



No mucho más que añadir. El pollo, aun no siendo una de mis carnes preferidas, he de admitir que es la que ofrece más posibilidades. Así que...¡No dejéis de probarlo!!

Quien comparte su comida, no pasa solo la vida

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡¡Gracias por dejarnos un comentario!!

Nos hace mucha ilusión ver tu versión de esta receta, queremos ver el resultado.
Si te animas, cuéntanos si te ha gustado y envíanos una foto a azafranesycanelas@gmail.com.

¡Veras publicada la foto de tu plato!

Printfriendly

Síguenos la pista