Boniatos al horno o asados

En la receta de hoy vamos a ver como hacer unos boniatos al horno o asados. Si lo piensas bien, se trata de una receta muy sencilla en la que solo vas a necesitar un ingrediente, el boniato. Es puro sabor de otoño que te recuerda a los aromas del campo y de las hojas amarillas de los árboles.

La batata es un ingrediente fundamental en diferentes cocinas del mundo. Son una fuente de fibra muy importante, además de aportar potasio y vitaminas a nuestro organismo. Apto para intolerantes a la lactosa y al gluten.

Boniatos al horno o asados

Los boniatos tienen un sabor dulce muy reconocible por lo que podemos pensar que es poco sano y no apto para dietas de adelgazamiento. Sin embargo podemos a considerar a los boniatos como parte fundamental de una dieta mediterránea completa. Si ir más lejos, podemos decir que  un boniato de tamaño mediano tiene un gran valor nutricional, incluyendo proteínas, carbohidratos, fibra y nada de grasas. Es un alimento que aporta muy pocas calorías pero complementando a la perfección nuestra dieta diaria.

Truco infalible para cocinar Boniatos al horno o asados

Según mi experiencia, lo mejor es asar los boniatos a una temperatura moderada y con calor arriba y abajo. De esta forma el calor va penetrando poco a poco dentro de los boniatos y se caramelizar lentamente. Otro punto importante es el tiempo de cocinado ya que este es el segundo factor a tener en cuenta. Este tiempo va a variar según el tamaño del tubérculo, pero puedes tomar como referencia que una hora es el tiempo mínimo de horneado. Si no estás muy [email protected] del tiempo que debe emplear, te recomiendo que comiences con esta referencia: 1 hora de horneado a 180ºC. A partir de ahí puedes ir palpando los boniatos para ir comprobando el punto. Como último recurso puedes pincharlo con una brocheta para comprobar si están tiernos.

Boniatos al horno o asados

Usos de los boniatos

El boniato podemos considerarlo como una fuente de carbohidratos saludables, por lo que completar nuestra dieta con platos con boniato es una opción sana y perfeta para mantener nuestra salud fuerte como un roble.

Existen muchas formas de cocinar este tubérculo y no difiere mucho del uso que le damos a la patata. El boniato podemos cocinarlo frito, cocido o asado. Cualquiera de estas tres permiten conservar todo su sabor natural además de sus beneficios nutricionales.

Se puede comer tal cual, por ejemplo frito en forma de bastones a modo de sticks, o como parte de otra receta. En un pastel por ejemplo, o magdalenas. Es decir, las batatas o los boniatos son uno de los tubérculos más versátiles ya que se adapta perfecta mente a cualquier elaboración.

Os explico cómo hacer boniatos al horno o asados con la receta paso a paso para que no tengáis dudas en la elaboración. El éxito está garantizado.

Si tienes alguna duda, puedes preguntar lo que necesites dejando un comentario al final de la receta. También puedes contactar conmigo a través de Instagram, en mi perfil Zafranelas publico cada día cosas nuevas.

Dificultad: Principiante Tiempo de preparación 5 minuto(s) Tiempo de cocción 60 minuto(s) Tiempo de descanso 30 minuto(s) Tiempo total 1 h 35 mins Porciones: 4 Mejor temporada: Otoño

Ingredientes para hacer boniato al horno o asado

Cómo hacer boniato al horno o asado

  1. Comienza poniendo el horno a calentar a 180ºC con calor arriba y abajo

  2. Mientras el horno se calienta lava bien los boniatos bajo el grifo para eliminar cualquier resto de tierra del terreno.

  3. Cuando el horno haya llegado a su temperatura, mete los boniatos en el horno en una bandeja de hornear para no manchar la bandeja del mismo horno. Puedes ponerlos también sobre un papel de hornear, de esta forma cualquier fluido caerá sobre este papel.

  4. Sobre el tiempo de horneado, como os decía al principio de la receta va a ser necesarío un mínimo de 1 hora. Por ejemplo para estos  boniatos de unos 300 gr cada uno vas a necesitar una hora, si son un poquito más grandes puedes ir considerando aumentar el tiempo en 15 o 30 minutos para los más grandes de casi 1 kg.

    Si tienes boniatos de mayor tamaño debes tener en cuenta que vas a necesitar mucho más tiempo y corres el riesgo de que queden un poco secos por fuera. En ese caso te recomiendo que los envuelvas en papel de aluminio, de esta forma el vapor que se genera en el interior ayuda a que el tubérculo quede jugoso y bien cocinado.

  5. Transcurrido el tiempo de horneado necesario según los tamaños, abriremos el horno y tocaremos el boniato, se los notas blanditos y notas que se puede hundir el dedo si sigues apretando, estarán listos!

  6. Si tienes que cocinar boniatos de distintos tamaños no te preocupes, meteleos todos a la vez en el horno y los vas sacando a medida que se van haciendo. Primero saldrán los más pequeños dejando los grandes para el final.

    Y por último, si sacas un boniato y al partirlo por la mitad ves que está un poco duro, solo tienes que volver a unir las dos partes y envolverlo en papel de aluminio para terminar el horneado.

Archivar en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!