Printfriendly

Ostras, salicornia y lima


Volvemos con una nueva receta especial para el reto Cocinarte de mi querida María del blog In my Little Kitchen Este reto nos ofrece la posibilidad de disfrutar interpretando una obra de arte. Si quieres saber más en este enlace nos explica como se desarrolla el reto.

Este mes nos ha sorprendido con una novedad que nos ha encantado ya que hasta ahora siempre hemos interpretado obras pictóricas. Cuando nos puso en el grupo de facebook que la obra a interpretar era La Casa Batlló de Antonio Gaudí casi que entro en trance. He de confesar que al principio me asusté un poco ya que hasta ahora siempre habíamos interpretado cuadros. Poco a poco fuí empapándome de la obra de Gaudí e intentando comprender su vida y su obra y, aunque me costó bastante encontrar la forma de interpretarlo en un plato, finalmente la inspiración llegó. Pero llegó de una forma muy Gaudinesca.

La Casa Batlló es un edificio obra del arquitecto Antoni Gaudí. Se trata de una remodelación integral de un edificio previamente existente situado en el paseo de Gracia de Barcelona. La Casa Batlló es un reflejo de la plenitud artística de Gaudí y pertenece a su etapa naturalista desarrollada en lo principio del sigo XX, periodo en que el arquitecto perfecciona su estilo inspirándose en formas orgánicas de la naturaleza, para lo que puso en práctica toda una serie de nuevas soluciones estructurales originadas en los profundos análisis efectuados por Gaudí de la geometría reglada. ¡¡Matemática pura y dura!!


Gaudí basó todos sus obras en la geometría tal como podéis comprobar en esas formas redondeadas y amables que podemos ver en todos sus trabajos,  basó sus creaciones arquitectonicas en la geometría de las superficies regladas.  

Seguro que reconocerás términos matemáticos como Hipérbole, hélice helicoidal, parábola, paraboloide hiperbólico... 

Yo convivo con ellos (porque soy muy loca) pero es normal que no lo reconozcas. A mi modo de ver Gaudí fué más matemático que arquitecto, más ingeniero que arquitecto, incluso más físico que otra cosa...más soñador que todo lo anterior; con una imaginación desbordada tanto en detalles como en desarrollo de técnicas arquitectónicas imposibles.




Una vez analizada la obra, como podemos ver en la imagen superior, la casa es una maravilla tanto por dentro como por fuera, yo me he quedado con la naturaleza viva que emana cada detalle, los colores, los brillos de las vidrieras, esa cúpula a modo de lomo de dragón...que gran visionario y que forma más original de hacer arte.

Aunque nos pueda parecer "recargada", que es posible que lo sea, yo me he quedado con la esencia del conjunto, como comentaba en la frase anterior, me he quedado con la "vida" natural que desprende. Por ello mi interpretación se basa en una materia prima principal en estado puro acompañada de matices elaborados que marcan la diferencia.



La ostra es el ingrediente principal y le acompañan:
- Una espuma de lima hecha en sifón
- Una gelatina de Manzanilla (Brilla como cristalitos)
- Y salicornia, un alga verde y preciosa que casa perfectamente con ese verde maravilloso de la fachada.

La ostra en su concha emula esas curvas caracteristicas y esa naturaleza pura de Gaudí. Un plato de esencia sencilla pero sofisticado en todo su conjunto.

INGREDIENTES (para 4 personas):

- 8 ostras (ostiones)
- salicornia (algas marinas)

Para la gelatina de Manzanilla:
- 100ml de manzanilla
- 1 gr de agar-agar

Para la espuma de lima:
- Zumo de lima(250 ml)
- 1,5 gr de Xantana
- 1 carga de CO2 y un sifón de 1/2 litro

ELABORACIÓN:

Comenzaremos con la gelatina de Manzanilla. Para ello pondremos el vino en una cazo al fuego y dejaremos que hierva por espacio de 2 minutos aproximadamente para que evapore un poco de alcohol. Añadiremos el agar- agar y removeremos para que se disuelva bien. Seguidamente, pondremos este jugo en un recipiente amplio de forma que se forme una capa de 1 centímetro aproximadamente. Queremos obtener una gelatina en forma de plancha.



