Hígado de rape frito

Cada vez hay más personas que se atreven con el hígado de rape frito. De hecho, si has llegado hasta aquí es que has decidido hacerlo en casa o en tu negocio por lo que voy a tratar de ayudarte en todo lo que necesites.

Lo primero que tengo que deciros es que el hígado de rape que es una delicatessen oculta muchos años. Aunque no tanto para los viejos marineros de las costas Onubenses, y seguramente de otras tantas costas del territorio nacional.   Ahora está muy de moda que los productos, los buenos productos que siempre hemos tenido, tengan que pasar por  la mano de los japoneses o cualquier otro país emergente o emergido.   

Hígado de rape frito

Vamos, que si tu le dices a un marinero de piel curtida por la sal que el hígado de rape es un manjar que los japoneses se comen  a modo de Foie mi-cuit con wasabi y jengibre…ejem…las carcajadas del buen hombre llegarían muy lejos.   En la España profunda, en la España sin tonterías, las cosas son mucho más sencillas. El rape no era un pescado muy apreciado hace años (ahora los grandes ejemplares se cotizan a precio de oro). Imaginaros el valor que podría tener el hígado hace algunos años: cero.  

Es característico por su color anaranjado al freírlo

Pues estas familias de marineros se lo han comido toda la vida de muchas formas diferentes. Parece increíble que tengan que venir otros países a marketizar todo lo que nosotros tenemos desde hace años. A veces buscamos lejos lo que tenemos cerca por lo que disfrutemos más de nuestra cultura y pongamos en valor nuestras raíces, nuestras gentes y nuestro país.  

Tras esta rabieta necesaria, os presentamos la que quizás sea la  forma más simple de consumir este producto. Frito.   Aunque también puedes cocinarlo de otras formas como puede ser este arroz con rape.

Los rapes suelen ser pescados grandes, al menos los mejores ejemplares. Por esto el hígado suele serlo también. No obstante, es una parte del pez bastante desarrollada por lo que suelen ser enormes con respecto al animal.    Es bastante complicado, por no decir imposible que encuentres este producto congelado y en grandes superficies. Tendrás que ir al mercado en busca de un hígado siempre fresco. En casa permite perfectamente el congelado, siempre en condiciones buenas de empaquetado y durante poco tiempo.

Aquí abajo te dejo una imagen del hígado tal como lo compras en la pescadería. Como puedes ver es blanco y con un aspecto limpio y natural. La frescura se nota en su aspecto rosáceo y en su textura tierna y suave.

Veréis que por dentro suelen tener un tono anaranjado y brillante. Es de consistencia cremosa por la cantidad de grasa que contiene.  De hecho, todo lo sano y light que tiene el rape no se cumple con su hígado que es graso y consistente. Aunque se trata de grasa de la buena, de la que viene cargada de OMEGA 3 tan beneficioso para nuestro organismo.

Esto es una nota común al esto de las vísceras, ya que suelen tener buenas reservas de grasas a su alrededor para su protección y óptimo funcionamiento. Por ejemplo, las huevas de los pescados también suelen ser grandes reservas de nutrientes. No por ello tienes que renunciar a ellas, la clave está en el control y en comerlas con moderación.

Hígado de rape fresco
Hígado de rape fresco

Si tienes alguna duda, puedes preguntar lo que necesites dejando un comentario al final de la receta. También puedes contactar conmigo a través de Instagram, en mi perfil Zafranelas publico cada día cosas nuevas.

Dificultad: Principiante Tiempo de preparación 20 minuto(s) Tiempo de cocción 5 minuto(s) Tiempo de descanso 3 minuto(s) Tiempo total 28 mins Porciones: 4 Mejor temporada: Adecuado durante todo el año

Ingredientes para hacer hígado de rape frito

Cómo freír hígado de rape

  1. La elaboración es muy simple. Comenzaremos troceando el hígado en trozos del tamaño deseado. Nosotros lo hemos cortado en trozos más o menos pequeños, prácticamente para comer de un bocado, aunque puedes cortarlo un poquito más grande. Lo que si te aconsejo es que no sean trozos demasiado grandes para asegurar que  el interior quede bien cocinado, cuanto más grande sea el trozo más tiempo tardará en freír y corres el riesgo de que  quede poco hecho por dentro.

  2. Una vez cortado el hígado en trozos los pasaremos por harina y el pan rallado, mezclados a partes iguales. Los freiremos en abundante aceite de oliva virgen extra bien caliente. Unos minutos serán suficientes, cuando empiecen a dorarse los retiraremos sobre papel absorbente de cocina para eliminar el exceso de aceite y le echaremos un poco de sal por encima.

  3. Los acompañaremos con unas hojas de cebollino para aportar frescura al aperitivo. Sin duda esta es una receta de producto donde el hígado de rape cobra todo el protagonismo.

Palabras claves: rape, hígado, rape frito, hígado de rape, aperitivo,
Archivar en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.