Printfriendly

ceviche de corvina [#Asaltablogs]



¿Quieres pertenecer a esta banda de ladrones?
¿Quieres ser #Asaltablogs?
¿Quieres participar en este reto?

Solo tienes que enviarme un email a esta dirección
↡↡↡↡↡↡↡↡↡↡↡↡↡↡↡↡↡↡↡↡↡↡↡
azafranesycanelas@gmail.com

Y me pondré en contacto contigo para entrar en el reto
¡¡No dejes pasar la oportunidad!!

💢💢💢💢💢💢💢

¡Sexto asalto de la quinta temporada del Reto Asaltablogs!

Cada mes elegimos mediante sorteo un blog entre los participantes, y el agraciado (el blog asaltado) se pasa el mes viendo como entramos en su cocina el resto de blogs asaltantes dando buena cuenta de todas sus reservas. Una vez que hemos decidido qué receta llevarnos, cocinamos nuestra particular versión y al final de cada mes, hacemos una publicación masiva del resultado de dicho asalto. ¡Hoy es ese día!

Si te unes a esta banda de asaltadores jamás volverás a entrar en tu cocina sin pensar en nosotros. Si...mientras tu trabajas tranquilamente en tus fogones, nosotros entraremos sigilosamente para llevarnos incluso lo que estés cocinando en ese momento y no te darás ni cuenta! Somos realmente infalibles!!! 

Este mes el blog elegido mediante sorteo ha sido La cocina de Rebeca, lo hemos saqueado entre todo sin dejar una miga en su cocina. Nos hemos llevado este rico ceviche de corvina.


Veamos que tal nos fue sin antes dejaros un resumen de las temporadas anteriores:

Curry indio de pollo del blog La cocina de Estela
INGREDIENTES (para 4 personas):

- 200gr de corvina fresca
- 1/4 de cebolla morada
- 1/2 aguacate

Para la leche de tigre:

- zumo de 3 limas (70ml aproximadamente)
- jengibre fresco
- cilantro
- 1/2 vaso de leche de coco
- pizca de sal
- un poco de ají

ELABORACIÓN:


Lo más importante de este plato es la calidad del pescado, la corvina deber ser tan fresca como la que podéis ver en la imagen de abajo...


Pero si me lo permitís  queridos lectores, vamos a dejar  la carne a un lado y nos vamos a centrar en un hueso, su hueso. El enigmático hueso de corvina. Divagemos un poco y dejémonos llevar por el poder de La Mar:

La corvina, como la mayoría los peces, tiene una estructura ósea bien definida pero de características cartilaginosas. Sin embargo, la corvina tiene unas formaciones óseas en una determinada zona de su cuerpo con cierta singularidad.

Acaso no sabrás muy bien de qué os hablo en este momento, sin embargo estoy dispuesta de qué te envuelvas en la magia de este misterioso hueso.

El hueso de la corvina es una formación calcárea a la que tradicionalmente se le atribuyen  poderes mágicos. Los viejos marineros siempre atesoraban un par de ellos en sus bolsillos y nada más que la economía les daba tregua, lo engarzaban en oro con más o menos filigranas.


Se consideraba un amuleto capaz de guiar el rumbo de tu vida, ya fuera en el mar o en tierra firme. Se tiene constancia que esta creencia se remonta a la época Tartésica donde se han encontrados vestijios de estos huesecillos en yacimientos funerarios.

Más allá de esta creencia, estos huesos están alojados en la cabeza de la corvina formando parte del sistema auditivo del animal. Son duras, consistentes y bien definidas, nada que ver con el resto de estructura del animal.

Es un indicador fundamental del crecimiento del pescado al igual que los anillos de un árbol nos indican la edad del mismo.

Las corvinas viejas, las experimentadas por tantos kilómetros nadados acaban desarrollando un sentido especial de la orientación muy relacionado con el sistema auditivo. Quizás esta base científica es el origen de esta creencia mágica y poderosa en derredor de estos huesos.

Lo que hay de falso o de verdad en esta creencia lo desconozco, pero si la primera civilización de occidente, los Tartessos, ya creían en esta enigmática creencia no seré yo quien la contradiga. 

Y menos siendo Atlante y sealover...


Una vez puestos en situación vamos con la receta. comenzaremos haciendo la leche de tigre donde maceraremos el pescado. Para ello pondremos el cilantro, el zumo de lima y la leche de coco en un vaso batidor donde lo trituraremos todo. A continuación lo colaremos para eliminar los restos que no se hallan batido, de esta forma quedará una leche de tigre limpia y agradable al paladar. Una vez colada le añadiremos el ají (o guindilla seca) al gusto y una pizca de sal.


Continuaremos cortando el pescado en trozos grandes, nosotros lo preferimos así aunque si lo deseas puedes cortarlos más menudos. Finalmente meteremos el pescado en la preparación anterior junto con la cebolla morada cortada en finas tiras.



Lo dejaremos macerar durante unos 15 minutos aproximadamente en la nevera, ya que este plato hay que servirlo bien frío. Mientras, cortaremos el aguacate en dado un poco más pequeños que el pescado.


Terminaremos el plato añadiendo el aguacate  presentando todo junto con un poco de leche de tigre en el fondo del plato. Podremos poner un poco de cilantro fresco por encima.