Meteremos el recipiente en la nevera durante unos 45 minutos para que solidifique bien. Una vez solidificado lo cortaremos en cubos de tamaño regular. 

Lo reservaremos.

Vamos a potenciar el sabor del plato con un alga  marina fresca y crujiente como es la salicornia. En la base del plato vamos a poner el alga tal cual la encontramos en el mercado. No obstante, de este tipo de alga solo se come las yemas finales de las ramas. 


Estas yemas os las muestro en la imagen inferior, el tronco central del alga suele ser algo leñoso y poco fino al paladar. Así que por un lado vamos a poner las algas en el fondo del plato, y por otro vamos a reservar unas yemas para presentarlas sobre la ostra.

Las reservaremos.


Continuaremos con la espuma de lima. Para ello exprimiremos las limas y colaremos el zumo con un colador textil. Es importante que quede solo líquido sin impurezas, ya que el sifón solo admite liquidos, cualquier grumo puede obstruir la salida de espuma.

Pondremos en el vaso de la batidora el zumo con la xantana y lo batiremos todo hasta que se disuelva todo. Meteremos al mezcla en el sifón, lo cerraremos y meteremos la carga de CO2. Lo reservaremos en la nevera.


Finalmente ya solo nos quedará abrir las ostras, en nuestro caso decidimos utilizar ostiones por lo sinuoso de su concha lo cual nos venía a la perfección para dar esa bella rareza característica de Gaudí.



Trucos y consejos:

- Para cortar los cuadrados de gelatina de manzanilla os aconsejamos que lo hagáis con un cuchillo muy bien afilado. Poneros cerca un recipiente con agua para ir mojándolo, de esta forma con la hoja humedecida va a ser más fácil cortar la gelatina. Para reservarla, puedes poner sobre un vasito un poco de papel film de cocina y reservar los cubos de gelatina sobre el papel estirado. Así va a ser mucho más fácil manipularlos a la hora de presentar el plato.

- Para servir la espuma sobre la ostra os aconsejamos ponerla sobre un plato y de ahí recogerla con ayuda de una cucharilla. Así es mejor ya que el sifón puede darnos algún que otro chorro a presión de espuma y fastidiarnos la delicada carne de la ostra.


Poco más que añadir a nuestra particular visión de la obra de Gaudí en un plato. Esperamos con ansia la nueva obra del mes próximo! 


Quien comparte su comida, no pasa solo la vida

Te recordamos nuestros perfiles en las redes sociales por si queréis un contacto instantáneo con nosotros:






8 comentarios

  1. Maravilloso Marga, poco más tengo que decir. Tu propuesta es sorprendente y maravillosa. Me encanta.
    Muchísimas gracias por participar
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  2. Ala!!! Esto son palabras mayores. Seguro que Gaudí se la comería encantado. Besos!!

    ResponderEliminar
  3. Sin palabras Marga. Un plato maravillosamente rico y taaaaan bonito que es una pequeña obra de arte. Me encanta

    ResponderEliminar
  4. Madre mia que nivelazo Marga! Con sifones y gelatinas que parecen diamantes!ª Una pasada tu interpretacion! Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  5. Este es un plato digno de los mejores restaurantes, me encanta como te has inspirado para hacerlo.
    En el oriente de Asturias se utiliza mucho la salicornia en los platos de pescado pero yo nunca la probé. Besinos

    ResponderEliminar
  6. tan sencillo a la vista y con tanta tecnica y locura detrás, una inspiracion genial para un gran genio, encantada de pasar por tu cocina MArga, feliz día, bss

    ResponderEliminar
  7. Sin palabras!. Bonita presentación, bocado exquisito, introducción perfecta. Vamos, de diez.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar

Gracias por dejarnos un comentario, tu opinión nos importa.


Síguenos en Instagram

© Azafranes y Canelas. Design by FCD.