Printfriendly

Papas arrugás con salsa mojo



INGREDIENTES (para 4 personas):


- 12 patatas pequeñas

- salsa mojo rojo
- sal

ELABORACIÓN:


Todos sabemos que las patatas son la guarnición más utilizada. Se suelen hacer fritas, en puré, confitadas o incluso pochaditas con verduras. También es sabido que otra forma muy sabrosa de ponerlas como guarnición es cocidas. Estas son las inigualables papas arrugás.  Vamos a explicaros nuestra técnica para que queden muy tiernas por dentro y con su característica capa de sal en la piel.


Comenzaremos limpiando bien las patatas bajo el grifo para eliminar cualquier resto de tierra que pudiera tener. Cuando estén bien limpias las pondremos en una olla muy amplia, esto es importante.


Las cubriremos de agua y echaremos 4 puñados grandes de sal. Pondremos la olla a fuego medio alto, la taparemos y dejaremos cocer durante unos 35 minutos aproximadamente. Evitaremos abrir la olla para que no se salga nada de vapor.

Mientras se cuecen las patatas, podremos ir haciendo la salsa mojo. Podeis ver como la hacemos nosotros en el este enlace.





Transcurrido este tiempo, destaparemos la olla y quitaremos casi toda el agua, tan sólo dejaremos un poco en el fondo. Volveremos a poner la olla al fuego, esta vez a fuego alto.



A medida que se vaya evaporando el agua podremos ir viendo como va apareciendo la sal y se nos va pegando en las patatas.


Cuando aparezca la sal, tendremos que ir moviendo la olla con las dos manos y haciendo movimientos circulares para que las patatas vayan rodando por la olla e impregnandose de la sal.


Al principio veremos que la sal está húmeda, pero a medida que aumenta la temperatura de la olla, dicha sal se va secando. Cuando veamos que los granos de sal empiezan a saltar de la olla, querrá decir que ya no hay agua y que las patatas ya han adquirido toda la sal, quedando con un aspecto de lo más apetecible.



Como habéis visto, más que una receta, se trata de una técnica. Realmente quedan deliciosas y muy tiernas por dentro. Ideal para acompañarlas con cualquier salsa que se os ocurra, en el siguiente enlace os proponemos alguna más. Así que...¡¡No dejéis de probarla!!



Quien comparte su comida, no pasa solo la vida



5 comentarios

  1. ¡Gracias por toda la información! :)
    Un saludo,
    cocinaconann.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  2. No sabes lo que agradezco esta entrada y lo bien que me viene!!! No tenía ni idea de cómo se hacían. Vamos... que lo mismo esta noche lo pongo el práctica.
    Gracias!!!!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. hola Marga !!!
    hace tiempo que no preparo esta patatas
    y mira que estan riquisimas
    cuando estuve en Canarias la que pudimos comer
    con el mojo rojo y con el verde...uhmmmm que ricos
    te han quedado deliciosas y la explicación magnifica
    me han dado unas ganas de comerme un par de ellas...o tres...o mas
    besossssss

    ResponderEliminar
  4. Hola bonita, no conocía ésta receta, pero se me ha hecho la boca agua!
    Qué maravilla de receta, te ha quedado estupenda!
    Un besito muy grande!

    ResponderEliminar
  5. Que receta más curiosa y elaborada. Me gusta mucho tu blog, así que desde ahora te sigo y te invito a que te pases por el mío, que recién comienza, http://recetandoconeva.blogspot.com.es

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por dejarnos un comentario!!

Nos hace mucha ilusión ver tu versión de esta receta, queremos ver el resultado.
Si te animas, cuéntanos si te ha gustado y envíanos una foto a azafranesycanelas@gmail.com.

¡Veras publicada la foto de tu plato!

Síguenos en Instagram

© Azafranes y Canelas. Design by FCD.