Garbanzos al horno

Los garbanzos al horno pueden ser un aperitivo sano y casero que va a gustar a todos en casa. Te los comes sin darte cuenta y son una fuente brutal de proteínas. Los Snacks también pueden ser saludables y estos garbanzos son buena prueba de ello.
garbanzos al horno, presentados en una bandejita.
Un aperitivo puede ser sabroso y sano a la vez

La idea de tener a mano un aperitivo saludable cada vez está más extendida. No debemos renunciar a los pequeños placeres de la vida ni de esos momentos de esparcimiento los fines de semana frente a una copa de vino y un picoteo desenfadado. Con esta receta podemos convertir una legumbre en un snack saludable, por lo que estos garbanzos al horno se van a convertir en tu aliado en fiestas y eventos familiares.

Los garbanzos eran un pilar importante en la dieta de la Antigua Roma

Se solían vender en puestos ambulantes de forma habitual, cocidos, crudos o ya cocinados.

El garbanzo es una leguminosa que se cultiva en todos los continentes, no hay excepción por climas o regiones, lo que los convierte en un pular fundamental de todas las gastronomías. Crecen a partir de una planta de aproximadamente 50 cm de altura, con flores blancas o violetas las cuales desarrollan la vaina que contiene los garbanzos.

El garbanzo es un ingrediente importante de la dieta mediterránea por su alto valor culinario y nutritivo. Desde la Antigua Roma, los garbanzos eran muy habituales en las mesas romanas, incluso eran vendidos en las calles tanto crudos como cocinados.

garbanzos al horno junto con unos frutos secos.
Junto con unos frutos secos, quedan geniales.

Los garbanzos pueden comerse cocidos en ensalada, guisados, tostados, fritos e incluso en forma de harina. Algunas muestras de estos tipos de cocinados son las siguientes:

En esta receta sin embargo, le hemos dado una vuelta de tuerca a la forma de cocinarlos y los hemos secado ligeramente al horno. Además los hemos aderezado con muchas especias variadas, destacando el picante que los va a hacer más apetecibles. No obstante, puedes elegir tus especias favoritas y cambiarlas a tu gusto.

La idea surgió del juego que nos propone MissPimienta, la idea de pensar recetas con dos ingredientes elegidos al azar me parece de lo más sugerente. Este mes tocaban los garbanzos y las guindillas por lo que esta receta era obligada hacerla!

recuerda que tienes ésta y más receta en mi perfil de Instagram donde cada vez somo más. Te espero allí para disfrutar juntos de la cocina diaria. Visítame en @zafranelas.

Tiempo de preparación 15 minuto(s) Tiempo de cocción 35 minuto(s) Tiempo total 50 mins Porciones: 4

Ingredientes para hacer Garbanzos al horno

Cómo hornear estos garbanzos especiados

  1. Lo primero que haremos será precalentar el horno a 200ºC. Lo pondremos a esa temperatura con calor arriba y abajo y lo dejaremos que vaya subiendo poco a poco el calor.

  2. Abriremos el bote de los garbanzos, tarea aparentemente sencilla pero que a veces se complica. Si se te resiste solo tienes que dar unos golpecitos en el borde de la tapadera. Yo le doy unos golpecitos suaves con la encimera. Aunque también he de deciros que cada vez más botes vienen con tapaderas con apertura fácil. 

    Lo dicho, abre el bote y echa los garbanzos en un colador amplio. La idea es lavarlos y eliminar el liquido donde vienen conservados. Al principio empezará a formarse mucha espuma, pero a medida que se vaya eliminando irá desapareciendo. 

  3. Ahora tocará dejarlo escurrir el exceso de agua y esperar un poquito que se sequen bien. Puedes agilizar el proceso secándolos con un paño limpio. Solo tienes que echarlos encima y pasarles otro paño o papel de cocina por encima, con suavidad. De esta forma se secarán antes.

  4. Una vez secos los echaremos en un bowl amplio y le añadiremos las especias y  la sal. Lo mezclaremos todo bien con las manos de forma que todos los garbanzos queden cubiertos de especias.

  5. Por último, los pondremos en una bandeja sobre papel de hornear. Los pondremos bien separados y formando una sola capa. De esta forma se secaran mejor y de forma uniforme. Los meteremos en el horno que tendremos precalentado y listo.

  6. Transcurridos unos 35 minutos aproximadamente habremos obtenido unos garbanzos perfectos para comer como snack. Recuerda que el tiempo de cocción en el horno es orientativo, cada horno es diferente por lo que estos tiempos pueden variar. Yo te recomiendo que los observes y que los retires en el punto que más te guste. 

    No olvides valorar la receta con las estrellitas de aquí abajo! Me ayuda a saber tus gustos y apoyas mi trabajo. Muchas gracias!

2 comentarios

  1. Un aperitivo sano y maravilloso , yo lo he hecho , pero sin darle el toque picante y seguro que están maravillosos

    1. Ti lo has dicho, es un aperitivo muy sano. El toque picante queda genial! Muchas gracias por tus palabras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *