Navajas con pipirrana de pimientos



Hoy las queremos llamar navajas, aunque en Huelva también reciben el nombre de Longuerones. Ya os mostramos otra receta con ellas, en ese caso las hicimos de la forma más pura que puedas imaginar, simplemente un toque de plancha y unas gotas de limón, podéis verlas en este enlace


En esta ocasión las hicimos con un aderezo muy básico y fresco que se agradecía bastante, ya que este marisco se caracteriza por tener un sabor bastante potente. 



Sobre las navajas no tengo mucho que decir, ellas solas se retratan en la foto que os adjunto. Están vivas, son frescas y una vez más tenemos que agradecer a estas maravillosas costas Onubenses los regalos que nos brindan cada día. Maravillas del Atlántico. David y yo sobramos en este momento, os dejamos con las navajas que seguro que tienen mucho que deciros.

INGREDIENTES (para 4 personas):

- 16 navajas (longuerones)
- 1 pimiento verde
- 1 pimiento rojo
- 1/2 cebolla
- perejil
- vinagre
- aceite de oliva virgen extra
- sal

ELABORACIÓN:

El toque diferente de esta receta es la vinagreta que acompaña a este marisco. Es un aliño muy sencillo a base de pimientos, cebolla y perejil. El secreto para que sea agradable en boca es que cortemos todo muy pequeño, para que no interfiera en el bocado a la navaja. De esta forma nos sigue una textura crujiente pero no de forma tan agresiva. 


Una ve todo muy bine picado lo pasaremos a un recipiente amplio y le añadiremos aceite de oliva, vinagre y un toque de sal. Lo mezclaremos todo bien de forma que quede una vinagreta cremosa y la dejaremos reposar en la nevera durante unas horas. Aunque ésto último tampoco es estrictamente necesario.



Ya solo nos quedará abrir las navajas. Añadiremos un poco de aceite a una plancha de asar y las pondremos una vez que dicha plancha esté bien caliente. Veréis que en escasos 30 segundos las navajas comienzan a abrirse, ese será el momento de retirarlas del calor añadiéndoles antes un poco de sal.. Así van a conservar toda su jugosidad.


 Por último  aliñaremos las navajas con la vinagreta. Es una aperitivo que se puede servir tanto en frío como en caliente. Aunque es más recomendable que las navajas estén al menos templadas.


Como veis esta es otra receta más donde el producto principal es la calve del éxito. No tiene secreto alguna, es tan sencillo como picar unas verduras y asar unas navajas. La maravilla reside en un producto fresco y de calidad. Así que..¡¡No dejéis de probarlo!! 

Quien comparte su comida,no pasa solo la vida




2 comentarios:

  1. Ese mar que es una de las 613 cosas que nos faltan a los madrileños para vivir en la ciudad perfecta... y que da envidia y mucha.
    Una combinación perfecta, ya esperaba yo algo así con la vinagreta del otro día, aunque aposté a mejillones ;).
    Preguntilla/tontunada... a ver, ¿los longuerones son los mismos que en Galicia llaman longueirones?, porque entonces no son exactamente lo mismo que las navajas, aunque sean muy similares (vamos, que son casi lo mismo y se comen igual), pero por aquello de la puntualización, porque a mi, al menos en Galicia, me gustan más las navajas que los longueirones que, además, al menos los que yo he comido, son mucho más grandes y yo soy más de navaja terciada, no tanto por el sabor como por el tacto/textura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no se si serán lo mismo que los gallegos, aunque yo a puesto a que si.
      Navajas y longuerones son sutilmente diferentes, en su concha y en su carne. Al igual que las ostras y los ostiones, son casi lo mismo pero las ostras son bastante más refinadas tanto en su carne como en su concha. Pero vamos...la diferencia es sutil. Auqnue en el caso de las ostras tambien varian el el precio.

      Eliminar

¡¡Gracias por dejarnos un comentario!!

Nos hace mucha ilusión ver tu versión de esta receta, queremos ver el resultado.
Si te animas, cuéntanos si te ha gustado y envíanos una foto a azafranesycanelas@gmail.com.

¡Veras publicada la foto de tu plato!

Printfriendly

Síguenos la pista