Arroz con leche

Arroz con leche
Arroz con leche y canela

A muchos de nosotros el arroz con leche nos transporta a la infancia con recuerdos maravillosos de nuestras madres o abuelas. Es un postre típico de los tiempos felices donde se solían hacer postres caseros con más normalidad. Aquellos tiempos en los que la única preocupación que teníamos era…¡Ninguna! Éramos niños y nos limitábamos a ser felices.

A veces nos dispersamos con recetas novedosas que nos encandilan por sus sabores exóticos, olvidando las recetas tradicionales de nuestro recetario nacional.


El arroz con leche es una muestra de esta riqueza gastronómica de la que gozamos cada día, y el hecho de que hoy día no lo cocinemos en casa, es otra muestra de lo olvidadas que tenemos nuestras recetas tradicionales.

Si lo que te gustan son los dulces tradicionales, aquí te dejo una relación de recetas que te van a encantar:

Aunque el arroz con leche parece sencillo de hacer por los pocos ingredientes que lleva, requiere de una gran atención para que quede rico y cremoso. Para mi lo más importante es utilizar un arroz redondo de calidad y leche entera.

Una vez hecho, la mejor forma de guardar el arroz con leche es en la nevera, porque se mantiene mejor su consistencia y sabor. Te recomiendo que lo saques unas 15 minutos antes de consumirlo, de esta forma perderá el frio de la nevera y se notará mucho mejor el sabor y la textura. Si lo prefieres también pude consumirse templado una vez hecho o calentarlo ligeramente en el microondas.

Arroz con leche

Si tienes alguna duda, puedes preguntar lo que necesites dejando un comentario al final de la receta. También puedes contactar conmigo a través de Instagram, en mi perfil Zafranelas publico cada día cosas nuevas.

Dificultad: Principiante Porciones: 8

Ingredientes para hacer Arroz con Leche

Como hacer arroz con leche

  1. Antes de comenzar vamos a explicar las medidas necesarias para cocinar este arroz con leche, recordad que son unas cantidades orientativas:
     
    Para obtener un arroz con leche suelto, cremoso y a la vez ligero deberás seguir la proporción de 1/8 de arroz y leche, es decir:
     
    Yo utilicé una cuchara de media de 100 ml. Mi receta se basa en una medida de arroz y 8 medidas de leche.
     
    Dicho de otra forma, 1 vaso con una capacidad de 100ml lleno de arroz y 8 vasos de leche (800 ml).

  2. En una olla pondremos la leche con el azúcar, las ramas de canela y la peladura del limón. Lo pondremos a fuego suave de forma que se caliente pero sin llegar a hervir.

  3. Añadiremos a la olla el arroz y cocinaremos a fuego suave durante unos 25 minutos aproximadamente, iremos controlando el punto del arroz. Deberemos remover con una espátula para evitar que se pegue el arroz a la olla. 

  4. Yo he optado por lavar ligeramente el arroz antes de añadir a la olla. De esta forma eliminaremos gran parte del almidón por lo que el arroz quedará ligero y suelta una vez cocinado. Si prefieres un arroz con leche más espeso no laves previamente el arroz.

  5. Si decides lavarlo, debes poner el arroz en un colador y bajo el grifo lo lavaremos ligeramente. Podremos ver como el agua resultante del lavado tiene un aspecto lechoso, eso es debido a la eliminación de almidón.

  6. Una vez que el arroz esté cocinado, lo pondremos en un recipiente y lo dejaremos reposar durante un par de horas hasta que se enfríe por completo. Durante ese tiempo no solo bajará la temperatura, también el arroz terminará de absorber la leche quedando con la consistencia justa.

  7. Poco más que añadir a este dulce tan tradicional y tan sencillo de hacer. Te recomiendo que lo presentes con canela molida por encima para potenciar el sabor.

  8. Espero que te haya gustado, que la disfrutes y no olvides valorar esta receta! Aquí abajo tienes las estrellas, me sería de gran ayuda saber tu opinión.

Archivar en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.