Opciones de impresión:

Pasta con verduras: Fusilli para salir de la rutina.

Dificultad Principiante
Tiempo
Tiempo de preparación: 15 minuto(s) Tiempo de cocción: 20 minuto(s) Tiempo total: 35 mins
Porciones 4
Ingredientes para hacer unos fusilli con verduras sorprendentes:
  • 300 gramos Fusilli Lunguini Bucatti (O cualquier otro tipo de pasta larga)
  • 10 Champiñones
  • 1 Zanahoria
  • 1 Pimiento verde
  • 1/2 Cebolla
  • 2 Dientes de ajo
  • 10 Tomates cherry (Un puñado)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
Como hacer Fusilli Lunguini Bucatti con verduras
  1. Cómo cocer la pasta

    Para cocer la pasta pondremos a calentar agua en una olla amplia y alta. Este tipo de pasta larga suele ser muy grande, tipo espaguetis. Por eso debes utilizar una olla alta, para que la pasta se cubra por completo.

    Como decía, pondremos la olla al fuego con agua y esperaremos que que comience a hervir antes de añadir la pasta. Pondremos también un poco de sal.

    Cuando el agua hirva a borbotones añadiremos la pasta y controlaremos el tiempo de cocción. Debes seguir las indicaciones del fabricante, normalmente vienen en el envase. Suele haber recomendaciones de tiempo de cocción. Aunque todo es relativo dependido de tus gustos. Yo suelo cocer la pasta en su justa medida, al dente es la mejor forma de comer pasta.

    Unos 12 minutos aproximadamente serán suficiente. Aunque te recomiendo que elijas tu mismo el punto de la pasta probandola.

  2. Mientras se cuece la pasta tenemos que ir preparando las verduras. Para ello sofreiremos en un poco de aceite de oliva el ajo bien picado. Antes de que comience a dorarse añadiremos la cebolla cortada finamente. Lo hacemos en este orden ya que si lo añadimos todo junto la cebolla comenzará a soltar agua evitando que el ajo se tueste, terminará cociéndose y el sabor que aporte no será el mismo. Dorar un poco el ajo en el aceite y luego añadir la cebolla va a aportar mucho sabor al plato. Añadiremos un poco de sal.
  3. Transcurridos unos 15 minutos a fuego lento, la cebolla y el ajo estarán listos. El siguiente pasos será añadir el resto de verduras. El pimiento, la zanahoria y los champiñones.

  4. La clave de estas verduras es no cocinarlas demasiado. Vamos a conseguir un efecto de verduras crujientes muy bueno, y eso se consigue con un salteado rápido. Los champis los puedes cortar en láminas finas (o comprarlos ya laminados). La zanahoria he decidido rallarla para ahorrar tiempo. Y el pimiento a mi me gusta pequeño, pero puedes cortarlos en tiras largas o en trozos grandes. Unos minutos antes de añadir la pasta pondremos en la sartén los tomates cherry cortados por la mitad. El objetivo es que queden enteritos.

  5. Una vez hecho un salteado final muy rápido y a fuego fuerte, añadiremos la pasta escurrida. No olvides conservar un poco del agua de cocción para añadir a la sartén, ayudará a conseguir una buena salsa ligada y ayudará a que se integren bien los sabores.

  6. Por último, rectificaremos de sal y podremos añadir un toque de pimienta negra molida. Obtendremos un plato vistoso por la forma de la pasta y muy completo por todos los ingredientes sanos que lleva.

  7. Espero que te haya gustado, que la disfrutes y no olvides valorar esta receta! Aquí abajo tienes las estrellas, me sería de gran ayuda saber tu opinión.