Como veis el resultado es muy atractivo y apetecible. Lo esencial del plato es la calidad de la materia prima, por este motivo hemos hecho especial hincapié en que debe ser muy fresco.




Quien comparte su comida, no pasa solo la vida

27 comentarios

  1. No es que la receta no me haya gustado, al contrario ( menos el cilantro) me encanta el ceviche y el tuyo tiene un aspecto magnífico.
    Pero querida, la leyenda del hueso mágico me ha encantado y a la vez enamorado. Me confieso creyente de este tipo de objetos poderosos. Necesito un hueso de corvina, yaaaa.
    Felicidades y gracias por documentarnos.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rosalia querida. En mi casa nunca han faltado, mis padres siempre han tenido y he jugado con ellos desde siempre. Ya no se si por la creencia popular o por el simple hecho de que una familia de mar no puede dejar de tenerlos. Bss

      Eliminar
  2. Rico, rico que se ve este ceviche. Buen asalto . Muchos besos.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta la historia del hueso de corvina.
    El ceviche no me gusta y lo he intentado varias veces.Casi no cómo carne ni pescado,seguro que me pierdo cosas ricas ya que este plato tiene una pinta fabulosa.besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una historia muy curiosa, verdad? yo no suelo comer mucha carne, pero pescado si lo como bastante. bess

      Eliminar
  4. Wauuu... y con leche de coco. Esta la haré cuando venga mi hija que seguro le encanta.
    Felicidades por el asalto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. El ceviche creo que ha sido un gran robo y tiene una pinta divina. Un besote y feliz domingo!!

    ResponderEliminar
  6. Nunca he probado a hacer un ceviche, te ha quedado genial :)

    ResponderEliminar
  7. Muero de amor, me ha encantado la receta

    ResponderEliminar
  8. Me encanta. Adoro la corvina, es uno de mis pescados preferidos y en Madrid no lo tienen en todas las pescaderías, no te creas. Pero si lo pides sí que te lo traen siempre, y eso mola :)

    ResponderEliminar
  9. ¡Qué curioso lo del hueso de corvina! El ceviche me encanta, lástima que mi contrario no lo quier probar y no lo pueda hacer a menudo.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  10. Qué rica, me gusta mucho! Un asalto genial

    ResponderEliminar
  11. que pinta tiene esa corvina, desde luego todo un lujo preparar ese ceviche, perfecto asalto jefa, besos

    ResponderEliminar
  12. nunca he hecho corvina ni ceviche, pero vistos esos ingredientes ha sido amor a primera vista. Me chifla todo, me la guardo porque seguro que la voy a hacer, que pintaza por favor!
    besitos

    ResponderEliminar
  13. Delicioso ceviche jefa y preparado con tu gusto exquisito de siempre...y mira tu por donde que la historia de los huesos me ha retrotraido a la infancia cuando escuchaba a mi primo mayor (pescador apneista) que contaba lo de esos huesecillos aunque no tan lujosamente detallado como tu jejejejeje Un besito

    ResponderEliminar
  14. La pinta que tiene llama mucho la atención, tiene muy buena pinta, y eso que confieso que no soy muy amigo de los pescados "crudos" (incluyo el sushi).

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  15. Me encanta cómo has explicado la receta... hueso incluido. Me la guardo porque no he hecho nunca ningún ceviche y tu receta me parece asequible. Un beso

    ResponderEliminar
  16. La receta fantástica a pesar de que yo los ceviches no los como por lo de la alergia a la cebolla. Pero la historia del hueso me ha encantado! A ver si encuentro una corvina que esté bien de precio y me marco una receta y de paso me hago con un hueso para haceme un amuleto, que estas cosas nunca vienen mal! ;-)

    Un beso, hermosa!

    Blanca

    ResponderEliminar
  17. Platazo!! :O
    Se ve super fresco! Buen asalto!!

    Saludos,
    Clara & Isaura

    ResponderEliminar
  18. Me encanta la receta, el ceviche me gusta mucho y esa salsa la tengo que probar, anotada queda como pendiente. Buen choriceo.
    bess

    ResponderEliminar
  19. Dios!! Lo que me gusta a mi un ceviche!! Tiene una pinta espectacular! Besos

    ResponderEliminar
  20. Ahhh! y tengo que hacerme con un huesecito de esos!

    ResponderEliminar
  21. No tenía ni idea de esa historia del hueso de la corvina, justo el fin de semana pasado compre una corvina enorme para un encocado y la cabeza la tengo congelada, ahora leyéndote no te quede la menor duda que buscaré aquel hueso cuando haga un fondo con esa cabeza. Me ha pasado que los ceviches a muchos no les gusta, en mi caso los amo, al estilo que sea, peruano, colombiano, ecuatoriano, siempre me fascinarán y con cilantro mucho cilantro..., esa leche de tigre es pura delicia. Un asalto delicioso y fresquito!!!, que viva el ceviche de corvina!!
    besos

    ResponderEliminar
  22. ¡Qué curiosa la historia del hueso! No tenía ni idea...
    Ha sido un placer abrir mi cocina a esta banda de asaltadores. El ceviche te ha quedado estupendo.
    Mil gracias por participar :)

    ResponderEliminar

Gracias por dejarnos un comentario, tu opinión nos importa.


Síguenos en Instagram

© Azafranes y Canelas. Design by FCD.