Printfriendly

Pan sin amasado integral 100%


Ya os comentabámos hace algunos días que hacer pan está en Boga, eso es algo que todos tenemos claro. ¿O no te has vuelto loco buscando levadura en plena pandemia mundial?

Hacer pan lleva su tiempo y trabajo, no es tan sencillo y rápido como dicen; vamos, que el pan no se hace solo, tienes que estar ahí controlando tiempos, viendo la evolución y aprendiendo con cada nuevo pan que haces. Pero, si lo haces con ganas e ilusión este proceso te resultará divertido e incluso te sabrá a poco! Querrás seguir amasando, o no; porque hoy te traigo un pan sin amasado.

En todo nuestro divagar panarra hemos probado muchas variedades, como por ejemplo pan de espelta y trigo, o este pan de soda típico irlandés. 

Este Pan sin amasado 100% integral es tremendamente sencillo y con unos tiempos de levado que favorecen el sabor y la miga de la hogaza.

Veamos que tal nos salió.

INGREDIENTES:

- 500gr de harina de trigo integral
- 450 gr de agua
- 5 gr de levadura fresca
- 12 gr de sal

ELABORACIÓN:

Pondremos el agua en un recipiente y disolveremos los 5 gr de levadura fresca. Removiendo con una cuchara durante unos minutos conseguiremos que se diluya totalmente para después echarla sobre la harina.  Añadiremos la sal y mezclaremos bien con una mano. No es un amasado, es solo un proceso de mezcla e integración de todos los ingredientes.

Una vez integrado todo lo pasaremos a otro recipiente limpio y con un poco de aceite de oliva en el fondo, lo taparemos con film trasparente de cocina y lo meteremos en la nevera durante 12 horas. Durante ese tiempo la masa se habrá desarrollado y doblado su volumen. Podéis ver el resultado de este proceso en la imagen superior.

Como dice Ana, los tiempos de levados son relativos ya que cada masa se comporta de forma diferente, al fin y al cabo son seres vivos y, como tales, tienen su propia personalidad.

Transcurrido este primer levado lo volcaremos en la encimera y realizaremos una serie de plegados. Aplanaremos la masa suavemente hasta obtener un rectángulo. Llevamos los extremos al centro y nos quedará un rectángulo más alargado. Volvemos a llevar los extremos la centro y alargamos la masa con un leve movimiento  de arrastre. 

Lo pondremos en un molde alargado y lo volveremos a tapar con el film transparente. Lo devolveremos a la nevera durante 4 horas más.


La masa habrá crecido muchísimo dando forma a la hogaza final. Ya solo quedará meter el molde en el horno precalentado a 250ºC, lo dejamos 10 minutos a esa temperatura y la bajamos a 200ºC. Lo horneamos 30 minutos más y estará listo.

Estos tiempo son relativos, deberás ir vigilando el pan la primera vez que lo hagas. Lo que debes mantener es ese primer golpe da calor en el horno a 250ºC  para terminar el cocido del pan a 200ºC. 



Transcurrido este tiempo lo sacaremos del horno.Con mucho cuidado de no quemarnos sacaremos el pan del molde y lo dejaremos enfriar sobre una rejilla. Cuando esté bien frío lo podemos guardar en un lugar fresco y seco para que dure más. Si es en bolsa de papel o tela, mucho mejor.


Quien comparte su comida, no pasa solo la vida


Te recordamos nuestros perfiles en las redes sociales por si queréis un contacto instantáneo  con nosotros: FacebookTwiterInstagramPinterestGoogle +









1 comentario

  1. La técnica que has empleado es muy buena:Al hacer dobleces has activado el gluten importante para contener los alvéolos y luego los tiempos de levado que le has hecho sirvieron para desarrollar los hongos de la levadura.
    Toda receta con levadura requiere de paciencia.
    Cariños para ustedes

    ResponderEliminar

Gracias por dejarnos un comentario, tu opinión nos importa.


Síguenos en Instagram

© Azafranes y Canelas. Design by FCD.