Cómo hacer donuts caseros para que queden esponjosos

Si has llegado hasta aquí es que estas dispuesto a dar un paso más en la elaboración de dulces. Te cuento cómo hacer donuts caseros para que queden esponjosos.

Mi niñez y la de mucho de vosotros está ligada a los donuts. De una forma o de otra, estas rosquillas esponjosas siempre han estado presente en nuestra vida. Y aunque en casa siempre nos cuidábamos de comer más bollería de la cuenta, de vez en cuando nuestra madre nos compraba uno para merendar. Cada bocado sabía a gloria.

 Ahora en mi casa sigo con la misma filosofía: bollería la justa y si es casera mucho mejor. Por eso hoy te cuento como hacer tus propios donuts caseros. Sigue leyendo y verás que sencillos son de hacer. En pocas líneas te cuento cómo hacer donuts caseros para que queden esponjosos.

donuts caseros

La historia del donut se remonta a cientos de años atrás. En AzafranesyCanelas.com vamos a tratar de contarte algunas curiosidades de este dulce tan internacional que ha marcado a varias generaciones.

Podemos empezar contando que son conocidos por varios nombres diferentes: donas, rosquillas o berlinas. Si hablamos de su sabor, aunque inicialmente eran unos dulces con sabor dulce y aromático, con el paso del tiempo ha ido evolucionando introduciendo diferente sabores y coberturas.

Origen de los Donuts

Si tratas de hablar de los orígenes de cualquier cosa, siempre es difícil saber exactamente el lugar exacto de su nacimiento. Tras consultar diferentes fuentes de reconocido prestigio gastronómico, todas sitúan su origen en la Europa del Norte durante la Edad Media. Concretamente, todo apunta a que su origen es un bollo de aceite que, en la Holanda del Siglo XVI, se hacía de forma habitual y muy consumido por la calse alta de la sociedad. Básicamente era una pasta con mucho azúcar en forma de bola la cual se freía en grasa animal.

Pero no siempre fue un toroide (la forma de donuts de toda la vida con un agujero en el centro). En sus orígenes era un bollo redondo y algo plano pero sin agujero en el centro. Debido a los escasos medios técnicos de la época estos bollos siempre quedaban crudos por el centro.

Cómo hacer donuts caseros para que queden esponjosos

Cuando se freían era complicado conseguir que la zona central quedase esponjosa, en su lugar, quedaba cruda al no llegar bien el calor al centro sin que quedasen quemados por fuera. Era realmente dificl control la temperatura del aceite/grasa donde se freian los pastelitos. Tened en cuenta que antes se cocinaba al fuego, pero literalmente al fuego de la lumbre; con ascuas y maderos al fuego. ¿Imaginas lo que suponía bajar la intensidad del calor? Era una tarea ardua y casi imposible.

Para salvar este inconveniente, los pasteleros más experimentados introducían nueces en el interior de los bollos de forma que, al haber menos masa en el interior, quedasen menos crudos.

La colonización de los EEUU y los Donuts

El descubrimiento de América, fue sucedido por la colonización de los EEUU siendo una etapa histórica de varios siglos en los que se produjeron cambios en el mundo en general, que a día de hoy aún siguen siendo evidentes.

Este período de colonización abarca desde la llegada de los primeros inmigrantes europeos al continente americano, desde el siglo XV hasta finales del siglo XVIII. Las oleadas de inmigrantes europeos que arribaron al nuevo continente marcaron la historia de América.

Estos colonos llevaron estos dulces y su técnica a Estados Unidos. Allí, comenzaron a elaborarlos de forma muy exclusiva empezándose a llamar dough-nut. Cuya traducción sería:

Dough: Masa

Nut: Nueces

O lo que es lo mismo: masa de nueces. Como podéis ver, la combinación de este juego de palabras llevó a que estos Dough-nut derivasen en los conocidos Donuts.

Porqué los donuts tienen agujero

Ya sabemos algo más de los donuts, pero todavía se quedaba crudo su centro. En la segunda mitad del siglo XVII un capitán llamado Hanson Gregory cambió la forma de estos dulces cuando decidió quitar el centro haciendo un agujero con un vasito. De esta manera, retiraba el centro que estaba crudo quedándose con la parte bien cocinada.

Este marinero acababa de inventar lo que hoy conocemos como el donut. ¿Será cierta esta historia? Quizás lo sea, y aunque nuca lo sabremos este artículo del Washington Post cuenta su propia historia de este famoso dulce.

Si tienes alguna duda, puedes preguntar lo que necesites dejando un comentario al final de la receta. También puedes contactar conmigo a través de Instagram, en mi perfil Zafranelas publico siempre cosas nuevas.

Dificultad: Intermedio Tiempo de preparación 7 hora Tiempo de cocción 10 minuto(s) Tiempo de descanso 1 hora Tiempo total 8 h 10 mins Porciones: 6 Mejor temporada: Adecuado durante todo el año

Ingredientes para hacer Donuts caseros (18 unidades)

Para la masa de arranque

Para la masa principal

Para el glaseado de los Donuts

Cómo hacer Donuts caseros

  1. Masa de arranque

    Iniciamos la recta con una primera masa de arranque, para ello pondremos la leche en un vaso y le daremos un golpe de calor en el microondas. Una vez templada le añadiremos la levadura y dejaremos que se de deshaga lentamente removiendo con una cucharilla para ayudar a disolverla.  Mientras, en un recipiente amplio pondremos la harina de fuerza y el azúcar, le añadiremos la mezcla anterior y removeremos hasta que se integren bien todos los ingredientes.

