Lomo curado en casa. Receta paso a paso

Si te digo que puedes hacer tu propio lomo curado en casa probablemente me responderás que es materialmente imposible. Toma nota, porque hoy te cuento cómo hacerlo con receta paso a paso de una forma sencilla que no te va a dejar indiferente.

Es posible que pienses que es más fácil comprar una caña de lomo de más o menos calidad, pero caña de lomo, o lomo curado, al fin y al cabo. Pero hacerlo en casa no es lo mismo. Tiene tu esencia y está hecho a tu gusto.

Lomo curado casero

El corte es espectacular, puedes ver en las imágenes que el color es espectacular. La grasa infiltrada es un signo inconfundible del cerdo ibérico, por eso te recomiendo que no dudes en hacer esta receta con un lomo de cerdo ibérico de pura raza. Cochinos de bellotas, de los que criamos en mi bendita tierra.

Os explico cómo hacer lomo curado en casa con la receta paso a paso para que no tengáis problemas en la elaboración. El éxito está garantizado.

Los embutidos son los grandes protagonistas de mesas en restaurantes y en nuestras casa.

Si tienes alguna duda, puedes preguntar lo que necesites dejando un comentario al final de la receta. También puedes contactar conmigo a través de Instagram, en mi perfil Zafranelas publico cada día cosas nuevas.

Dificultad: Intermedio Tiempo de preparación 72 hora Tiempo total 72 h Porciones: 8 Mejor temporada: Invierno

Ingredientes para hacer lomo curado en casa

Cómo hacer lomo curado en casa

  1. Comenzaremos mezclando en un recipiente amplio el azúcar y la sal. Vamos a hacer esta mezcla previa para que sea homogénea, así garantizamos un curado previo de lomo perfecto.

    Una vez mezclado, elegiremos una bandeja o una fiambrera que se ajuste bien al tamaño del lomo para que quede bien cubierto. Pondremos una capa de mezcla de sal en la base como de un dedo de grosor. 

    curado
  2. Pondremos el lomo encima y cubriremos con el resto de la mezcla.  Debes tener en cuenta que la cantidad de mezcla de sal puede variar dependiendo del tamaño del recipiente elegido y del propio lomo. SI lo crees necesario puedes aumentar un poco las cantidades, este proceso no es una ciencia exacta añade un poco más de sal y de azúcar si ves que te quedas corto de cantidades.

     

  3. El siguiente paso será tapar el recipiente. Si no tiene tapadera puedes taparlo con film de cocina o papel de aluminio.  Mételo en la nevera durante 48 horas. Te recomiendo que lo hagas en la parte baja.

    Transcurrido este tiempo lo sacaremos y veremos que algo ha pasado con nuestro lomo.

    Buena parte de la sal/azúcar se habrá disuelto y el lomo habrá reducido un poco su tamaño. Es totalmente normal, era nuestro objetivo principal: hacer un curado previo antes de iniciar el curado definitivo del lomo.

    lomo cubierto de sal después del curado
  4. Como os decía, el lomo ha cambiado de aspecto. Se ha oscurecido bastante por lo que el proceso de curado se ha realizado bien.

    Sacaremos el lomo del recipiente y lo lavaremos bien bajo el grifo para eliminar todos los restos de sal/azúcar.  Seguidamente lo secaremos muy con papel de cocina. No debe quedar agua en la superficie.

    Pieza de carne una vez curada
  5. El siguiente paso será preparar las especias que van a servir para adobar la carne. En una bandeja, plato o similar mezclaremos el pimentón y el ajo en polvo. Es importante que quede todo bien mezclado. 

    Te recomiendo que hagas la  mezcla en un bol y luego la pases a un recipiente plano para poner el lomo. Pon el lomo encima de las especias y empieza a darle vueltas a la carne de forma que se le adhieran bien. Apriétalo con las manos para facilitar el proceso. Debe quedar bien cubierto de aliño.

    proceso de adobo de lomo
    Utiliza guantes de cocina si no quieres acabar con las manos rojas bermellón.
  6. Como ves, debe quedar bien cubierto del aliño. Nosotros hemos utilizado pimentón ahumado y ajo en polvo, pero puedes añadir cualquier otra que te guste. Unas hierbas provenzales pueden quedar muy bien; y si te gusta el toque picante puedes poner pimienta molida. 

     

  7. Primero envolveremos el lomo en papel de cocina, córtalo de dos en dos (o de tres en tres) para poder envolverlo bien. Un par de vueltas de papel será suficiente.

    Lo envolveremos a su vez con una venda de hilo. Una venda cualquiera que venden en la farmacia es perfecta. Compra una que sea ancha para envolver bien el lomo.

    Le daremos varias vueltas para que quede bien cubierto.

  8. Como ves en la imagen, debe quedar con la venda bien ajustada. A mi me da buen resultado ponerlo en una bandeja con rejilla en el fondo, de esta forma el lomo se airea por todos los lados. 

    Lo siguiente será meterlo en la nevera durante 3 semanas. Ponlo en la parte más baja de la envera, donde suele haber menos frío. La zona de verduras es ideal ya que suele ser la menos fría.

    lomo envuelto para el último proceso de curado
  9. Trascurridas las tres semanas lo desenvolveremos y lo tendremos listo para comer. Verás que se ha consumido aun más, quedando un lomo curado con mucho sabor. 

    Corta rodajas finitas y acompaña con pan tostado y tomate. Toda una delicia casera.

    presentación de lomo
Palabras claves: lomo, casero, adobado, curado, caña, embutido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!