Tzatziki

Si te digo “Tzatziki ¿Qué es lo primero que se te viene a la mente? Probablemente pienses en Sirtaki y platos rotos. ¡Correcto! Estamos en Grecia con una de las salsas más típicas de los Helenos. Hay muchas formas diferentes de hacer esta salsa tan característica de Grecia. Se pueden usar unos ingredientes u otros, ero el imprescindible es el yogurt griego y el pepino. Debe convertirse en una receta básica en tu cocina.

La Sirtaki es una danza popular de origen griego creada por Giorgos Provias. Un actor y bailarín Griego que materializó este baile tan característico del país Griego.

Se creó en el año 1964 para la película Zorba el Griego, protagonizada por Anthony Quinn e Irene Papas. Una característica distintiva de esta danza es que la música del Sirtaki va aumentando su ritmo poco a poco. Este baile es una de las atracciones culturales más populares de Grecia y de las tabernas de estilo griego de todo el mundo.

Volviendo a la receta, debes saber que el exceso de agua es el principal problema de las salsas que contienen yogurt. Si no cuidamos bien este punto podemos obtener como resultado una sopa blanquecina con hierbas. Pero no te preocupes, a continuación te cuento como solucionar este problema.

Tzatziki
Tzatziki

Un buen Tzatziki debe ser compacto, con muchas hierbas y con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra por encima. Una combinación totalmente mediterránea.

Antes de comenzar con la receta podemos hablar de los usos de esta salsa. Esta salsa fría a base de yogurt y especias suele ser el acompañamiento perfecto para el tradicional pan de pita griego. Tambien puedes usarlo para aportar mucho sabor a tus kebabs. Aunque te recomiendo que la pruebas con todo lo que se te ocurra, carne asada, pescado al horno, verduras frescas al estilo crudités o incluso patatas fritas o asadas.

Si tienes alguna duda, puedes preguntar lo que necesites dejando un comentario al final de la receta. También puedes contactar conmigo a través de Instagram, en mi perfil Zafranelas publico cada día cosas nuevas.

Dificultad: Intermedio Tiempo de preparación 24 hora Tiempo de descanso 1 hora Tiempo total 25 h Porciones: 4 Mejor temporada: Adecuado durante todo el año

Ingredientes para hacer Tzatziki

Cómo hacer Tzatziki

  1. Si quieres obtener una salsa tan compacta como la nuestra, lo cual la hace irresistible, tendrás que trabajar con ella unas 24 horas antes de consumirla. Ello no quiere decir que tenga mucho trabajo adicional, simplemente necesita un tiempo de reposo para eliminar los líquidos sobrante.

  2. Para eliminar dicho agua del yogur vamos a necesitar un recipiente amplio, un colador y una paño fino. Pondremos el paño sobre el colador y dentro echaremos los yogures, tal como se ve en la imagen. Cerraremos el paño con un cuerda como si se tratara de una muñequilla. Pondremos el colador sobre el recipiente y lo llevaremos al frigorífico, allí lo deberemos dejar hasta el día siguiente, unas 20 horas aproximadamente. En ese tiempo el suero de la leche abandonará el yogur.

  3. Transcurridas dichas horas podremos sacar el yogur de su atadillo y hacer la salsa. Como ves en la imagen, se ha convertido en una masa compacta con textura de queso fresco y sabor a yogur ¡una auténtica pasada!. Hemos eliminado nada más y nada menos que 50 ml de suero de leche.

  4. El siguiente paso es preparar el pepino. Primero lo rayaremos y seguidamente lo extenderemos sobre otro paño fino, le pondremos sal por encima para eliminar agua y lo dejaremos reposar unos 5 minutos. Transcurrido dicho tiempo lo exprimiremos bien con la ayuda del paño eliminando otro tanto importante de agua.

  5. Llegados a este punto ya tenemos el “trabajo sucio” hecho. Pondremos el yogur en un recipiente y le añadiremos el pepino, la cebolla finamente picada y el ajo también muy picadito. Lo mezclaremos todo bien. 

  6. A continuación incorporaremos la rayadura de limón, el pimentón picante, el eneldo picado y el aceite. Seguiremos mezclando. El limón y el eneldo le aportan una frescura maravillosa, el toque picante del pimentón le va genial y el aceite de oliva compacta todos los sabores. 

  7. Esta técnica para eliminar el agua es todo un descubrimiento que pondremos en práctica en todas las salsas que utilicemos yogurt. El sabor es completamente diferente y sobre todo la textura, como ya hemos comentado antes, no queremos obtener una sopa de yogurt sino una salsa.

  8. Sus usos son infinitos, podemos tomarla con pan de pita, con verduras asadas o sin asar, con pescados, mariscos, como aperitivo o como complemento de un gran plato principal. De cualquier forma el acierto es seguro.

Preguntas frecuentes

Expand All:
¿Puedo usar otro tipo de yogurt?

Por supuesto que si, aunque cuanto más materia grasa tenga el yogurt más compacta quedará la salsa. 

¿Puedo cambiar las especias?

Puedes usar las especias que prefieras, pero intenta conservar el eneldo y el pimentón picante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.