Bombones rellenos de Chocolate : Peligro para amantes del dulce

La Navidad es una de las épocas más mágica del año. A todos nos invade la de alegría, el amor y los dulces. Concretamente los de chocolate son una parte importante de las celebraciones navideñas por lo que los bombones rellenos de chocolate son una deliciosa opción para compartir con amigos y familiares.

El secreto de los bombones rellenos

Algunos de los mejores chocolates del mundo son los chocolates suizos, belgas e italianos. Estos son conocidos por su sabor intenso y su textura suave y cremosa, lo que los hace perfectos para hacer todas las elaboraciones dulces que se nos ocurran. Aunque si eres una amante del chocolate, comerlo a trozos es un placer al que no debes renunciar nunca.

bombones rellenos de nutella

Nutella contra Nocilla

Otra opción para rellenar estos bombones es utilizar un nocilla o nutella, según sean tus preferencias. Pero, ¿Conoces la diferencias entre estas dos cremas de cacao?

La Nutella y la Nocilla son dos marcas de cremas de cacao y avellanas muy populares en todo el mundo. Aunque ambas son similares en muchos aspectos, hay algunas diferencias notables entre ellas.

En cuanto a la composición, una de las principales diferencias es que la Nocilla no contiene aceite de palma, mientras que la Nutella sí lo hace. Además, la Nocilla utiliza aceite de girasol alto oleico y manteca de cacao, lo que la hace más saludable que la Nutella, que contiene más grasas saturadas.

En cuanto al sabor, la Nutella tiene un sabor más intenso a avellanas, mientras que la Nocilla es más suave y dulce. En general, la elección entre ambas marcas depende del gusto personal de cada uno.

Otras recetas Navideñas de 10

Si te gusta cocinar las fechas navideñas son la mejor época del año, ya que puedes agasajar a tus invitados con tus platos estrella. A continuación te cuento algunas de las mejores opciones para hacer, no solo en Navidad, sino en cualquier época del año en la que queramos compartir la mesa con nuestros familiares y amigos.

Os explico cómo hacer bombones rellenos con la receta paso a paso para que no tengáis dudas en la elaboración. El éxito está garantizado.

Si tienes alguna duda, puedes preguntar lo que necesites dejando un comentario al final de la receta. También puedes contactar conmigo a través de Instagram, en mi perfil Zafranelas publico cada día cosas nuevas.

Bombones rellenos de Chocolate : Peligro para amantes del dulce

Dificultad: Intermedio Tiempo de preparación 25 minuto(s) Tiempo de descanso 6 hora Tiempo total 6 h 25 mins
Porciones: 8
Mejor temporada: Invierno

Ingredientes para hacer bombones rellenos

Ingredientes para el relleno

Ingredientes para el bombón

Cómo hacer bombones rellenos de Nutella

  1. Comenzaremos preparando el relleno de los bombones. Lo primero que deberemos hacer será trocear el chocolate y  fundirlo junto con la nata, lo podremos hacer al baño maría o en el microondas, siempre con cuidado de que nos se nos queme el chocolate.

  2. Una vez que el chocolate se funda lo mezclaremos con la nata hasta conseguir una mezcla homogénea y brillante. Meteremos la mezcla en la nevera durante unas 4 horas aproximadamente para que se solidifique y poder así manipularla con facilidad. Lo reservaremos.

  3. Llegados a este punto ya podemos dar forma a nuestros bombones. Puede elegir si atemperas el chocolate o no. No es estrictamente necesario, pero muy aconsejable ya que el resultado va a variar mucho.  No obstante primero te voy a explicar la versión abreviada y sencilla, si quieres tener "tu momento de atemperado" puedes ver como hacerlo al final de la receta.

  4. Derretiremos los 400 gr de chocolate al baño maría. Seguidamente dispondremos el molde de los bombones en una superficie plana y rellenaremos todos lo huecos con este chocolate fundido. Una vez hecho ésto daremos la vuelta al molde sobre una rejilla y dejaremos que caiga buena parte del contenido. Unos segundos serán suficientes.
     
    Meteremos el molde en la nevera de forma que el chocolate que ha quedado en el molde se solidifique. Dos horas serán suficientes.
  5. Ya solo quedará rellenar los moldes con la crema de chocolate que teníamos reservada. Los rellenaremos sin llegar hasta arriba para poder poner una nueva capa de chocolate por encima. Volveremos a introducir el molde en la nevera durante un par de horas más. 
     
    El resultado es el que veis en la imagen inferior, unos bombones de chocolate intenso con un corazón cremoso 💗
  6. Como os comentaba al principio, si quieres iniciarte en la aventura del atemperado de chocolate aquí te dejo algunas pautas para ello:
     
    El atemperado del chocolate es una técnica esencial para obtener unos resultados satisfactorios cuando trabajamos ciertas elaboraciones con chocolate de cobertura. 
     
    El chocolate contiene manteca de cacao (la grasa natural de la semilla de cacao), que tiene una estructura cristalina ya que las moléculas se disponen de forma ordenada. Al derretir el chocolate y volverlo a solidificar, si no lo hacemos de forma controlada los cristales de cacao se formarán de forma irregular por lo que la superficie del chocolate volverá a tener un aspecto mate y graso.
     
    El atemperado no es más que controlar la cristalización de la manteca de cacao, derritiendo el chocolate hasta una temperatura concreta, con un ligero enfriamiento posterior, para acabar con otro ligero calentamiento. De esta manera la manteca de cacao produce cristales uniformes y ordenados resultando un chocolate con un brillo superficial y con esa consistencia crujiente característicos.
     
    Los cristales inestables de la manteca de cacao funden a una temperatura ambiente entre los 15-28ºC, mientras que los cristales estables del cacao a partir de los 38ºC. Esto provoca que cuando el chocolate se enfría rápidamente formando cristales inestables, puesto que para la formación de cristales estables no ha habido tiempo suficiente de unir las moléculas de la manteca de cacao.
     
    Por este motivo es fundamental que sepas controlar el enfriamiento del chocolate manteniéndolo por debajo del punto de fusión de los cristales estables y por encima del punto de fusión de los cristales inestables.
     
    Teniendo en cuenta estas premisas, el proceso se ha llevado a cabo siguiendo la siguiente tabla de temperaturas, la cual es específica para cada tipo de chocolate:


    CHOCOLATE NEGRO:

    Fundido entre 50º-55ºC. Enfriado a 28º-29ºC. Atemperado a 31º-32ºC.


    CHOCOLATE CON LECHE:

    Fundido entre 40º-45ºC. Enfriado a 27º-28ºC. Atemperado a 29º-30ºC.

    CHOCOLATE BLANCO:

    Fundido entre 30º-35ºC. Enfriado a 26º-27ºC. Atemperado a 28º-29ºC.

  7. Sea cual sea la elección de cómo tratar el chocolate, el resultado va a ser un bombón cremoso y con un intenso sabor a chocolate. Y lo mejor de todo es que serán caseros y a tu gusto.
     

Palabras claves: dulces, chocolate, Navidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: ¡Lo siento! Este contenido está protegido, por eso no puedes copiarlo.