  2. Debe tener el aspecto que veis en la imagen superior. Taparemos el recipiente con un paño de cocina y lo dejaremos reposar en un lugar cálido a temperatura ambiente durante 1 hora aproximadamente. Lo reservaremos de corrientes de aire para que la levadura haga bien su trabajo. 

     

Masa Principal de los Donuts

  1. Esta masa puedes realizarla con ayuda de una batidora provista de gancho de amasar, con una máquina tipo Kitchen Aid como yo, o incluso manualmente. Yo te recomiendo que te ayudes de una máquina, va a ser mucho más sencillo.

  2. Comenzaremos poniendo en un cuenco (o el vaso de la K.A.) la masa anterior, la  leche, azúcar, y harina tamizada con ayuda de un colador. Mezcle hasta que la harina esté casi integrada. Después, incorpore los huevos uno a uno, mucho mejor que se vayan integrando poco a poco en la masa. Mientras también podremos añadir la sal y el agua de azahar. Seguiremos amasando hasta que se i forme una masa bien integrada.
     
  3. Ya solo nos quedará añadir la mantequilla poco a poco sin dejar de amasar en la Kitchen Aid. Seguiremos con la máquina en marcha hasta obtener una masa lisa, elástica y ligeramente pegajosa.
     
  4. Pondremos la masa sobre la mesa y formaremos una bola. Si vemos que está demasiado pegajosa puedes humedecerte las manos con agua, será mucho más fácil. Pondremos la masa en un cuenco amplio ligeramente engrasado con aceite, lo taparemos con paño de cocina y lo dejaremos levar durante un par de horas, hasta que la masa doble su volumen. Este tiempo es relativo ya que va a depender de la temperatura y la humedad de la cocina. Solo tienes que vigilarlo y ver como más o menos va subiendo la masa, unas 2 ó 3 horas de be ser suficiente. En la imagen inferior puedes ver el aspecto final.

  5. Cuando veamos que la masa ha crecido el doble de su volumen la pondremos sobre la encimera a la que previamente le habremos espolvoreado harina. Con ayuda de un rodillo estiraremos la masa hasta obtener una plancha de un grosor  de 2 cm aproximadamente.

  6. Con ayuda de un cortador de Donuts iremos cortándolos y dándoles forma. Una vez hechos los pondremos sobre papel de horno cortado en cuadrados del tamaño del donuts aproximadamente.
     
    Si no tienes cortador de donuts puedes hacerlos con ayuda de  dos corta pastas, uno de unos 8 cm de diámetro y otro más pequeño de unos 4 cm para hacer el agujero central. Con la masa que vaya sobrando podremos ir formando una bola de nuevo, la dejamos reposar unos minutos para que se relaje y no se encoja. Repetimos el mismo procedimiento que antes, para poder cortar más donuts.
  7. Iremos colocando los donuts en una bandeja (sobre los cuadraditos de papel de horno). Es importante dejar un espacio entre ellos ya que vamos a darle un segundo levado y van a aumentar su volumen. Una vez todos dispuestos sobre la bandeja los cubriremos con un paño de cocina y los dejaremos fermentar. El tiempo va a ser muy relativo dependiendo la de temperatura de tu cocina. Aproximadamente tendremos que dejarlo unas 2 horas.

Cómo cocinar los Donuts

  1. Cuando hayan crecido lo suficiente y estén bien gorditos y esponjosos los freiremos en abundante aceite de girasol. Es importante que sea una cacerola honda para que los donuts puedan freírse sin tocar el fondo de la misma y floten a su aire en el aceite.
     
    Cuando el aceite esté bien caliente añadiremos los donuts uno a uno con el mismo papel, no hace falta que lo quites. De esta forma no los manipulamos y evitamos que se deformen.
     
    Es mucho mejor hacerlo poco a poco para  controlar la cocción. Una vez que los pongas en el aceite verás que se desprenden del papel, solo tienes que sacar dicho papel con ayuda de unas pinzas para evitar quemarte.  Doremos los Donuts por ambos lados hasta que queden con ese color dorado tan característico.
     
    Una vez fritos los pondremos en un plato sobre papel absorbente de cocina para eliminar el exceso de aceite. Pasados unos minutos les pondremos la glasa azucarada por encima, pero sin que se enfríen demasiado.

Para hacer la glasa

  1. En un recipiente mezclaremos el azúcar glass con el agua hasta obtener una crema bien mezclada de los dos ingredientes. Ya solo quedarán poner esta glasa sobre los donuts con ayuda de una cuchara. Esperaremos un poquito para que se endurezca y se forme una capa dulce y deliciosa sobre nuestros donuts caseros.
     
    Poco más que añadir!! Ya tenemos ante nosotros unos donuts caseros super buenos! No dudes en hacerlos y si tienes alguna duda puedes preguntarme lo que necesites saber, aquí estoy para resolver tur dudas.
Archivar en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!